Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 03 abril 2019


• Alberto Rentería confrontado con Víctor Castro y Leonel Cota agudiza diferencias internas en Morena • El dirigente de Morena cuestiona la adquisición de vehículo blindado de la alcaldesa morenista de Los Cabos Armida Castro • En Morena están fracturados, confrontados entre sí y con resultados nada halagüeños por lo realizado hasta ahora que puede generar una enorme decepción y un desencanto tal que se verá reflejado en el resultado electoral del 2021

Las declaraciones vertidas en conferencia de prensa este lunes por el dirigente estatal de Morena en la entidad, Alberto Rentería Santana contra la alcaldesa de Los Cabos, por asumir actitudes que contradicen francamente las medidas de austeridad ordenadas por su jefe político el presidente de México Andrés Manuel López Obrador y por otra parte la toma de posesión del responsable de Conapesca en la entidad, dejan en claro las fuertes diferencias que existen entre la dirigencia morenista y los líderes políticos Víctor Castro Cosío y Leonel Cota Montaño.

 

Está claro que las expresiones de Rentería Santana evidencian una fuerte división al interior de la clase política que conforma ahora Morena en la media península con los fuertes cuestionamientos del presidente de este partido a la alcaldesa de Los Cabos, hasta ahora morenista, Armida Castro por la polémica decisión de adquirir un vehículo blindado para desplazarse por su municipio.

 

Armida Castro pertenece al grupo político que encabeza Leonel Cota Montaño quien tiene como secretaria general de ese ayuntamiento precisamente a su hermana Rosa Delia Cota Montaño, por lo que las expresiones de Rentería Santana, son un claro enfrentamiento a lo que queda y representa el llamado “leonelismo” actualmente en el municipio de Los Cabos.

 

De igual manera y por otra parte, el nombramiento del exregidor José Oscar Martínez Burgos, integrante del sindicato de gastronómicos, que todavía dirige el propio presidente de Morena, como titular en la entidad de los programas de Conapesca en la entidad, que este lunes tomó protesta y que tuvo como testigo a la también súper cuestionada senadora Lucía Trasviña, es otro ejemplo de la confrontación cada vez más álgida de Rentería Santana también con Castro Cosío, quien según trascendió, ni siquiera estaba enterado de que este nombramiento se registraría como finalmente sucedió.

 

Estas diferencias cada vez más obvias y cada vez más marcadas entre los liderazgos de Víctor Castro, Leonel Cota y Rentería Santana, se suman a la serie de pifias que han cometido los alcaldes morenistas de Los Cabos, Comondú y no se diga en La Paz a los que seguramente podrían sumarse el actuar de algún diputado local.

 

Apenas medio año hace que las alcaldías y diputaciones locales tomaron posesión en sus cargos luego de la arrolladora victoria electoral morenista de julio pasado y la marcada implosión que existe entre estos actores políticos, se torna literalmente irreconciliable lo que seguramente tendrá sus efectos negativos en próximos procesos electorales.

 

Vaya, que se cite a una conferencia de prensa por el dirigente de un partido como Morena para desacreditar y desaprobar las acciones de una alcaldesa de sus propias filas, demuestra claramente que el partido va por un -lado y que los alcaldes y en este caso concreto la alcaldesa Armida Castro, van por su lado sin considerar para nada los lineamientos e instrucciones del organismo político al que aún dicen pertenecer.

 

Fracturados, confrontados entre sí y con resultados nada halagüeños con lo realizado hasta ahora que se suma a la drástica reducción de las expectativas de crecimiento económico nacional que se espera para este año (el gobierno de López Obrador ya reconoció que siempre no será el cuatro por ciento sino el dos por ciento de crecimiento económico anual), puede generar una enorme decepción y un desencanto tal que seguramente se verá reflejado en el resultado electoral del 2021.

 

El balance hasta ahora no es el ofrecido por Morena a los ciudadanos que aún esperan más pruebas de “honestidad valiente”, de acciones efectivas en el mejoramiento de los diversos servicios públicos y por supuesto más congruencia entre el decir y el hacer.

 

A estas alturas los potenciales electores sudcalifornianos ya advierten que los morenistas de hoy, corren el riesgo de ser envueltos en un paquete cuya etiqueta imborrable diga que “son más de lo mismo”.

 

¿no le parece así?

 

Usted tiene la palabra amable lector.