Noticias de BCS, México y el mundo.

Acusan a gobierno estatal de destruir el patrimonio arquitectónico de La Paz

martes 25 septiembre 2018 | Por: Gilberto Santisteban Flores | La Paz Acusan a gobierno estatal de destruir el patrimonio arquitectónico de La Paz

Desde la Antigua Casa de Gobierno hasta la extinta primaria 18 de Marzo, son los casos de atropellos contra el patrimonio arquitectónico y cultural que denuncia el arquitecto, Gilberto Piñeda

La Paz, Baja California Sur.- En entrevista para Diario El Independiente, el arquitecto, Gilberto Piñeda, expuso el crimen y la destrucción que el patrimonio arquitectónico del Centro Histórico de La Paz ha sufrido en los últimos 3 años. 


Gilberto Piñeda, mejor conocido como Tito Piñeda, recordó distintos hechos patrocinados y fomentados por la actual administración del gobierno del Estado. 


Bajo el cobijo del mandatario, Carlos Mendoza Davis, la ciudad de La Paz ha grabado la destrucción y alteración de inmuebles como la extinta escuela 18 de Marzo y la Antigua Casa de Gobierno. 


En el caso particular de la Antigua Casa de Gobierno, las autoridades construyen el Museo de Arte, sin embargo, el diseño arquitectónico que rige y se plasma en reglamentos para el Centro Histórico de La Paz no ha sido respetado. 


El arquitecto expuso que la construcción del Museo de Arte continúa a pesar de la falta de permisos por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). 


El especialista denunció que la Antigua Casa de Gobierno mantiene el diseño arquitectónico en la parte exterior del inmueble, sin embargo, por dentro está totalmente modernizada. 


“Hay 2 elementos clave, desde el punto de vista arquitectónico y patrimonio cultural: el corredor y el jardín interior, que son parte de la historia del edificio. El INAH no autorizó el proyecto, sin embargo, lo siguen construyendo”, denunció Tito Piñeda. 


“Hay un contubernio entre el gobierno del Estado y el Ayuntamiento. Como el edificio está en el distrito histórico, de acuerdo con el reglamento de Imagen Urbana, el primer paso para construir es que haya una autorización del INAH”, apuntó. 


El arquitecto explicó que el gobierno del Estado empezó la construcción sin autorización del INAH en diciembre del 2017. El 8 de junio de este año la institución autorizó cambios en el exterior, sin embargo, para aplicar las modificaciones arquitectónicas las autoridades requieren de permisos construcción por parte de la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología del Ayuntamiento. 


“Yo tengo un oficio donde dice que no han otorgado el permiso. Por lo pronto no cumplieron con el debido proceso, fue el motivo de la demanda de amparo que interpusimos”, informó Tito Piñeda.


Ante los cambios de administración que se darán en los próximos días, el arquitecto comenta que el Ayuntamiento de La Paz tiene la jurisdicción para suspender la obra y obligar al gobierno del Estado a que modifique el proyecto. 

La petición no busca la suspensión total del proyecto, más bien prioriza el rescate del jardín interior y el corredor de la Antigua Casa de Gobierno. 

“No pedimos que se suspenda, sino que se adecúe a las necesidades de un Centro Histórico. Queremos que se construya un Museo de Historia de la ciudad ahí, el Museo de Arte se puede hacer en cualquier lugar”, recalcó Tito Piñeda. 

La desaparición de la escuela primaria 18 de Marzo, es otro de los casos considerados por los especialistas como un crimen contra el patrimonio cultural y arquitectónico de La Paz. 

Aunque en un principio, el titular de la Secretaría de Educación Público, Héctor Jiménez Márquez, aseguró que el terreno de la escuela quedaría para uso cultural recreativo de los ciudadanos esto no fue así. 

El predio se convirtió en un estacionamiento privado que ahora es propiedad de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco). 

Entre las luchas que libran personas como Tito Piñeda, la recuperación del predio es primordial para el rescate cultural de La Paz. Es por ello que, el arquitecto realizará una petición al Congreso del Estado para que expropie el terreno. 

Por ahora quienes buscan mantener vigentes las raíces de la historia de La Paz libran una constante batalla contra la modernización que no consulta ni pregunta, para sobreponer el espíritu de traspasar la cultura del Centro Histórico.