Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - lunes 04 marzo 2019


Ahora Sí López Obrador fue concreto y contundente, “NO a la minería de oro” El presidente reconoció las gestiones del gobernador Carlos Mendoza y ofreció trabajar sin pleito y en plena coordinación ente el gobierno federal y estatal A taxistas AMLO les pidió que le esperen para hablar al respecto en otra ocasión

 


Definitivamente la esperada visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la entidad, cumplió las expectativas al aclarar dos temas que eran muy necesario de tocar durante su estancia ayer en Los Cabos: El no a la minería de oro y su plena disposición de trabajar en plena coordinación y de respeto con el gobierno estatal que encabeza el gobernador Carlos Mendoza Davis. 


“Ya chole que no estemos peleando” dijo el presidente de México al referirse a que existe plena intención de trabajar junto al gobierno estatal por el bienestar de los sudcalifornianos, tal como lo expresó también en su discurso el mandatario estatal. 


Respecto a la minería, seguramente el jefe del ejecutivo federal recordó la reacción adversa que tuvieron los ciudadanos ante la posibilidad de hacer una consulta ciudadana sobre el destino de la minería de oro expresada abiertamente durante su accidentada anterior visita a la capital sudcaliforniana. 


En este tema prevaleció el sentido común justamente porque nunca existieron condiciones para llevar a cabo la explotación del oro como se pretendía en la sierra de la laguna y que según se ha señalado en diversas ocasiones podría contaminar el agua del subsuelo. 


No cancelar un proyecto de esta naturaleza y de tan marcado rechazo social, sería una contradicción enorme, ya que casi al mismo tiempo, López Obrador, anunció que habrá presupuesto para construir una desaladora en el municipio de Los Cabos justamente para abatir la escasez del vital elemento, apoyar más a la población y evitar que la actividad turística se afecte lo que impactaría a toda la comunidad. 


Así que de esta manera López Obrador se evitó el desgaste social y político que le pudo haber generado el dar su aprobación al proyecto minero al tiempo que destacó las gestiones que en esta materia y sobre la instalación de una desaladora, ha hecho el gobernador Carlos Mendoza, con lo que dejó en claro que los intentos por descalificar la imagen del mandatario estatal simplemente no funcionaron. 


Es obvio que algunos morenistas cabeños, no entienden todavía que se requiere de conjugar los esfuerzos estatales y federales para sacar adelante a entidad y dejar a un lado evidente intereses de grupo. 


Así que por lo pronto quienes tenían en pendiente sobre el tema de la minería ya pueden estar más tranquilos pues quedó claro que no habrá autorización presidencial para una actividad de este tipo que afecte el entorno ecológico de la entidad y que en general por otra parte, el gobierno federal tendrá una estrecha colaboración con la autoridad estatal. 


Por supuesto que en este renglón aún queda pendiente saber quiénes serán los nuevos representantes de las diversas áreas del gobierno federal que aún no están definidos, (entre otras razones porque la mayoría de las propuestas son encabezadas por expriistas), a pesar de que ya prácticamente se cumplen los primeros cien días de gobierno. 


Respecto a los taxistas quedó claro que será en otra ocasión en donde el jefe del ejecutivo federal fije postura” por lo que también se evidenció que no sirvieron de nada las manifestaciones en contra de la nueva ley de movilidad estatal que han tratado de cuestionar tanto el subsecretario de gobernación, Leonel Cota y el representante de gobierno federal en la media península, Víctor Castro. 


Así que ahora sí el presidente López Obrador, fue directo y concreto, no a la minería de oro y un apoyo total al trabajo respetuoso y coordinado con la autoridad estatal.