Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es sábado, 4 de diciembre de 2021

Enferman vecinos del barrio El Esterito por cárcamo de campo de golf

Malos olores, conjuntivitis, dermatitis y hasta muerte por problemas gastrointestinales, se deben al manejo inadecuado de las aguas residuales para su riego en “Puerta Cortés”, denunciaron a Diario El Independiente los colonos del antiguo barrio de la Capital del Estado. Acusan al hoy delegado del Gobierno Federal Víctor Castro Cosío de haber hecho un contrato a modo para la empresa cuando fue Alcalde de La Paz. Podrían entablar una demanda colectiva contra el Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOMSAPAS), como responsables constitucionales del manejo de estas aguas.

Enferman vecinos del barrio El Esterito por cárcamo de campo de golf

Fotogalería


La Paz, Baja California Sur.- Los vecinos del barrio El Esterito de La Paz, Baja California Sur (BCS), denunciaron afectaciones a su salud por el mal manejo del cárcamo ahí ubicado, que bombea aguas residuales para el campo de golf “El Cortés”, a 11 kilómetros de distancia.


El depósito está junto al parque de juegos “Francisco King Rondero” a 150 metros del malecón y bombea 50 litros por segundo de “agua residual cruda” a una planta de tratamiento, propiedad de la empresa “Puerta Cortés”, anteriormente “Costa Baja”.


Su problema constante es el olor penetrante a caño, señalaron los vecinos, sobre todo en verano con el calor; hace pocos meses, con trabajos en el cárcamo se solucionó el derrame de aguas negras por las calles de la colonia, tras 2 años de insistencia.


A consecuencia de ello, dijeron padecer olores de cabeza, irritación de los ojos, ronchas, problemas estomacales e incluso decesos a consecuencia de infecciones por tifoidea, de acuerdo a la asociación civil “Es Posible”.


Patricia Hernández, coordinadora de la asociación, señaló que han fungido como intermediarios entre vecinos y autoridades, para determinar posibles soluciones al problema; además, han solicitado todos los pormenores del caso mediante solicitudes de transparencia.


“No sabemos exactamente cuántos vecinos son afectados, pero son al menos 16 cuadras alrededor”, reconoció la coordinadora.


Expuso que mediante reuniones vecinales con la presencia de autoridades del Ayuntamiento de La Paz y sanitarias, han logrado mejores acuerdos para buscar solución al problema.


Consideró que el principal problema es un contrato “a modo” para la empresa, firmado en noviembre de 2005, en la administración del exalcalde Víctor Castro Cosío.


Todo indica que no existen lineamientos que la obliguen a dar mantenimiento a la infraestructura que utiliza para su complejo turístico.


“Tenemos una línea clara que es revisar el contrato, es muy laxo, para ver la cuestión de las obligaciones de la empresa con el cárcamo”, señaló la activista.


“Porque parte del contrato es obligación de darle mantenimiento y el manejo de desechos sólidos, como ellos gestionan el presupuesto, buscarlo”, agregó.


Por el momento, no hay fecha de solución para los malos olores que siguen envolviendo la colonia, pero señaló que hay líneas de acción para dar a conocer el problema y presionar al desarrollo turístico “Puerta Cortés” a cuidar sus procedimientos.


De no encontrar respuesta, señaló que los vecinos buscarán entablar una demanda colectiva contra el Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOMSAPAS), como responsables constitucionales del manejo de estas aguas.


“La última instancia, esperemos no llegar ahí, pero los vecinos están dispuestos a tomar el cárcamo”, agregó la activista.


  • “No podemos eliminar el problema, pero sí mitigarlo”: OOMSAPAS

En una reunión vecinal de pasado 13 de julio, el director de OOMSAPAS La Paz, Mario Ramón Gálvez Gámez, no pudo ofrecer una fecha para solucionar este conflicto.


Dijo que este problema no puede eliminarse “al 100 por ciento”, pero sí mitigarse con la instalación de sistemas de filtración adecuados para eliminar olores.


Señaló que la demanda es “justa” y debe atenderse, ya que el cárcamo opera al aire libre para evitar alta presión de gases generados por las aguas negras (ácido sulfhídrico), ya que en caso de cerrarse, podría generar una explosión “con cualquier chispa”.


Para eliminar estos gases y poder “tapar” los conductos de aguas negras, deben ser instalados filtros que se reducen a 2 opciones, señaló el director.


1.- Instalación de filtros biológicos, con un costo de 1.3 millones de pesos.

2.- Instalación de filtros de carbono, con un costo de 600 mil pesos más instalación y cambio de repuestos cada 3 meses.


Actualmente no hay un presupuesto que contemple esta inversión, reconoció Gálvez Gámez, pero hizo un compromiso de buscar la programación para el ejercicio 2020.


Reconoció que al menos se cobran 170 mil pesos al mes (un peso por metro cúbico), por la venta de aguas residuales a la empresa “Puerta Cortés”, dueña del campo de golf.


“Creo que es precio justo, ellos se llevan porquería o sea entiéndanme un poquito, también no es una cuestión injusta para que no se trate de manera injusta a la empresa (sic)”, señaló el director.


“Es el beneficio, captar un recurso por venta de aguas negras”, agregó.


Señaló que todo se invierte en el gasto operativo “que nunca es suficiente”, del organismo, como pago de nómina, combustible, insumos, reparación de equipos y máquinas, redes de alcantarillado y atención a derrames o fugas de agua negra o potable.


