Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - miércoles 09 enero 2019


· Los acaldes morenistas hacen caso omiso al tema de la declaración “tres de tres” · El nuevo gobierno federal tendrá que exigir con mayor energía congruencia entre lo que se ofreció en campaña y lo que hacen ahora los nuevos funcionarios municipales · Aún se desconoce la declaración fiscal, patrimonial y de conflictos de presidentes municipales


Una de las exigencias del nuevo gobierno federal a sus correligionarios, es lo referente a las declaraciones fiscal, patrimonial y de conflictos de intereses, sobre todo a nivel de alcaldes, que es el nivel administrativo y de representación popular donde han puesto oídos sordos a este tema y todo parece indicar que esta instrucción simplemente no se atenderá.

 

Está claro que los acaldes morenistas, en La Paz, Los Cabos y Comondú, no han querido hacer mención de este tema que de llevarse a la práctica pondrá a la vista de todos, el verdadero patrimonio con el que cuentan ahora a pocos meses de iniciada la administración y por supuesto si es que algún familiar tiene relación con algunas de las empresas o proveedores que tiene como cliente a los ayuntamientos.

 

Ni en las desairadas conferencias de prensa semanales del alcalde paceño Rubén Muñoz, ni en las cada vez más abandonadas audiencias públicas, se ha mencionado el tema de la declaración también llamada “tres de tres”.

 

Lo mismo sucede con el resto de los alcaldes morenistas.

 

La estrategia parece centrarse en el caso del ayuntamiento de La Paz, en tratar de llamar la atención de la opinión pública hacia lo que hicieron o dejaron de hacer en la administración pasada.

 

No parece que a Muñoz Álvarez le interese poner mucha atención al compromiso contraído en campaña de transparentar no solo las cuentas públicas del ayuntamiento, sino la declaración patrimonial, fiscal y de conflictos de interés de los nuevos munícipes.

 

Está claro que el presidente Andrés Manuel López Obrador, todos los días se encarga de recordar cuál es el compromiso que se hizo con la población que finalmente les otorgó el voto mayoritario, pero aquí en la entidad a nivel municipal parece que la dinámica y las posturas políticas van a otro ritmo.

 

Hay definitivamente un verdadero conflicto entre el interés personal de los alcaldes y el interés público que para muchos morenistas no es ningún problema, pero que para el caso de Muñoz Álvarez es definitivamente un verdadero reto.

 

Pasar por la alcaldía sin ponderar la resolución de prioridades personales y familiares es para políticos como Muñoz Álvarez una verdadera contradicción.

 

Así que veremos hasta dónde se atreven los funcionarios municipales a poner en riesgo su condición político-morenista por encima de sus objetivos estrictamente de orden personal.

 

Por ello hemos dicho que morenistas como el alcalde paceño que toda su vida fue encuadrada dentro de la maquillada política priista, le resultará muy complicado sostener la máscara y el disfraz de progresista con visión de izquierda como lo ha señalado una y otra vez el mandatario López Obrador.

 

Veremos hasta dónde las alcaldías morenistas aterrizan adecuadamente las exigencias del nuevo gobierno federal que por lo pronto tendrá que hacer cálculos más certeros para evitar desaciertos como el referente al ataque al robo de gasolina que ha generado un desabasto tal que provocó lo que puede ser el primer gran descontento de ciudadanos de diversos estados del país contra las nuevas autoridades del país.

 

Obviamente al reto será el actuar con congruencia entre lo que se dijo, se dice y se hace ahora por parte de las nuevas autoridades emanadas de Morena.

 

Por supuesto la población está más pendiente que nunca.