Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - lunes 26 noviembre 2018


· Toma protesta como presidente del PAN Carlos Rochín, el reto la unidad y reconquistar espacios políticos · Decepción por pifias y contradicciones de alcaldes Morenistas puede regresarle el voto al blanquiazul · Alberto Rentería dejará dirigencia de Morena para sumarse a la nueva administración federal


A partir de esta semana, la dinámica de los diversos partidos seguramente se modificará no solo porque arranca el nuevo gobierno federal, sino porque en la entidad los organismos políticos se centrarán en tratar de reposicionarse para los próximos procesos político-electorales.

 

Los últimos cinco días de noviembre, inician hoy lunes con la toma de protesta como presidente del comité estatal del PAN de Carlos Rochín Álvarez quien con el voto mayoritario de la militancia blanquiazul, logró llegar a esta posición que hasta ahora encabezó acertadamente Javier Bustos quien a pesar de la derrota electoral registrada el pasado primero de julio, ha mantenido a flote la presencia de este organismo político.

 

Rochín Álvarez llega a Acción Nacional con una amplia expectativa que seguramente se centrará en reagrupar a la potencial fuerza política electoral que sin duda este organismo partido tiene, capitalizar los evidentes aciertos del gobierno estatal que encabeza el panista Carlos Mendoza Davis y por supuesto, ampliar la presencia de este partido en todos los sectores de la población.

 

Vale decir que el gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador a partir de este sábado, puede apuntalar a Morena que fue el partido que lo postuló, sin embargo, y hay que decirlo, la futura administración federal aún no empieza y ya registra serios desgastes.

 

Por supuesto que el ánimo de los morenistas se encuentra en su punto más alto y no es para menos, sin embargo, a nivel local está claro que las autoridades municipales emanadas de este organismo político presentan un enorme desgaste que provocado principalmente por la decepción que han generado principalmente los alcaldes de La Paz Rubén Muñoz y de Comondú Walter Valenzuela, que definitivamente parecen olvidar cuáles fueron sus principales compromisos durante la campaña.

 

Por su parte, está más que claro que el dirigente actual de Morena, Alberto Rentería es posible que durante este diciembre o en enero se ubique en una importante posición del gobierno federal morenista aquí en la entidad (tal como nos lo confirmó el pasado jueves en entrevista para el programa Agenda Pública de canal 8 y la radio de Sudcalifornia del IERT) por lo que será interesante saber quién será el relevo en la dirigencia estatal de este organismo, relevo en el que seguramente Leonel Cota y Víctor Castro, buscarán colocar a un incondicional ya que obviamente su tarea será confrontar a las acciones que desde hoy encabezará en el PAN Carlos Rochín.

 

Para mala fortuna del resto de los partidos tal parece que será entre el PAN y Morena la principal competencia político-electoral en los próximos años, pues el tricolor y el resto de los organismos políticos, se encuentran literalmente sin posibilidad alguna de figurar.

 

Por ello seguramente a partir de la toma de protesta de Rochín Álvarez este lunes por la tarde en las instalaciones del PAN en esta capital, la dinámica será otra por lo que se torna muy interesante ver cuál será el comportamiento político de los exalcaldes Armand Martínez, Arturo de la Rosa y Francisco Pelayo, quien definitivamente tienen un potencial político que a pesar de la pasada derrota electoral, aún conservan una presencia social importante.

 

Habrá que escuchar atentos el discurso de toma de protesta de la nueva dirigencia blanquiazul pues literalmente se perfilará el trabajo político que ya arrancó desde el pasado diez de noviembre con el tercer informe de gobierno del gobernador Carlos Mendoza y donde se vislumbró lo que puede ser la segunda mitad de su mandato.

 

Así que construir candidaturas competitivas, crecer al interior y sobre todo hacia el exterior, serán además parte de las principales tareas y retos de un Rochín Álvarez que dejó la administración estatal para conducir los destinos de un blanquiazul que definitivamente puede rendir buenos números otra vez en el 2021.

 

Por supuesto que la tarea no será sencilla, aunque ya desde ahora se observa una ventaja evidente: Las administraciones municipales emanadas de Morena, están provocando una decepción tal en la m población debido a las pifias y contradicciones que a su partido le resultará muy difícil repetir la dosis de victoria en próximos procesos electorales.

 

Veremos qué sucede en los meses venideros donde el tema de la sucesión gubernamental será literalmente tema de todos los días.

 

¿No le parece así amable lector?

 

Ya veremos.