“Los recursos del SAPA nunca han sido suficientes, tenemos insuficiencia, es independiente pero todo tiene que ver con dineros porque para llevar acciones, para resolver esto, no hay de otra”, señaló el director.


Por lo menos 20 mil usuarios descargan agua residual en el cárcamo del Esterito, pero señaló que con las recientes mejoras, se han eliminado los derrames.


Señaló el director de OOMSAPAS La Paz que, mediante un escrito dirigido a la empresa “Puerta Cortés”, ha solicitado conocer su programa de mantenimiento para el cárcamo, sin éxito.


“Faltaban anexos al contrato [de compra-venta de aguas negras], anexos de obras […] es un contrato de promesa de venta, no de concesión del cárcamo”, señaló.


“Es un comodato para que lo opere la empresa, no tengo los anexos [de compromisos]”, reconoció Gálvez Gámez. 


  • Regidores se comprometieron a buscar recursos para solucionar el problema

Por su parte, José María Avilés, regidor del XVI Ayuntamiento de La Paz propuso 3 diferentes acciones para solucionar el problema.


Dijo importante tener contacto con el presidente municipal, Rubén Muñoz Álvarez para revisar el contrato y sus alcances, así como facultades para modificarlo.


También revisar las responsabilidades de mantenimiento de “Puerta Cortés” y los medios para exigir que se cumplan adecuadamente.


Además, señaló que con el alcalde se debe revisar el presupuesto para los filtros anteriormente mencionados, como presidente del Ayuntamiento y de la Junta de Gobierno del OOMSAPAS.


“Las necesidades técnicas y recursos para los filtros, que vendrían a aminorar la volatilidad de las aguas, si están al aire libre es porque no tienen filtro y no se pueden tapar”, señaló.


“Que podamos ver nosotros qué podemos ‘pellizcar’ del presupuesto actual e ir revisando el presupuesto 2020, que ya se tiene que empezar a trabajar”, agregó.


También estuvieron presentes los regidores Pavel Castro Ríos y David Castillo Duarte, en la reunión vecinal del 13 de julio de 2019, para ofrecer apoyo a los vecinos.


  • Conformará Coepris expediente de ciudadanos enfermos por el cárcamo

Al menos 4 denuncias por afectaciones reconoció la titular de la Comisión Estatal para la Prevención contra Riesgos Sanitarios (Coepris), Blanca Pulido Medrano.


Como representante de la Secretaría de Salud (SSa), recalcó que los empresarios han tenido actitudes nocivas para los habitantes del Esterito.


“El dueño del área alegaba que le llegaba mayor cantidad de agua de la acordada, un volumen más grande y por lo tanto la persona le cerraba a la llave y se desbordaba hacia arriba”, reconoció.


Expuso que con la instalación de una bomba y la ampliación del cárcamo, se logró detener el derrame y no se tiene documentado alguno desde abril de 2019.


“Se solucionó porque lo estoy midiendo todos los días. Tengo un líder de agua que le pedimos que pase todos los días, un recorrido para ver si hay derrame”, aclaró.


Señaló que es importante para su salud que los ciudadanos que no tienen conexión a la red de alcantarillado, eviten arrojar sus desperdicios al canal Francisco King Rondero.


“Hay derrames caseros, donde la misma gente que tiene donde hace sus lavados y esto, ahí desecha. Espero que nos reporten cuando haya una situación”, expuso.


A quienes han padecido enfermedades los invitó a documentar los casos ante la SSa, para una atención inmediata por parte de Coepris.


“La mayoría de los cárcamos donde tienen manejo biológico no ocasionan problemas de salud, pero problemas conjuntivales y dermatológicos, sería lógico que algo falla”, expuso.


Coepris determinó que no puede intervenir en contratos con terceros, pero recalcó la facultad de OOMSAPAS de revisar y hacer cumplir el mantenimiento y cuidado del cárcamo.


“En la piel ya hay infecciones […] este señor, de nombre Don Pancho está enfermo por el cárcamo y su señora falleció hace 2 años por tifoidea a consecuencia de este asunto”, señaló uno de los vecinos a la doctora Blanca Pulido Medrano.


“Bombas adentro del agua no había, era una peste y no había nada. Luego arreglaron”, expuso el vecino.


Señalaron otros vecinos que 18 trabajadores de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (BCS), también han presentado problemas de bronquios y de parásitos.


“Nos la pasamos todo el año tomando 3 veces al año antiparásitos, con problemas de bronquios y todo lo que significa, el doctor Ovalle tiene los expedientes”, agregó uno de los presentes.


Por ello la comisionada se comprometió a realizar una medición microbiológica en el cárcamo, para determinar cualquier posible riesgo a la salud.


  • El campo de golf

De acuerdo a “El Cortés Golf Club”, este es el único campo Gary Player Signature en México y tiene como principal atractivo su contraste de verdes con el desierto, la vegetación y el mar.


En el argot del golf, se considera un campo “par 72”, el cual es el número estipulado de golpes en el cual se ha de jugar un determinado recorrido de 18 hoyos.


A lo largo de sus 7 mil 082 yardas, unos 6.5 kilómetros aproximadamente, ofrece panorámicas de calidad internacional para  los visitantes al Mar de Cortés.


Tiene campo de tiro, green de práctica, juego corto y una “Scenic Halfway House” entre los hoyos 6 y 14.


Señala la empresa que este campo de golf cuenta con sistemas de riego y fertilización eficientes, que utilizan “agua reciclada” con impacto mínimo en el medio ambiente; además, el pasto se regenera in situ, y aseguran que las plantas endémicas están integradas a su proyecto panorámico.