Noticias de BCS, México y el mundo.

Abriremos la Ley de Participación Ciudadana a proyectos positivos y negativos: Morena

miércoles 12 septiembre 2018 | Por: Ivan Gaxiola Beltran | La Paz Abriremos la Ley de Participación Ciudadana a proyectos positivos y negativos: Morena

La diputada Milena Quiroga dijo que los diputados serán el último filtro para aprobar o no iniciativas ciudadanas que pudieran resultar perjudiciales, aunque siempre después de una consulta pública que guíe sus consideraciones

La Paz, Baja California Sur.- La diputada morenista Milena Paola Quiroga Romero, presidenta de la Comisión de Asuntos Fiscales y Administrativos en el Congreso del Estado, reveló que la fracción parlamentaria del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) busca la modificación de la Ley de Participación Ciudadana vigente en Baja California Sur (BCS) para facilitar la proposición de leyes y reformas venidas de la sociedad, aceptando que de esta manera pudiera abrirse la puerta también a proyectos que resulten negativos para el Estado, por ejemplo mineros, ataviados falsamente como ciudadanos, sin embargo ese es un riego que debe correrse, dejó ver. 


Actualmente, los sudcalifornianos que intentan presentar proyectos legislativos al Congreso local requieren contar con el 0.3 por ciento de aprobación ciudadana, o lo que es igual a cerca de 800 firmas de ciudadanos inscritos en la Lista Nominal del Estado, y lo que se pretende es eliminar el requisito de recolectar tales rúbricas para respaldar las propuestas que se deseen presentar al Poder Legislativo. Y es que existen muchos ciudadanos, sostiene Quiroga Romero, con “buenas iniciativas” pero sin recursos económicos para llevar a cabo dicho proceso, lo que no incentiva que la sociedad participe. 


La XV Legislatura estará abierta a la ciudadanía, “sin candados”, aseguró la diputada, pero recordando que ello “no significa que al presentar una iniciativa ya está aprobada”, pues una vez que ésta sea parte de la orden del día en el quehacer legislativo, “se va a someter a la revisión del Congreso”, ya que no se descarta intentos por desplegar propuestas fundadas en intereses ajenos al orden social. 


“Las iniciativas, a mí parecer, puede haber algunas que sí son positivas y otras que son negativas, sin embargo este es un gobierno abierto y tenemos que darle la apertura a toda la sociedad. Ustedes tengan la confianza de que nosotros vamos a respaldar lo que ustedes aprueben o no aprueben”, dijo la legisladora, para mostrar que la ética de los diputados será el filtro que detenga o deje pasar iniciativas contrarias al sentir popular, aunque prometió que ninguna decisión se tomará “sin considerar a la sociedad”.


 “Siempre el candado va a ser la sociedad, nosotros no vamos a dar una aprobación o una negación sin antes consultarlo con la sociedad […], vamos a someterlo a consulta ciudadana”, finalizó.