Noticias de BCS, México y el mundo.

Empoderada… Conchita Cabrera; Del activismo cultural y la función pública a la pasión literaria

viernes 08 marzo 2019 | Por: Gerardo Esquerre Tizón | Los Cabos Empoderada… Conchita Cabrera; Del activismo cultural y la función pública a la pasión literaria

Reconoce la distinguida promotora de Los Cabos, las dificultades del actuar de la mujer en los valores cotidianos del bien común

Cabo San Lucas (CSL), Baja California Sur.- Hoy 08 de Marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, fecha institucionalizada en el año de 1975 pero con antecedentes históricos en Europa desde 1911. En esta fecha, se reconoce el actuar de la mujer y su destacada participación en la historia universal por la igualdad y la equidad. En el municipio de Los Cabos, el desarrollo integral de nuestro destino turístico, no sería el mismo sin la activa participación de la mujer en la vida cotidiana de la ciudad y sus esfuerzos por ser una comunidad incluyente y equitativa. 


En nuestra ciudad, sin duda conviven miles de mujeres que por su compromiso con la comunidad destacan y trascienden, como es la trayectoria de Conchita Cabrera Gijón, nacida en Comitán, Chiapas, pero radicada en Baja California Sur desde el año de 1993 y específicamente en Cabo San Lucas desde el 2003. 


Conchita Cabrera, ha destacado en el municipio por su paso en la función pública como gestora y coordinadora cultural, quien además de manera independiente, ha dedicado su vida a promover los talentos artísticos y literarios de la entidad, sumando más de treinta años de trayectoria en el gremio y quien hoy, en el Día Internacional de la Mujer, se siente satisfecha de su actuar en beneficio de su entorno. 


Empoderada… Conchita Cabrera; Del activismo cultural y la función pública a la pasión literaria


“De alguna manera, siento que la labor que he desarrollado, ha sido con todo mi corazón y muy agradecida con las personas que me abrieron sus puertas, su vida y que me permitieron desarrollarme; Todos aquellos que han tenido la confianza en mi persona, y en todas mis áreas de trabajo, eso a mí me ayuda mucho, a tratar de ser una persona enfocada a cumplir y enfocarme a mi trabajo”, reconoce. 


Continuó, “En este camino, a lo largo de los treinta y cinco años, porque yo empecé a trabajar en cultura en 1984, son 35 años de mi vida que es toda una trayectoria pero que también a lo largo de este tiempo he dejado muchas cosas de mí, la palabra sacrificio no la vamos a usar pero he hecho al lado familia, amigos, pasiones, gusto, por seguir este camino y estar enfocada a la responsabilidad y que todo salga bien; Que todos los que están alrededor de mi sientan que todo saldrá bien, esto me gusta mucho de mi trabajo”. 


Conchita Cabrera ha sido parte de varios departamentos gubernamentales relacionados a la cultura, además de haber laborado en otras instituciones de corte federal como el IMSS, Conanp, y recientemente en el Parque Nacional Revillagigedo, que tiene sus oficinas en el Centro de Atención al Turista (Catac), de Cabo San Lucas, sin embargo, su pasión radica en un talento nato de poeta y escritora, que la llevó a enarbolar lazos con literatos sudcalifornianos que hoy en día, reclaman el nacimiento de una artista, a través de publicaciones de su autoría, inspiradas y creadas en la entidad. 


“Cuando vine a vivir a Baja California Sur publiqué mi primer libro que se titula “Temporalidad” y luego seguí trabajando con personas del ámbito literario de Baja California Sur, por lo que me acredité como sudcaliforniana, porque son maravillosos todos, y te piden una cuota de decir “ahora eres nuestro”, por lo que para incursar con ellos (los escritores), con quienes llevo una relación maravillosa con los escritores sudcalifornianos. Continué con la literatura y otras publicaciones. Cuando llegué a Cabo San Lucas, publiqué uno de mis libros consentidos que se llama “Plenilunio”. Siempre traté de fomentar en mi vida la literatura, la lectura, lo que quieras leer, si no es poesía no importa, el tema es que leas, la poesía, pues es la que a mí me gusta, pero todos los géneros son importantes”, narra Cabrera Guijón. 


  • La Mujer en el ámbito cultural y de la función pública. 

Fue en el año 2004 tras haberse hecho notar entre la comunidad cultural de Los Cabos, que Conchita Cabrera es invitada a laborar en el Ayuntamiento de Los Cabos, como parte del equipo de Casa de Cultura; de ahí hasta septiembre del 2018, tuvo la responsabilidad de varias diligencias, entre ellas, la coordinación operativa del Pabellón Cultural. Sin embargo, el combinar su pasión literaria con la función pública no fue cosa fácil, al no tener la facilidad que permite la libertad nata de un artista, con el ambiente laboral. Sin embargo, Conchita opina que hoy se puede hablar, se puede escribir, pero siendo mujer, es más difícil. 


Empoderada… Conchita Cabrera; Del activismo cultural y la función pública a la pasión literaria


“Siempre ha sido difícil en cualquier parte y yo creo que en nuestro país, que es un país machista; en tu familia, con tus amigos, en el trabajo, en cualquier parte donde vayas, tenemos ese infortunio. Ahora que ya hay más libertad de expresarse como mujeres, de decir, “sabes qué aquí estoy y voy a luchar por mis ideales y lo que quiero en la vida”, eso es la importancia en la actualidad, que podemos hacerlo y decirlo al mundo, es la única diferencia que yo encuentro de hace treinta años que empecé, desde mis primeras letras. Ha sido difícil, dicen que escribir poesía es como cualquier cosa, como reparar un auto o escribir una casa, y más con las mujeres”. 


Dice Conchita que el machismo, debe ser erradicado en una cultura de respeto, más aun en el ámbito artístico y literario, pues destaca, el hombre siempre está un paso adelante y mientras eso no cambie, solo queda tener fé para que la mujer logre tener esa libertad que emana de las expresiones artísticas. 


“Sigue siendo difícil, a mi concepción del mundo, lo que es el machismo con las mujeres y sobretodo en la cuestión del arte. Siempre el hombre va a estar adelante, pero tengo fé que las cosas puedan ir cambiando, pero si nosotros mismos no cambiamos nuestra manera de pensar y de ser, no esperemos que el otro cambie; Si por ejemplo, mi vecino no deja de ser machista, no le gusta el arte, eso yo creo que tendríamos que basarlo en el respeto, pero sí, sí ha sido difícil”.