Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es domingo, 25 de septiembre de 2022

Gran tribuna

• Ayer se dio aquí anfitriona espléndida para un Mexicano de valor • La ausencia de los compañeros periodistas duele en el alma. Hoy recordaré a Adolfo Lucero • Conversaciones con el diablo


Para un académico, recibir un reconocimiento de sus pares es la mayor distinción a la que se puede aspirar.

 

Arranque contundente de un discurso que cruzará los linderos de la historia de este estado, dicho por uno de los mexicanos más trascendentes. El doctor Juan Ramón de la Fuente quien a las once de la mañana de este martes en el seno del Honorable Consejo General Universitario (H. CGU)recibió el doctorado Honoris Causa de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), por su prolífica labor en el campo de la medicina y la salud pública; así como por su reconocida trayectoria en el sector público y su liderazgo.

 

Este ilustre mexicano vestido de guayabera, con semblante alegre, estuvo flanqueado por Gustavo Cruz Chávez, Rector de la UABCS y presidente del CGU; así como por el Secretario General de la institución Rafael de Luna de la Peña.

 

Todo empezó con una recepción con afecto encabezada por la primera dama del estado Gabriela Velázquez de Mendoza, vestida con un traje verde claro, elegante y sonriente. Los hombres de gobierno: Álvaro de La Peña, Víctor Castro, representando al gobierno federal, el alcalde de La Paz Rubén Muñoz Álvarez. El anfitrión Gustavo Rafael Cruz Chávez.

 

Un discreto presidium de tres. Y un ambiente de solemnidad. Un público expectante. Y el rostro alegre, escudriñador del doctor ex rector. Ex aspirante presidencial. Y ahora voz de lujo en los foros internacionales.

 

El breve protocolo de medalla y documento. Y un mensaje. Este último rompió esquemas. Más que la cátedra fue un legado. Hablo con razón. Llamo a la unidad a los mexicanos, defendió una propuesta. Y adelantó esbozos de políticas públicas a futuro para las Universidades. Una defensa a cal y canto de la diversidad, la pluralidad. Y la libertad al disenso.

 

Acepto sentirse muy comprometido con la casa de estudios sudcaliforniana, a la que se suma en calidad de profesor honorífico; además de genuinamente agradecido por saber que en la media península tiene un espacio como un universitario más.

 

“Desde esta trinchera, que es formidable y única, podemos seguir tratando de aportarle a nuestro país, opciones, soluciones, reflexiones y alternativas en los diversos ámbitos del quehacer público y privado; formado a las mujeres y a los hombres que el México del mañana requiere”.

 

También admitió que este reconocimiento tiene significados adicionales, pues llega a la UABCS en un momento particularmente significativo, cuando está por concluir la gestión del Rector Gustavo Cruz Chávez.Y reconoció el liderazgo, la determinación y la visión para hacer posible que la Universidad Autónoma de Baja California Sur superara distintas adversidades y entregue, en unos poco días más, buenas cuentas a su universidad, a su sociedad, a su familia y a su conciencia.

 

Hizo hincapié en la importancia de siempre ver para adelante, sin olvidar la identidad; de tener capacidad para la crítica y para la autocrítica, y formarnos todos en ambientes de libertad y tolerancia, respetando lo más valioso de una sociedad democrática, que es la diversidad.

 

“Cuenten conmigo en las medidas de mis posibilidades. Estoy seguro que transitaremos por una jornada exitosa. Así tiene que ser el destino de esta casa de estudios. Alcanzar cada vez mayores logros académicos y sociales en beneficio de la sociedad que es a la que los universitarios nos debemos, pues es la que nos auspicia y es quien debemos entregarle buenas cuentas”.

 

A su vez y antes de concluir la ceremonia en un breve mensaje el Rector Gustavo Cruz dijo del doctor de la Fuente.

 

“Existen figuras que son ejemplo e inspiración. A este selecto grupo debemos sumar al Dr. Juan Ramón de la Fuente, cuyos méritos profesionales y humanos lo han llevado a ocupar altos encargos en la vida pública del país”, mencionó el Dr. Cruz Chávez después de colocar la investidura al ex Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Refirió que siendo la UNAM una de las universidades de más difícil conducción a nivel global, por su tamaño físico y por su dimensión espiritual, es importante recordar que el personaje en cuestión llegó a la rectoría en un periodo muy complejo de crisis.

 

Sin embargo, subrayó que su inteligencia, su visión y su carácter se pusieron al servicio de una universidad que durante su gestión sería reconocida como lo que siempre ha sido: patrimonio de México y de la humanidad.

 

Con el doctor de La Fuente a lo largo de su historia la Uabcs ha entregado otros dos doctorados Honoris Causa. Uno al doctor Miguel León Portilla. Y a Ángel Cesar Mendoza Aramburo. Dos destacados mexicanos.

 

De este último. Y fundador de la UABCS se le una frase en ese mismo recinto. “ de Universidad es garantizar la libertad dentro del orden y la justicia; es garantizar la justicia dentro de los marcos de la libertad.

