Noticias de BCS, México y el mundo.

Con este documento puedes solicitar permiso para fumar y cultivar mariguana en México

miércoles 10 octubre 2018 | Por: Redacción | Nacional Con este documento puedes solicitar permiso para fumar y cultivar mariguana en México

• El primer paso para fumar legalmente es solicitar el permiso de uso personal y adulto a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS)

CIUDAD DE MÉXICO.- Artículo publicado por VICE México.

 

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha reconocido en cuatro ocasiones diferentes —tres en la primera sala y otra en la segunda— que los mexicanos tienen derecho a consumir mariguana, y que la manera legítima de hacerlo es permitiéndoles también el cultivo. Si bien esto no permite que el resto de los mexicanos pueda consumir de manera legal, estos casos sí han sentado un precedente en donde el máximo tribunal en el país ha establecido que se deben hacer valer estos derechos. Arturo Zaldívar, uno de los ministros de la SCJN, se ha pronunciado en reiteradas ocasiones para que los legisladores regulen de manera integral la forma en la que se debe manejar esta planta a nivel nacional.

 

De manera paralela, aquellas personas que buscan usar la planta de manera medicinal —como aprobó la cámara de diputados el año pasado— esperan a que la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios, encargada de formular las normas que regularán en cannabis medicinal, publique dicho reglamento. Sin embargo, el licenciado Julio Sánchez y Tépoz dio a conocer a finales de septiembre que ya se terminó de revisar el reglamento de cannabis medicinal, pero que aun no sabe si lo publicará esta administración o el gobierno de transición.

 

Bajo este contexto, hay algunos colectivos y personas a favor de la planta que no quieren esperar a que el congreso regule esta yerba. Así que siguiendo los pasos de aquellos que lograron ampararse para fumar mariguana y con esos casos como precedentes, poco a poco han llegado solicitudes a la COFEPRIS para el consumo de la planta, con los “derechos correlativos al autoconsumo; tales como la siembra, cultivo, cosecha, preparación, acondicionamiento, posesión, transporte en cualquier forma, empleo, uso, consumo, y, en general, todo acto relacionado con el consumo lúdico y personal de mariguana, excluyendo los actos de comercio tales como la distribución, enajenación y transferencia de la misma”. De acuerdo con la COFEPRIS, se han recibido 534 solicitudes para uso lúdico y personal de la mariguana, de las cuales nueve han sido autorizadas, en atención de mandatos del Poder Judicial, y 180 han sido desechadas; el resto de las solicitudes se encuentran en proceso de resolución.

 

Sin embargo, la asociación México Unido Contra la Delincuencia —quienes ayudaron a diseñar los casos de Grace Elizalde y el colectivo SMART— interpuso una denuncia ante la Procuraduría General de la República contra la COFEPRIS tras haber detectado abuso de autoridad al momento de procesar estas solicitudes. De acuerdo con la organización, tras recibir quejas de individuos que solicitaron el permiso y tratar de obtener un permiso por su cuenta, notaron que desde el momento en que se busca entregar la solicitud, personal de la dependencia hace lo posible por evitar que el trámite siga adelante, como negarse a dar plazos de respuesta a las solicitudes referidas y soplicitar requisitos no previstos en los reglamentos correspondientes, como la acreditación del “interés jurídico o legítimo” (que es un requisitos propios del Juicio de Amparo y nada tienen que ver con la solicitud de un permiso de carácter administrativo). Tras presentar estas evidencias a la PGR, se abrió una carpeta de investigación por abuso de autoridad.

 

Asimismo, mientras que MUCD pelea en la corte para que COFPRIS responda a las solicitudes como marca la ley, el colectivo Autocultivo Medicinal en México diseñó en conjunto con un equipo de abogados un formato descargable para presentar ante la COFPRIS una solicitud de uso personal y adulto, popularmente conocido como uso lúdico y recreativo. La idea, de acuerdo con la organización, es que los usuarios sigan presentando solicitudes ante COFEPRIS para obligar a la dependencia a resolver el asunto y responder a todas las solicitudes que se presenten.

 

Aunque lo más probable es que la respuesta de la COFEPRIS sea negativa, eso ya daría pie para presentar un juicio de amparo ante un juez de distrito (en caso de que la dependencia no responda en 40 días hábiles, ya es posible impugnar el caso por falta de respuesta). El juez de distrito entonces decidirá —basado en los casos anteriores— si puedes o no consumir marihuana.

 

El proceso es el siguiente:

 

· Hay que descargar el formato y presentar ante la COFEPRIS una solicitud de consumo lúdico de marihuana (Oklahoma 14, Col. Nápoles, Benito Juárez, CDMX. En caso de no radicar en CDMX buscar la delegación de COFEPRIS en su estado). Te solicitarán información personal (CURP, Nombre, Correo Electrónico y un Teléfono) y tu INE vigente. La dependencia te entrega un comprobante de trámite como este.

 

Imagen obtenida de la página de Autocultivo Medicinal en México.

· El siguiente paso es esperar 40 días hábiles a que la dependencia dé una respuesta, o en todo caso que se cumpla el plazo máximo en que la dependencia debe dar una respuesta. Puedes monitorear el estatus de tu permiso aquí.

 

· A partir del día 41, en caso de que la respuesta sea negativa o que la dependencia no responda, es posible impugnar el caso a través de un amparo con un juez de distrito. En este momento, lo más recomendable es buscar asesoría legal para seguir con el proceso. Aunque ni AMEM ni MUCD tienen capacidad para llevar todos los casos presentados, puedes contactarlos para que te asesoren durante el proceso.

 

· El juez de distrito analizará el caso y dará una respuesta basada en los casos anteriores. De ser una respuesta positiva, ahí acaba tu proceso; de lo contrario, el proceso a seguir sería volver a impugnar para llevar el caso a la SCJN, donde se han resuelto cuatro amparos a favor del uso y cultivo personal.