Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - jueves 09 agosto 2018


+López Obrador pide actuar con tolerancia lo que es un enorme reto para los más radicales simpatizantes de su proyecto. +Necesario ponderar el bienestar común de la población, una muestra de ello la reunión de alcaldes electos con titular de finanzas. +Se espera que el nuevo Congreso del Estado legisle por encima de intereses de grupo o de partidos políticos.


 

Finalmente Andrés Manuel López Obrador recibió su constancia de mayoría que lo acredita como presidente electo de nuestro país al tiempo que en los últimos días, el futuro mandatario se ha concretado en gran medida a tratar de hacer notar a sus principales colaboradores y seguidores que habrá que “actuar con tolerancia”, precisamente porque las campañas ya acabaron.

Esta actitud hasta cierto punto inesperada principalmente para los más radicales integrantes de Morena aún mantiene con cierto grado de desconcierto en quienes pensaron que una vez en el poder López Obrador mantendría su rivalidad y la actitud de confrontación y rivalidad con algunos sectores de la sociedad mexicana sobre todo de la poderosa clase económica que en muchas ocasiones fue llamada por el ahora futuro jefe del ejecutivo federal, como “mafia del poder” o “minoría rapaz”.

Está claro que esas expresiones difícilmente se volverán a escuchar de la boca de un López Obrador que ahora está concentrado en generar confianza sobre las acciones emprendidas ya desde ahora incluso sin colocarse de manera formal la banda presidencial, que según ha dicho beneficiarán a todos los mexicanos por igual.

Ese es precisamente el reto.

Tomar decisiones que beneficien a la población en general independientemente de si votaron o  no por la propuesta morenista.

Definitivamente es una imperiosa necesidad que López Obrador mande señales como estadista y no como si aún anduviera en campaña aunque muchos de los más radicales morenistas quisieran que el lenguaje belicoso aún se mantuviera en el ya superconocido florido léxico del futuro mandatario nacional.

Sin embargo, todo parece indicar que en ese sentido ya hay cambios.

El problema quizá se observe en algunas entidades o regiones donde sus representantes no aceptan a la primera, a bote pronto, y batallan para digerir el asunto de que no es lo mismo exigir a un gobierno sistemáticamente que estar precisamente en la posición de gobernar y desde luego de responder a la altísima expectativa generada durante el tiempo de proselitismo electoral.

En Baja California Sur por ejemplo, los principales representantes de Morena, tendrán que hacer el esfuerzo de madurez y disciplina política y de trabajar con madurez para centrarse más en el lograr beneficio de la sociedad en general para coordinador esfuerzos institucionales entre los tres niveles de gobierno.

Una muestra de ello es la reciente reunión del secretario de finanzas Isidro Jordán con los alcaldes morenistas electos de los municipios de La Paz, Los Cabos y Comondú, Rubén Muñoz, Armida Castro, y Walter Valenzuela, respectivamente, quienes en esta primera reunión definieron trabajar con completa transparencia y claridad lo referente a la política fiscal y de recaudación de algunos impuestos municipales que ahora son captados por el gobierno estatal para después reintegrarlos de manera íntegra con una aportación adicional producto de las participaciones que son gestionadas ante la federación mediante una bolsa de recursos conformada justamente con las contribuciones municipales.

De la misma manera se espera que el resto de los representantes populares emanada del partido de López Obrador, hagan lo propio.

Se espera que algo similar suceda en el congreso del estado donde prevalezca el atender el bienestar común de la ciudadanía por encima de intereses de grupos o partidos que frenen el desarrollo de la entidad y por supuesto por encima de cualquier vieja rencilla o deseo de venganza reprimido

Así que las líneas de acción generadas por el futuro presidente de nuestro país, tendrán que ser bien digeridas, procesadas y por supuesto aplicadas por quienes aquí representan esa corriente política y dejar atrás los discursos de confrontación y de agresión política que son válidos de alguna manera en las contiendas electorales pero que simplemente ya no aplican cuando se intentan expresar desde una posición de gobierno.

La comunidad en general espera que quienes serán nuestros futuros representantes, también sean buenos para cumplir como futuros funcionarios y no solo se destaquen por exigir.

Ha llegado el momento histórico de que quienes recibieron el voto mayoritario de la población demuestren sensatez y sentido común para estar por encima de cualquier reacción visceral tal como lo intenta realizar el ahora residente electo de México.

¿No le parece así amable lector?

 

También te puede interesar