 

Concluye esta ceremonia para la historia. Vemos a ex Rectores. Esta ahí Rodrigo Guerrero Rivas, Jesus Druck. Destaca el ex gobernador Guillermo Mercado Romero, saludando al Embajador.

 

Me acerco al doctor y En el saludo cordial que me obsequió me confió. Es un honor estar sentado en la poltrona de la ONU. Una sensación especial que obliga echarse hacia adelante por México. Sin doblarse.

 

Tiene razón. Voy caminando hacia el campus y en mis oídos, está ese himno. El de mi universidad.

 

·         La ausencia de los compañeros periodistas duele en el alma. Hoy recordaré a Adolfo Lucero

Adolfo Lucero Murillo, fue más que mi amigo, mi hermano. Y nos hermanamos hace más de 30 años en un accidente aéreo, a diez mil pies de altura. Abajo el km 35 en la virgencita. Y la ruta era La Paz¬. A la pista santa María en Santa Rosalía. Era un diciembre, y día 22 si bien recuerdo. El año ya no lo pude atrapar. Y arriba de un bimotor después de 20 minutos de despegue el capitán Julio Morales, nos avisa. “tenemos problemas” Y son graves, le añadió, con un tono muy serio, casi asustado. Y eso hizo que todos los viajeros nos viéramos entre sí. Un choque emocional, temor. E incertidumbre. Estupor. Y más cuando la nave empezó a vibrar. Y a emitir sonidos raros. Y otra vez el capitán nos habla: miren se trata de esto: el tren de aterrizaje se trabó. No sube ni baja. Y el avión no puede ganar altura. No podemos volar así. Además el motor va fallando. No está funcionando bien el sistema de combustible. Y es grave. Sentencio.

 

Y después de eso, pa acabarla de amolar, el avión da un feo bajón. Me entra un temblaron. Y por la espalda me corre un sudorcito. Estoy asustado. Pienso en mi bebé recién nacida Francis. En Ely, en mis padres. En mis sueños. Pienso en todo. Y ahí voy sumergido, en mis pensamientos cuando otra vez la voz del capitán Julio, me retorna a la realidad. Y le escucho “Voy a intentar el retorno al aeropuerto. Y si llegamos, vamos a desplomar el avión en una pista alterna. Pero antes vamos a tirar todo el combustible.

 

Lo bueno es que lleguemos. Otra vez sentencia, el capitán. Al fondo, abrazado como siempre de su cámara un Adolfo Lucero Murillo, me mira. Y sonríe. Y no aguanta. Y me grita ¡Bombeyele ¡ ¡Bombeyele ¡ ¡Bombeyele ¡ ándele licenciado ¡Bombeyele ¡ ¡Bombeyele ¡ y ahí se rompe el hielo. Se parte el turrón. Y soltamos toda la carcajada. Y entonces me pongo la careta de bufón, de payaso. Y empiezo a jugar al entrevistador. Con mi grabadora prendida empiezo a entrevistar a todos. A Oscar López Arvizu, le suelto una pregunta. La respuesta me la guardo para la eternidad.

 

A los demás pasajeros les interrogo. Va con nosotros también Antonio Manríquez con cara de asustado. Y el hábil piloto como puede hace las maniobras para el regreso. Y lo logra. Y arriba del aeropuerto cuarenta largos minutos, aventando combustible. Minutos que se nos hacen eternos. Y ahí vamos hacia la pista, llena de espuma, cama blanca, donde la panza de la nave, se desploma. Y después de un corto arrastre y seguidos de ambulancias y bomberos paramos. Se abren las puertas. Y córranle… Corrimos. Y atrás de nosotros, Adolfo y su inseparable cámara. Gritándome, ¡Bombeyele ¡ ¡Bombeyele ¡Adiós amigo. Te extraño. Te estimo. Y te doy gracias por todo tu apoyo. Y allá espérame, no me tardo. Y en este tercer año de ausencia se te recuerda con cariño.

 

·         Conversaciones con el diablo

Analizar la propuesta relativa al proyecto de la nueva Ley General de Seguridad Vial, fue uno de los objetivos alcanzados durante el ¨Encuentro Nacional de Diputadas y Diputados locales por la movilidad¨ a la que asistieron legisladores del Estado, informó la Diputada Milena Quiroga Romero, Presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política en el Congreso de Baja California Sur, al señalar que de ser ésta nueva normatividad aprobada por el Congreso de la Unión se generarían diversas obligaciones a cargo de los congresos locales, entre las que destacan la relativa a adecuar, armonizar y alinear sus legislaciones con ese ordenamiento.

 

Quiroga Romero, enfatizo el interés de los legisladores de Baja California Sur en que la creación de la Ley General de Seguridad Vial busca establecer la concurrencia entre la Federación, los Estados y los Municipios para prevenir y reducir al máximo las lesiones, discapacidades y muertes ocasionadas por accidentes de tránsito...Y con esto nos despedimos no olviden hagan el bien y sean felices.