Noticias de BCS, México y el mundo.

Elemental un diagnostico exhaustivo para tomar decisiones referente a la nueva planta desalinizadora: Oomsapas

miércoles 10 octubre 2018 | Por: Christian Gonzalez | Los Cabos Elemental un diagnostico exhaustivo para tomar decisiones referente a la nueva planta desalinizadora: Oomsapas

“Es un problema no nada más técnico sino financiero”

San José del Cabo, Baja California Sur. - En relación al proyecto de construir una nueva planta desalinizadora en el municipio de Los Cabos, mismo que fue aprobado por el anterior Cabildo, el director general del Organismo Operador Municipal de Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos (Oomsapas), Ramón Ojeda Mestre, enfatizó, es elemental la realización de un diagnostico exhaustivo para la toma de decisiones referente al tema”.


Y es que, destacó, que el proyecto de la nueva planta desalinizadora se trata de una cuestión no solo técnica sino financiera que conllevaría a una fuerte inversión para el Ayuntamiento. 


“Hemos estado teniendo reuniones para tratar de tomar la mejor decisión, la alcaldesa nos encargó un estudio exhaustivo para encontrar pros y contras de las decisiones y el tiempo adecuadas para tomarlas. Tenemos que tomar en cuenta la inversión que se va hacer y pueda realmente llegar a quienes más necesitan el agua, la desaladora que existe y la nueva va a tomar casi treinta y seis meses en poder funcionar” mencionó Ojeda Mestre. 


Enseguida, declaró, que sí bien el problema del agua potable en el municipio es preocupante, habría que buscar alternativas que ofrezcan soluciones en lo que refiere al tema del recurso hídrico. “Tenemos una angustia porque vemos a la población urgida de líquido, tenemos que seguir los dos caminos; el urgente y el importante, el de plazo inmediato y el de mediano plazo” agregó el titular de Oomsapas. 


Es importante recordar que, pese a que el proyecto de la nueva planta desalinizadora en Los Cabos está aprobado, aún queda pendiente el proceso de licitación internacional para lo cual se deben garantizar las condiciones financieras gubernamentales, ya que la construcción tendría participación de la iniciativa privada, quien tendría autorización y facultad de acceder a la producción de agua por al menos 20 años.