Noticias de BCS, México y el mundo.

Gran tribuna - miércoles 01 mayo 2019


• Comparto hoy uno de mis trabajos literarios que merecieron una distinción estatal • Es la historia de un hombre afectado por la perversidad y los tiempos de este estado • Conversaciones con el diablo

En las calles de 16 de septiembre y General desconocido, está ubicado un estanquilo donde se vende el mejor café. Su dueño es Juan Malagamba. Un hombre que arrastra una historia con matices de sorpresas, emociones. Y de bajas pasiones. Vamos leyendo un trozo de ella.

 

!Salud! me dijo mi jefe Ramón Xiraud. Y me extendió una copa. "Bebamos por los éxitos del mejor Banco."

 

Bebimos. La champaña. Un sabor agradable, fresco que se anida en la garganta e irradia ese sabor frutal inconfundible:Don Perignon. Obvio.

 

Después de paladear ese elixir de los dioses le contesto a mi jefe "gracias don Ramón por su confianza, por su apoyo y por este bono que hoy me ha entregado, al término de este año de trabajo en este banco; gracias."

 

No agradezcas Juan. Te lo mereces.

 

Se une al brindis Rebeca esposa de Juan. Un portento de mujer. Rubia, escultura con vida. Y muy sensual

 

¿porque brindamos?

Musita al oído de Juan. Y este le contesta: por ti. Por la Navidad. Por mi Gerencia en Banpeso. Y se rellenan las copas. Y otra vez Salud!

 

Después del brindis vino la cena. Un menú

 

Compuesto de filete mignon con champiñones, crema de abulones. Y ensalada a la caparroso. Y todo reforzado con vinos de la Casa Madero cosecha de 1969. Antes del banquete Xiraud, gerente regional de Banpeso dijo su discurso" gracias a ustedes Banpeso se colocó ya en el primer lugar en el noroeste del país." Y eso tiene su premio. Hoy entregó una decena de centenarios a todos los ejecutivos. Y nombro en este momento a Rebeca Fernández Gerenta Regional en Chapalita. Una excelente plaza. Para una extraordinaria mujer.

 

Cuando Juan escucho el anuncio se le atraganto el pedazo de carne. No creía lo que oía ¿mi esposa qué? Voltea a ver a Rebeca. Y esta con la emoción cuajada en su hermoso rostro no deja de sonreírle a quien ha hecho el anuncio, el carismático Ramon Xiraud. Un banquero de prestigio en este país.

 

De pronto Rebeca pensando que no la ve su esposo le avienta un apasionado beso a Xiraud. Y este de inmediato lo responde.

 

Juan ya no pudo cenar. Su platillo quedo casi completo. Los celos, lo cegaron. Dolor de cabeza. Y por dentro, un agudo dolor en el alma.

 

Con nueve meses de casado con Rebeca. Y compañeros muy cercanos durante cinco años, habían integrado un hogar que era la envidia de todos.

 

Al avanzar la fiesta, empieza la música. Amenizan los legendarios Freddy's. Juan se pone de pie y se dirige hacia la mesa donde está su amada esposa. No avanza mucho cuando Rebeca va hacia la mesa de honor y saca a bailar a su jefe Xiraud.

 

¿Quién me la robó? Canta el grupo. Y después " Déjenme llorar" y en el centro de la pista Rebeca abraza fuerte a su bailador.

 

Juan sale del salón, con la música en sus oídos que le taladran empieza a caminar. Y cuando menos acuerda ya va conduciendo su coche hacia casa.

 

Duerme con dificultad, y a las tres de la mañana llega su esposa que con señas etílicas y de haber tenido sexo. Y además, le regaña. "Que grosero eres con Ramón. No te despediste. - no creí necesario. Lo vi muy atendido por ti. Y creo que después de la fiesta, le distes su postre¿ verdad?

No, quiero Juan, caer en vulgaridades. Respeta mi integridad de mujer. No me ofendas. ¿ estamos?

 

Juan ya no respondió. Se sumerge en sueños. Y a las siete de la mañana, despierta y encuentra un escueto mensaje. "Hasta nunca. Lo Nuestro, murió. Te mando después documentos del divorcio. Me quedo con la casa. Y el carro. Adiós.

 

Una nube negra, se desliza por sus ojos. Cree que es una broma. Pero no lo es. A las ocho sale vestido con elegancia hacia el Banco. El responsable de seguridad, no lo deja entrar. Está despedido. El mismo agente le extiende un sobre cerrado. Era su finiquito.

