Noticias de BCS, México y el mundo.

Declaratoria entrampada; legado del poeta Octavio Paz

viernes 10 agosto 2018 | Por: Redacción | Cultura Declaratoria entrampada; legado del poeta Octavio Paz

• Dos artículos de la Ley sobre Monumentos obstaculizarán el proceso para proteger el patrimonio del único Nobel de Literatura mexicano

CIUDAD DE MÉXICO.-Los planes de la Secretaría de Cultura federal para declarar el legado del poeta Octavio Paz (1914-1998) como Monumento Artístico Nacional, la primera obra literaria que podría tener esa categoría en el país, se toparán con al menos dos artículos del Reglamento y la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, que retrasarán su protección.

 

“Jurídicamente esto va a ser largo. Ningún abogado lo arregla en un mes, salvo que hagan magia, pero en un mes, ni haciendo magia”, dice la jurista y académica de la UNAM, Norka López Zamarripa.

 

El gran problema, explica, es que sin la existencia de un testamento realizado por la viuda Marie-José Tramini, la “masa hereditaria” de cómo está constituido el legado del Premio Nobel de Literatura 1990, no queda definido qué es lo que se quiere declarar.

 

“Se puede hacer, pero se va a detener en el momento en que se pida qué conforma el legado de Octavio Paz; y el trámite se tendrá que detener hasta que sepan qué es lo que lo conforma y cómo lo conforma”, explica.

 

La definición del bien declarado, afirma, queda perfectamente estipulado como un requisito que establece el artículo 5 bis de la Ley de Monumentos y el 17 de su Reglamento.

 

En el primer caso, el inciso “d” del artículo señala que deberá estipularse “La información necesaria que permita identificar inequívocamente el bien o zona objeto de la petición de declaratoria” y en el caso del Reglamento, se establece en el apartado II que, para realizar el registro público en el Instituto competente (en este caso el INBAL) de un monumento mueble se requiere “la descripción del mueble y el lugar donde se encuentre”.

 

“¿Qué se necesita?”, cuestiona la misma jurista. “La información necesaria para identificar todo el bien; estamos hablando de muchísimas cosas que dejaron Octavio Paz y su esposa. No son solamente los derechos autorales, estamos hablando de archivos, obras de arte, ¿se imagina cuánta obra de arte tenían?, los propios departamentos, el de Guadalquivir 109, los condominios de Polanco; incluso existió un departamento en Francia que no está bien situado y no se sabe si lo vendieron o no porque la viuda no volvió a ir, es decir, jurídicamente necesitarán la información clara e inequívoca de lo que consta para luego iniciar todo el proceso”.

 

El martes pasado, la secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, afirmó que el legado de Paz se quedará “sin ninguna duda” en México y que la dependencia a su cargo inició ya los trámites para declarar como Monumento Artístico el patrimonio del poeta y ensayista.

 

La funcionaria aseguró que la gestión estaría lista en un mes y que el problema sobre la posesión del legado del escritor mexicano quedaría resuelto antes de que termine la administración de Enrique Peña Nieto.

 

López Zamarripa no coincide: “Puede ser que tramiten la declaratoria sólo de lo conocido, pero se tienen que apurar. Eso no es de un día para otro, sino que tarda tiempo, tienen que hacer un inventario; el mayor problema es el inventario y que la obra esté intestada.

 

Eso es un caos jurídico. Un intestado tarda mucho, por lo menos tarda seis meses aunque quizás por tratarse de la obra de Paz… pero a una persona le cuesta años; hay que emitir publicaciones, edictos para saber si hay algún heredero y, si no aparece, debe hacerse varias veces”., añade.

 

En suma, la abogada afirma que, mientras no se logre la declaratoria, el legado de Octavio Paz está en “grave riesgo”.

 

“Ahorita no hay una protección, cualquiera puede ir a registrar el nombre del poeta mexicano; y si alguien tiene una obra inédita que le pertenecía a Paz, la puede registrar a su nombre; y quién le va reclamar algo, está desprotegida jurídicamente. ¡Qué lástima!”

 

La opción más rápida para proteger la obra de Paz que la abogada formula es que la Secretaría de Cultura se centre por el momento en la obra autoral y se declare como depositaria de ella por tener un bien público.

 

YA TRABAJAN

 

Por el momento, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), informó a Excélsior que ya trabaja en la elaboración del documento para llevar a cabo la declaratoria del legado de Octavio Paz. Como establece la Ley de Monumentos, para llevarse a cabo el trámite deberá reunirse la Comisión Nacional de Zonas y Monumentos Artísticos que está integrada por la directora del organismo (en este caso Lidia Camacho), un representante de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de la Ciudad de México, un representante de la UNAM y tres personas vinculadas con el arte y designadas por la propia directora del INBAL, de las que no se proporcionaron los nombres.

 

Por otro lado, los tiempos de la Secretaría de Cultura federal tampoco empatan con los que establece la Ley de Monumentos para dejar lista una declaratoria.

 

En el estatuto queda consignado que deberá ser la titular del INBAL quien envíe el proyecto a la Comisión. Una vez presentadas pruebas y alegatos, la misma funcionaria la enviará a la Secretaría de Cultura, junto con su opinión en un plazo de 30 días.

 

Esta última tendrá un plazo de 120 días para emitir la declaratoria o rechazarla y,  en caso de tratarse de una declaratoria competente al Presidente, la dependencia tendrá 90 días para enviarla, y el mandatario un plazo de 120 días hábiles para resolverla.