Noticias de BCS, México y el mundo.

Gran tribuna - domingo 13 enero 2019


• El mismo rumbo. Es el deseo de muchos Sudcalifornianos de que los gobiernos locales, vayan por el • Amor de 350 pesos, es un cuento que refleja una tragedia familiar en este estado • Conversaciones con el diablo


 

Creo que Isaac Asimov reconocido escritor de ciencias ficción entre otras muchas cualidades, tuvo la acertada idea de sugerir al gobierno norteamericano y a la NASA, que en la primera exploración al Universo se enfocará la cámara de la nave espacial hacia la tierra. Logró y se tuvo una visión de nuestro mundo. Y es de un solo punto. Es una cosita de nada. Eso somos. Y si nos trasladamos hacia nuestro estado, lo mismo pasa. Un puntito. Un hogar  común, muy chico. Somos muy poquitos. Y esa condición sine e quanon, nos obliga a que convivamos en armonía. Lo digo porque observo que en la clase gobernante y política hay la idea perversa de que los reinantes son gigantes o seres extraordinarios a los que les debemos de rendir pleitesía y no solo eso, sino sumisión. Y que su tarea en la tierra es exclusiva de sus exabruptos celestiales. Es decir en pocas palabras no se juntan con la chusma. Les platico que la semana pasada se hizo la inauguración de un desviador vial, en la zona de la cola de la ballena. Un evento interesante que congregó a representantes de todos los sectores sociales, ví caras muy conocidas de empresarios, políticos líderes de colonias, amas de casa de unas quince colonias que se benefician con esta obra.  Y lo que se me hizo raro es no ver ni al alcalde de la capital el doctor Ruben  Muñoz Álvarez, ni tampoco al coordinador de los programas federales maestro Víctor Manuel Castro Cosío. Lo que si vi la presencia de los lideres parlamentarios y los jerarcas de las fuerzas armadas. Las sillas destinadas para las autorizadas ausentes, fueron retiradas de manera discreta.  Creo que en eventos como estos se debe de hacer un ejercicio importantísimo de empate de agendas y darle la importancia que merece la conclusión de una obra que beneficia a miles de paceños. No se trata de que se vaya a chaleco a una ceremonia de ese corte. No, de ninguna manera. Lo que se trata es que los discursos que desde Julio hacia acá hemos venido escuchando de acuerdos, jalar por el mismo lado, civilidad, y un solo camino por BCS deben de cuajar en los hechos.

 

* Amor de 350 pesos, es un cuento que refleja una tragedia familiar en este estado

 

Siento escalofrío cuándo veo los restos de esa vieja tumba en el lado poniente del camposanto de Insurgentes.

Bajo esos terrones mezclados de caliche, está un montón de huesos, entrelazados con maderas carcomidas por termitas, que en principio allá por 1960 fue algo parecido a un ataúd.

Adentro estaba el cuerpo de una mujer. O lo que quedo de una mujer guapa, sensual. Una dama que llego a ese lugar procedente de Mochis Sinaloa. Me refiero a Susana Sariñana. Ella fue el orgullo de toda su familia en aquella ciudad cañaveral. Y a su muerte el luto colectivo de toda una generación.

Susana llego a la Colonia La Laguna, una semana después de casarse con Antonio Cano Sifuentes, ingeniero agrónomo y agente de ventas de la Jhon Deere.

Ambos eran la pareja ideal. Vivían en una calle que hoy inicia con la Tienda Ley y en donde estuvieron Los tanques. Todavía se aprecian ruinas de ladrillo de lo que fue una bonita casa.

Todos los días Antonio se trasladaba al Crucero a trabajar. La empresa le asignó para si una camioneta international del año. Y la rutina salía a las ocho y regresaba a las tres.

Todo era felicidad. Un amor de película. Pero como en todo celuloide hay tramas y climax inesperados.

Un día Antonio salió del Crucero al Rancho Los Algarrobos a ofrecer una sembradora de algodón a los dueños. Y la suerte le sonrió: no solo le compraron la maquina, sino otro tractor. Y contento se despidió de los compradores ya no quiso regresar al trabajo, sino decidió tomarse las cuatro horas que le restaban de su jornada.

A la una de la tarde en punto llego a La Toba. Antes de llegar a su hogar compro un par de cervezas Mexicali para brindar con su esposa.

Al llegar a su casa le llamo la atención un pick up amarillo estacionado. Y entro y escucho risas. Y música. Más se extrañó. Y siguió avanzando y al abrir la recamara vio a su amada Susana bailando totalmente desnuda con un sujeto. La sorpresa de la guapa fémina fue mayúscula- Antonio- ¿qué haces a esta hora aquí? Le pregunta.

- verte bailar desnuda con este hijo de su pinche madre. Eso hago aquí.

