Noticias de BCS, México y el mundo.

Cierran paso carretero entre Sonora y Chihuahua por nevadas

miércoles 26 diciembre 2018 | Por: Redacción | Nacional Cierran paso carretero entre Sonora y Chihuahua por nevadas

La Unidad Estatal de Protección Civil informó que el corte de la circulación ocurrió desde las 17:30 horas, medida que podría mantenerse hasta la madrugada del jueves 27 de diciembre

 MÉXICO.

La Policía Federal de Caminos anunció el cierre al tránsito vehicular de la Carretera Federal México Dos, que conecta a los Estados de Chihuahua y Sonora debido a la intensa nevada que dejó a su paso la cuarta tormenta invernal de la temporada.

A través de su cuenta oficial en Twitter @uepcsonora y por la aplicación para teléfonos inteligentes Sonora Protege, la Unidad Estatal de Protección Civil informó que el corte de la circulación ocurrió a partir de las 17:30 horas (18:30 tiempo de la Ciudad de México), medida que podría mantenerse hasta la madrugada del jueves 27 de diciembre.

AVISO: 26 dic18 17:30hrs PF y UMPC Agua Prieta informan que se encuentra CERRADO el tránsito vehicular a la altura del Puerto San Luis, del tramo carretero Agua Prieta - Janos de la carretera MX02 por nevada por lo que se recomienda no utilizar dicha carretera hasta nuevo aviso”, dicta la alerta meteorológica.

Las autoridades recomendaron estar atentos a los canales oficiales de información y atender las medidas de seguridad para evitar accidentes carreteros.

El corte de la circulación ocurre a la altura del Puerto San Luis de la Carretera Federal México Dos, General Lauro del Villar-Tijuana, entre los municipios de Janos en Chihuahua y Agua Prieta, Sonora.

El pronóstico del tiempo indica que en las próximas horas continuarán las condiciones propicias para que continúen las lluvias, la caída de agua-nieve o nevadas, debido a que el viernes arribará el frente frío número 21 que se prevé que ingrese por el norte del Estado de Sonora, se desplace hacia el este-sureste e interaccione con una vaguada polar y corriente en chorro polar, favoreciendo un nuevo descenso de temperatura con ambiente gélido y vientos con rachas de hasta 70 kilómetros por hora.