Noticias de BCS, México y el mundo.

Gran tribuna - lunes 10 septiembre 2018


· Los anuncios espectaculares de campaña se reducen a imposibles. Sin embargo hay un tema que no debe postergarse que es la seguridad · Sería lamentable para este país que se pusiera en riesgo la estabilidad · Conversaciones con el diablo


 

Muchos anuncios buenos hizo AMLO en campaña ante el descontento y la repulsa generalizada que provocaron los excesos del Presidente Peña Nieto. Cayeron bien las promesas de austeridad republicana, eliminación de fueros y privilegios, atacar la corrupción y la impunidad, combatir la inseguridad pública, retirar a las fuerzas armadas de las tareas de seguridad pública, quitar las pensiones a expresidentes, revertir la reforma energética, y sobre todo su actitud y conducción de modestia personal, la cual despertó empatía en todos los segmentos de la sociedad, incluso de aquellos que no lo habían apoyado en las  anteriores elecciones presidenciales.

 

Con ese bagaje logró un histórico 53% de la votación nacional, lo cual no sucedía desde 1982, lo cual fue decisivo para dejar el Congreso de la Unión en manos de su partido. Pero a partir de entonces han empezado a decrecer de manera acelerada esas simpatías, aunque sus corifeos señalen que aún no empieza a gobernar y que no se le puede acusar de nada hasta después del 1 de diciembre. Sin embargo los anuncios de que no bajará la gasolina, de que el aeropuerto podría continuarse en Texcoco; de que los apoyos a ninis tendrán que esperar mejores tiempos económicos, el perdón a delincuentes y la impunidad ofrecida al gobierno saliente, que el Ejército y la Marina seguirán patrullando las calles, que la reforma energética se mantendrá, la alianza Morena-Verde, entre otros, han generado muchas dudas sobre la seriedad de sus promesas.

 

 A eso aúnele el desaseado trabajo inicial de las fracciones morenistas en las cámaras del Congreso de la Unión y sus nuevas facetas de soberbia y anarquía y se reforzará la idea de que no vienen buenos tiempos para el equipo ganador. Tampoco ha sido bien recibida la idea de descentralizar las dependencias federales por el costo económico y la afectación que causaría a cientos de miles de familias mexicanas.

 

·        Sería lamentable para este país que se pusiera en riesgo la estabilidad

Pero me quiero referir a dos temas que son aún más preocupantes y que tienen que ver con la seguridad presidencial: la desaparición del Estado Mayor Presidencial, para dejarle el cuidado del Presidente a un equipo de 20 civiles encabezados por un chef y la venta del avión presidencial. El atentado que ayer sufrió el candidato presidencial de Brasil, el ultra Jair Bolsonaro, que ha desestabilizado a ese país, o la experiencia reciente en México con el magnicidio de Luis Donaldo Colosio, deberían generar una gran preocupación para el país, porque si AMLO va en serio en eso de combatir la corrupción o va a continuar la guerra contra el narco, aunque sea a través de otras formas, estará en permanente riesgo personal y con ello también la estabilidad política y económica del país.

 

Somos conscientes de que el Estado Mayor Presidencial o el avión presidencial (que no tiene ni Obama), nunca más deberán servir para llevar a los hijos a un centro vacacional o para cuidar a la Gaviota cuando se va de compras a París, pero es indispensable que el Presidente Electo recapacite y entienda que no sólo se trata del cuidado de su persona, sino de preservar la relativa paz y la estabilidad del país, es decir un asunto de seguridad nacional. El sospechoso conflicto en la UNAM nos recuerda que los intereses oscuros provocados desde los sótanos del poder siguen vivos y dispuestos a luchar por conservar sus privilegios. Aunque faltan poco menos de tres meses para que empiece su gobierno, el nuevo estilo personal de gobernar -como diría Cosío Villegas- de AMLO ha desgastado rápidamente su imagen pero además genera preocupaciones y pone en riesgo la frágil estabilidad del país.

 

·        Conversaciones con el diablo

Raúl Cota, Rolando Placier y Aletse Almada son los 3 finalistas para dirigir el Instituto de la  Cultura Municipal de A Paz! Ellos y otros más se sometieron a un interesante ejercicio democrático. Este se realizó el sábado pasado en conocido centro de reuniones. Ahí los ciudadanos interesados en la cultura pudieron elegir al prospecto que consideraron con los atributos suficientes para conducir las políticas culturales de la comuna bajo el mandato de Rubén Muñoz Álvarez.

 

Cuenta y bien la disposición del edil que de entrada manda una lección de interés en este segmento tan importante del gobierno municipal. Por bien de toda esta comunidad no estaría mal que después de elegir al director también se incorporen a estas tareas al resto de los participantes. En todas y todos veo capacidad que se puede aprovechar...

 

Distinción para  Gustavo Cruz Chávez, Rector de la UABCS quien presidirá la Comisión Ciudadana de Evaluación y Apoyo a la Prevención Social de la Violencia y Delincuencia en BCS. Entre sus funciones, estarán las de supervisar y evaluar los programas financiados con recursos públicos para la ejecución de las acciones de prevención social. Un buen trabajo tendrá por delante... Y con esto nos despedimos: no olviden: hagan el bien y sean felices.