Y no te preocupes. Doy la vuelta mientras que terminan de bailar.

Salió y recorrió calles, sin ánimo de nada. Pensó en matarse. Pensó en irse. Miles de  conjunturas se le atravesaron en la mente. Varias veces intento agarrar la pistola que cargaba en la cajuela. Pero no

Y ya así sin darse cuenta estaba otra vez en su casa. Y ahí estaba  su esposa. Toda una efigie. Hermosa a mas no poder. Con el rostro cabizbajo musito una palabra- perdóname Toño.

Y este le contesta con marcado amor y comprensión. Te perdono, aquí no ha pasado nada. Y le extiende su cerveza Mexicali. Beben. Y después el amado esposo la acompaña a  con Los Vega a comprar un buen chamorro para comer.

Una tarde igual.  Platicaron de todo. Y en un plan tranquilo y para cerrar el asunto le pregunta Antonio ¿me decías que me amabas?  ¿Porque lo hiciste?

- Lo hice por dinero. Le cobre 350.

Quise saber que se sentía cobrar por amar. Pero ya olvídalo amor.

 Todo olvidado responde Antonio.

 Al otro día un miércoles de Ceniza de 1960 contra su costumbre Susana se despierta después de las ocho. Antonio se fue.

La mujer siente un frío raro en la muñeca izquierda. Al voltear ve que pende de su muñeca una cadena de acero, delgada y demasiado larga. Bajo la cama esta un montón de eslabones. Se levanta, camina y la cadena alcanzaba toda la casa. Y justo a un metro exacto de llegar a puertas y ventanas ahí terminaba.

Las sorpresas no acaban. En el comedor y en en su lugar están extendidos 350 pesos. Un escalofrío le recorre el cuerpo. Hace su desayuno. Pero no puede comer. Ve el dinero y la cadena. Y le brota un nudo en la garganta. Y un dolor agudo se le ubica bajo el estomago.

Hace de comer, tiende la cama. Y llegan las tres. Y entra Antonio. Le da un beso: ¿todo bien Susy? No. Quítame la cadena. Y levanta ese dinero. No responde. Y se sienta a comer.

Y ahí empieza el suplicio de Susana. No come. No bebe agua. Hay días que no se asea. Y el tiempo corre y corre. Las cartas que llegan de Sinaloa, el las contesta. Unas con su firma. Y otras falsificando la de ella.

Pasa Marzo, abril, mayo y en junio el cuerpo deshidratado y delgaducho de aquel portento de mujer ya muestra signos cadavéricos. El diez y siete de junio muere Susana. Antonio compra un ataúd de madera rústica y la vela en su casa. Al otro  día la lleva al camposanto. La medio entierra y le pone una cruz de palofierro. Y ahí acaba este ingrato pasaje de dos vidas que el destino les torció esos caminos de ilusiones.

Por desgracia tengo que admitir que esto no es un cuento. Le cambie los nombres y los apellidos. En Obregón, vive Antonio acomodando a los visitantes en un nuevo estadio. Un viejo que en su espalda carga su pecado.

 

 

CONVERSACIONES CON EL DIABLO

 

Un excelente nombramiento es el de Homero DAVIS, como delegado del IMSS en la región BCS. Su capacidad don de gentes, sencillez, son herramientas que le servirán para su cabal desempeño. Bien y muchas felicidades. Honor: Agradezco la oportunidad que se me brindó para presentar el libro jacarandas en invierno. Una obra espléndida de una escritora de valor. Me refiero a Adriana Ortiz. Mil gracias a Manuel Rodríguez por invitarme. Un evento agradable y concurrido...

Con un importante avance del 70%, continúan las obras de construcción del segundo edificio de dos plantas que se está construyendo, con la supervisión del Instituto Sudcaliforniano de la Infraestructura Física y Educativa (ISIFE), en la Universidad Autónoma de Baja California Sur, Extensión Académica Los Cabos.

Según detalló el responsable de UABCS Los Cabos, MC. Juan de Jesús Pérez Agúndez, la construcción de este nuevo y trascendente espacio para la comunidad universitaria observa un gran adelanto y se espera sea entregado en el próximo mes de marzo del año en curso.

Dicha obra contempla trece aulas, además de equipamiento, red de voz y datos, andadores y conexiones, misma que se complementará con el edificio, también de dos plantas, que fue entregado a mediados del año pasado por el Gobernador del Estado y el propio Rector de la UABCS, Dr. Gustavo Cruz Chávez...Y antes de despedirnos queremos trasmitirles que los lancheros de Puerto Adolfo López Mateos nos avisan que ya están llegando las ballenas. Y piden que se visite esta comunidad y que los atenderán con excelencia. Animo..

Y con esto nos despedimos no olviden hagan el bien y sean felices