 

·         Es la historia de un hombre afectado por la perversidad y los tiempos de este Estado

Buena liquidación ¿Pero a que costo? Tenía razón, Xiraud se había llevado toda su vida.

 

Ese 28 de diciembre, día de los inocentes, empezó el calvario de Juan. Para Marzo del otro año llego el mejor abogado de la comarca. Y lo desalojo de su casa. Y embargaron el coche. Comprando autoridades judiciales y con un cúmulo de chicanadas, lo botaron a la calle. Y todavía no firmaba el divorcio.

 

Para Junio, recibe una oportunidad de empleo en la Secretaria de Hacienda. En el ares fiscal. Cuando se entera Xiraud allá en Chapalita, lo corren. Y otra vez a patear botes.

 

Para el 24 de septiembre cumpleaños de Rebeca, pretenden casarse. Xiraud con veinte años mayor que Rebeca, había caído en sus redes de araña violinista. Ya le había robado su voluntad. Lo convenció dejar a su esposa, tres hijos. Y una posición social, para casarse con ella.

 

Rebeca y Xiraud temían que Juan Malagamba, se negara al divorcio, por tanta maldad y persecución que le habían aplicado. Pero extraño, muy extraño, pensaba diferente. Y así se lo dijo al abogado. " Dígales que el 24 ahí estaré para la firma. Y no pediré nada.

 

Y no hay plazo que no se cumpla. Y llego el día señalado. Ramón y Rebeca venían al divorcio, El avión de aero Calisureña, salió de Chapalita a las seis de la mañana. Habría una escala en Tres Rios, la ciudad cañera.

 

A las siete y veinte minutos el Capitán recibió la orden de elevarse otra vez y retornar a Chapalita. La espesa neblina no permitía la visibilidad necesaria.

 

Orden acatada. Sin embargo el destino es burlón. Al elevar la nave pega con una antena instalada en el cerro. Y ahí, la tragedia. Rebeca, la hermosa mujer quedó hecha trizas. Y Ramón, igual. Y otras 69 VIDAS, entre ellas varios niños, ahí quedaron.

 

Cuando Juan se enteró, sufre un shoc. La noticia fue el estallido de una granada en su cabeza.

Se refugió en la bebida. A finales de año le hicieron entrega, otra vez de su casa, su carro, una fortuna que acumuló Rebeca. Una riqueza que dilapidó pronto. Y fue a finales del 2005 cuando alcoholicos anónimos lo rescataron. Y le ayudaron a instalar este rico café de grano. Aquí, yo Juan Malagamba, me tomo mi rico café. Y solo por hoy navego en mi sobriedad.

 

Mi taza de café tiene una leyenda que dice: "quien pierde paga" Pásenle a su café

 

Este es un hecho real. Solo cambie sus nombres y razones sociales. El abogado que despojo a Juan, también ya murió.

 

·         Conversaciones con el diablo

Duele mucho que se cierre una fuente de empleo como lo es Televisión Azteca. Se va. Pero más duele las pobre liquidaciónes que se les dan a quienes contribuyeron con su esfuerzo a la consolidación de esa empresa que se va...

 

Condenable el acto represivo en la alcaldía de Los Cabos. Un grupo de ciudadanos vieron vulnerados en sus derechos humanos. La condena de este hecho es unánime. Y se espera la respuesta de las autoridades para el castigo de los responsables...

 

Ayer murió un hombre bueno. Me refiero al señor Marti Abaroa. No tuve el gusto de conocerlo. Me perdí de mucho, porque lo que he leído me da la idea de que era un hombre bueno. Uno de sus amigos Alfredo Ruiz Ochoa dijo en las redes Más que una excelente voz para el canto, fue un extraordinario promotor cultural, amigo, trabajador incansable de ISSSTE siempre involucrado en favor de toda iniciativa para la gente mayor y la niñez sudcaliforniana, muere precisamente en esta fecha cuando nos volcamos a celebrar a las niñas y niños, en exaltar la vida. Deja un legado de motivación y amor por el arte y la cultura pero sobre todo, por su alto valor en el que ponderaba la amistad. Lo estrañará su familia, igualmente toda la Familia ISSSTE. QEPD.....

 

Y con esto nos despedimos no olviden hagan el bien y sean felices.