Noticias de BCS, México y el mundo.

Pese a petición sindical, Raúl Cota se queda en CEMA

martes 18 junio 2019 | Por: Alinne Mekler Aguilera | La Paz Pese a petición sindical, Raúl Cota se queda en CEMA

No es la primera vez que el director del centro es señalado por actitudes fuera de lugar, pues incluso al principio de su administración prohibió la entrada de familiares al edifico pese a no tener sitio donde esperar a sus hijos

La Paz, Baja California Sur.- Esta mañana el Sindicato de Burócratas envió un documento al alcalde del XVI Ayuntamiento de La Paz, Rubén Muñoz Álvarez, retirar del cargo a Raúl Cota director del Centro Municipal de las Artes (CEMA) quien hasta hace pocos meses asumió el cargo, donde el edil reiteró que el problema fue solucionado y por lo tanto se queda.


Desde hace algunas semanas se había venido comentando al interior del Instituto Municipal de Cultura sobre la actitud y el trato que Raúl Cota ofrecía a los trabajadores sindicalizados del CEMA, donde al parecer la subdirectora del centro Guadalupe Acevedo al parecer también recurrió a tratos poco dignos o adecuados sobre quienes llevan años trabajando en dicho lugar. 


"Creo que había un problema de comunicación, pero como todas las cosas se resolvió dialogando, el secretario general fue a dialogar con los trabajadores en presencia del sindicato, afortunadamente tenemos un sindicato muy responsable de su tarea y pudieron subsanarse las diferencias que había con el personal", comentó el alcalde en conferencia de prensa.


Muñóz Álavarez dijo estar interesado en tener y conservar una relación de absoluto respeto y disposición por parte de todos los trabajadores municipales, por lo cual se espera que los sindicalizados puedan recibir el trato laboral digno que siempre recibieron de la anterior administración.


No es la primera vez que saltan los señalamientos con el director del CEMA, pues al inicio de su administración en el centro cerró las puertas de todo el edificio donde sólo permitía la entrada a los beneficiarios, dejando a familiares a la intemperie a pesar de que afuera no existen bancas ni sombras donde esperar a los niños durante las clases.