Noticias de BCS, México y el mundo.

Supimos que - jueves 16 agosto 2018


Supimos que


 

El aumento de la temperatura ha ocasionado serios problemas en el estado. Los “golpes de calor”  afectando sobre todo a ancianos y menores de edad, son realmente peligrosos. Pero es que en algunos lugares de la entidad las temperaturas han alcanzado niveles históricos, hasta de ¡51 grados! Esperamos que las lluvias se sigan presentando y ayuden a bajar estos niveles de calor. Hay mucho pavimento, mucha gente, pocos árboles, muchos edificios y muchos vehículos despidiendo gases…

 

La CANACO La Paz, ha tomado una buena decisión, la de trata de salvar el centro histórico de la ciudad de La Paz. Su presidente, Alonso Gutiérrez Martínez, apoyado por los consejeros sostuvieron importante reunión de trabajo con el titular de la SEPUIM estatal, Genaro Ruíz Hernández. Hay muchas esperanzas de que unidos los tres niveles de gobierno y los líderes de los comerciantes a ponerse a trabajar por el centro histórico paceño puedan salvarlo... Ojalá, que los herederos de la familia Ruffo se pongan de acuerdo y en lo que fue esta tradicional  tienda, la que fuera la principal  casa comercial sudcaliforniana, en terreno  cerca de malecón, en lugar privilegiado, se logre levantar alguna empresa que venga a impulsar el desarrollo de esta capital y por ende de la entidad…

 

Sabíamos que estaba delicada de salud, sin embargo,  nos sorprendió la muerte de Maricela Pérez Manríquez, esposa del político sudcaliforniano Alfredo Porras Domínguez.  Maricela, su novia desde sus tiempos universitarios, cuando Alfredo era  aguerrido líder estudiantil. Su matrimonio duró varias décadas, procrearon a sus hijas Paloma y Paulina. Maricela y el “Chato” sortearon altas y bajas por la inquietud política de Alfredo. Ella lo apoyó, lo alentó y supo ser la esposa de un controvertido político con todo lo que esto implica. Apoyó a su esposo y se mantuvo junto a él en las buenas y en las malas. De carácter afable, la recordamos como presidenta del DIF Municipal de La Paz, donde tuvimos oportunidad  de verla trabajar, de apreciar su natural bondadoso.  

 

De familias de profundas raíces sudcalifornianas, heredó el amor a su tierra de sus padres el Profe Chavalo Pérez y su mamá Lila Manríquez de Pérez.  . La vimos trabajando y asumiendo su responsabilidad con optimismo, sabiendo que ayudaba a su esposo y trabajaba también por su tierra y por su gente.  Entre nosotras siempre hubo empatía y buena relación. Nos duele su muerte prematura, pero los tiempos de Dios son perfectos. Para Alfredo, Paloma y Paulina, para toda su familia, los Pérez Manríquez y los Porras Domínguez, para sus múltiples amistades, nuestra solidaridad y afecto. Descansa en paz, Maricela  de Porras.…Hasta la semana próxima Dios mediante.