Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - martes 30 octubre 2018


· El alcalde paceño lamenta todos los días la situación financiera del ayuntamiento y propone más impuesto. Se espera que solicite más endeudamiento crediticio · Un crédito bancario más, tal como administraciones municipales anteriores que no pudieron eliminar el rezago y el enorme déficit histórico · Esta situación que mantienen muy nerviosos a trabajadores municipales paceños de todas las categorías ante el pago de los tradicionales compromisos decembrinos


 

Mientras que a nivel nacional Morena trata de minimizar los efectos negativos en lo financiero de la decisión de cancelar la construcción del nuevo aeropuerto de la ciudad de México en Texcoco, en Baja California Sur, los ayuntamientos emanados de este partido aún no encuentran el equilibrio financiero adecuado para llegar sin problemas a la conclusión del presente año.

 

Los problemas económicos se registran principalmente en el ayuntamiento de La Paz, donde el alcalde Rubén Muñoz, prácticamente desde el primer día que inició sus actividades, ha recurrido a quejarse de su situación y a manejar como principal línea discursiva de sus expresiones la de remarcar que habrá mayor rigidez en el cobro de diversos impuestos.

 

Sin embargo, no parece encontrar con esta medida la tranquilidad y resultados adecuados para preparar el pago de los tradicionales compromisos decembrinos.

 

Aún no se ve claramente cómo resolverán esta situación que mantienen muy nerviosos a trabajadores municipales paceños de todas las categorías.

 

Lo más probable es que se recurra a un crédito bancario más, tal como lo hicieron las administraciones municipales anteriores que no pudieron eliminar el rezago y el enorme déficit en que este ayuntamiento históricamente ha estado.

 

Así que es muy problema que se recurra a más endeudamiento.

 

Quizás la esperanza de Rubén Muñoz, radica en considerar que el Congreso del Estado, donde la mayoría la representa Morena, le apruebe la solicitud de un crédito bancario o esperar que llegue a la presidencia del país, Andrés Manuel López Obrador para que ya como presidente del país, le envíe el salvataje económico esperado.

 

Pero para López Obrador está claro que son otras las prioridades.

 

Así que Rubén Muñoz, se encuentra en un brete enorme en el que tendrá que hacer algo más que sembrar arbolitos y limpiar banquetas, pues el reto de sacar adelante el ayuntamiento paceño evidentemente no es tan simple como en su momento el ahora alcalde intentó hacerlo ver durante la campaña electoral.

 

Mientras esto sucede las audiencias públicas que se realizan los miércoles y hasta ahora han sido intrascendentes, no han resultado como se esperaba en términos protagónicos y mediáticos, por lo que también en materia de difusión de actividades, Muñoz Álvarez tendrá que tomar medidas adecuadas.

 

Las redes sociales no lo son todo, sobre todo cuando son justamente as redes sociales las más cuestionadas en materia de credibilidad.

 

En este sentido el ahora alcalde paceño lo sabe bien, pues antes de ser candidato de Morena, se desempeñó como comunicador en una de las televisoras locales, por lo que en ese sentido se espera que no minimice la labor de los medios de comunicación para la difusión de sus actividades.

 

Vaya Rubén Muñoz conoce el tema y puede asesorar, si así lo desea, a su encargada de esta área Azucena Meza que hasta ahora simplemente no ha dado el ancho.

 

Por otra parte, el nombrar a funcionarios algunos desarraigados de esta ciudad y otros con perfiles profesionales realmente muy pobres, puede ser un arma de doble filo que al final no solo afectará la labor del actual ayuntamiento sino a los ciudadanos en general.

 

Así que el reto de equilibrar las finanzas del ayuntamiento hacia el interior, conformar un equipo suficientemente capaz y que brinde resultados adecuados hacia el exterior cada vez es más requerido por la comunidad.

 

Esperemos que en el ayuntamiento de La Paz, no se esté preparando el error de noviembre, total a nivel nacional López Obrador ya vive las consecuencias del llamado error de octubre al cancelar e aeropuerto de Texcoco o que los paceños, por nuestra parte, no tengamos que enfrentar más errores en el manejo del ayuntamiento paceño.

 

Ya veremos.