Noticias de BCS, México y el mundo.

Cuatro de cada 10 niños confiesan haber sido víctimas de violencia

lunes 29 octubre 2018 | Por: Redacción | Nacional Cuatro de cada 10 niños confiesan haber sido víctimas de violencia

• De acuerdo con un sondeo entre los menores, groserías, indiferencia y palabras que los hirieron, además de golpes, fueron las principales causas que los afectaron

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuatro de cada 10 niños, niñas y adolescentes confesaron haber sido víctimas, el año pasado, de una situación de violencia verbal, física o sicológica por parte de un adulto.

 

La indiferencia, las groserías y palabras que los hirieron, además de golpes, fueron las principales causas que los afectaron.

 

Según OpiNNA Dime Cómo Te Tratan, un sondeo generado por la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SE SIPINNA), la Coordinación de Estrategia Digital Nacional de Presidencia de la República, la Unidad de Gobierno Digital de la Secretaría de la Función Pública, U-Reporte y Unicef México, 13%  de las niñas, niños y adolescentes reportaron que un adulto no les hizo caso y otro 13 por ciento que los hizo sentir mal al usar palabras que los hirieron.

 

Además, 10 por ciento contó que les hablaron con groserías y 2 por ciento que durante 2017 un adulto les golpeó.

 

Ahora mismo sólo 48 países han reformado su legislación para proteger a la niñez y adolescencia del castigo corporal ejercido por padres, madres u otras personas encargadas de su cuidado y educación.

 

Esto quiere decir que en el mundo apenas el 8 por ciento de las niñas, niños y adolescentes viven en países que han prohibido legalmente el castigo corporal, lo que deja en desprotección a por lo menos 2 mil millones de niños, niñas y adolescentes.

 

En el país, sólo en Chiapas, Ciudad de México y Zacatecas las leyes de derechos de niñas, niños y adolescentes estatales prohíben de manera expresa a madres, padres o personas que tengan la patria potestad, tutela o custodia, el castigo corporal contra niños, niñas y adolescentes como forma de corrección disciplinaria.

 

Es preocupante que en México existan estados en los que, si se comprueba el vínculo familiar de quien lesiona a un niño, niña o adolescente, sea una atenuante de responsabilidad penal”, lamentó Ricardo Bucio Mújica, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes.

 

Advirtió que el castigo corporal es a menudo tan aceptado en la crianza que no es siquiera visto como una forma de violencia, pues pocos padres o docentes se llamarían a sí mismos perpetradores de ésta, bajo la justificación social de que los tratos humillantes hacia niñas y niños son pautas tradicionales, pero “necesarias” en la educación de “niños-problema”.

 

En este contexto planteó la necesidad de desnaturalizar la violencia como forma de disciplina educativa y seguir las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño, que desde 2006 ha instado a México para que asegure que el castigo corporal sea explícitamente prohibido en los órdenes federal y estatal en todos sus ámbitos, así como para que los actos de “corrección” de adultos con niñas, niños y adolescentes sea abolido de todos los códigos civiles federal y estatales.