Noticias de BCS, México y el mundo.

Arte para celebrar la medicina

viernes 09 noviembre 2018 | Por: Redacción | Cultura Arte para celebrar la medicina

• Alejandro Loccoco alista la inauguración del mural “Guardianes de la Salud”, el cual estará ubicado en el vestíbulo de la Torre de Especialidades del Centro Médico Nacional de Occidente

Ciudad de México.- El artista y empresario Alejandro Loccoco inaugurará -el 12 de noviembre- el mural “Guardianes de la Salud”, que celebra el 75 aniversario del Instituto Mexicano del Seguro Social. Ubicado dentro del vestíbulo de la Torre de Especialidades del Centro Médico Nacional de Occidente, esta pieza busca honrar el trabajo de quienes prestan sus servicios en la institución. Cabe señalar que en esta obra se puede apreciar una portada de EL INFORMADOR, medio que publicó la noticia de la inauguración del Centro Médico Occidente del IMSS; la nota fue dada a conocer el 23 de septiembre de 1977.

 

Alejandro, en entrevista, platicó sobre este proyecto, que surgió “Por una necesidad del IMSS de celebrar su 75 aniversario con una obra. Me hicieron el favor de invitarme junto con otros artistas para presentar una propuesta. Presenté un boceto para el que trabajé unas 300 horas. Lo presenté de acuerdo a las necesidades de lo que querían. Al parecer les gustó mucho la propuesta creativa, acerca de la historia, de la familia, del instituto, la tecnología del hospital, el servicio. Gané el proyecto e inició el proceso de reuniones para hacer algunos ajustes al boceto que planteé para incluir algunos temas”.

 

Un personaje central de la obra se encuentra envuelto por una serpiente, el cual representa el báculo de Esculapio, emblema de la medicina: “Les gustó mucho, era una persona que lo representaba, no solo un bastón. Este ser abre sus manos en acción de dar, y al mismo tiempo con unas alas para cubrir y proteger. En este caso es la familia, de acuerdo a la interpretación que yo di”, comenta.

 

"A través de la forma y el color busca expresar paz, tranquilidad y alegría. En un hospital todos nos esperamos tristeza o dolor, nadie va contento al hospital"

 

Esta imagen refiere tanto al amor maternal como al amor filial con las donaciones de órganos, con “Dos manos que dan vida a través del corazón, que representa los trasplantes del corazón que se hacen en el Centro Médico de Occidente”.

 

El mural retrata escenas comunes del hospital, donde está todo el personal sirviendo a los derechohabientes. Los personajes están en diferentes situaciones del hospital. Igualmente se muestran los aparatos de alta tecnología con el que se recuperan en rehabilitación los pacientes. Otras escenas tienen que ver con la cultura, relacionada con los nueve Estados que atiende el centro médico: “El Instituto Cultural Cabañas, la Catedral y la Minerva. También hay aspectos culturales de los otros Estados: Guanajuato, Sinaloa, la Danza del Venado, la Danza de los Viejitos”, comentó el artista.

 

El título del mural, “Guardianes de la Salud”, proviene de las máscaras chupícuaras (cultura de Guanajuato). Dichas máscaras se ubican en los extremos del mural: “De ahí el nombre, representan el rostro de todos los doctores”. 

 

La elaboración

Alejandro Loccoco comparte que para la realización de los pasajes en los quince metros de largo por tres de alto el artista utilizó cerca de dos mil fotografías del hospital, tomadas ex profeso para la ocasión, para las que también visitaron los quirófanos con los cirujanos trabajando. Para concretar la obra, el pintor contabilizó cuatro mil horas de trabajo, incluida la labor de los colaboradores (carpinteros, ayudantes, con un equipo de cerca de 45 personas). El mural pesa media tonelada y fue hecho con una técnica de acrílico, con revestimiento especial para la humedad. Las jornadas de trabajo fueron extensas, de lunes a domingo y de 7 de la mañana a 10 de la noche, con varios turnos de los trabajadores.

 

Cabe señalar que para Alejandro Loccoco este trabajo es un privilegio, pues le significa tener una obra en un espacio tan importante como el hospital: “Es como un camino que empezó hace algunos meses. Veo que está a punto de terminar, pero en realidad no termina, se sigue recreando. Una obra así siempre será reinterpretada de acuerdo a los ojos que la miren. Cuando empecé el proyecto siempre tuve presente el trabajo de los doctores y quienes trabajan. Y las personas que verán la obra en el hospital, en este centro de especialidades. Siempre imaginaba que era un paciente y que iba a estar allí en la sala de espera, por algún amigo o familiar que estuviera hospitalizado. A veces se hace muy corto o muy largo ese tiempo, imagino que este mural les haga ese lapso más ameno. A través de la forma y el color busca expresar paz, tranquilidad y alegría. En un hospital todos nos esperamos tristeza o dolor, nadie va contento al hospital”, finaliza.