Noticias de BCS, México y el mundo.

Abandonó gobierno de BCS pago de impuestos y servicios en Casa del Estudiante

lunes 09 julio 2018 | Por: Alan Flores Ramos | La Paz Abandonó gobierno de BCS pago de impuestos y servicios en Casa del Estudiante

No solo cuenta con adeudo de 151 mil pesos en agua potable, sino más de 215 mil pesos por predial vencido desde 2013; cabe recordar que en el año 2016 tuvo un intento de “cierre” por la SEP

La Paz, Baja California Sur.- El gobierno de Baja California Sur (BCS) abandonó adeudos de agua y predial de la Casa del Estudiante Sudcaliforniano en la Ciudad de México (CDMX).


De acuerdo a documentos exhibidos por el Consejo de Finanzas de la Asociación de Estudiantes Sudcalifornianos en México (AESM), la suma sería superior a 366 mil pesos por ambos conceptos.


Esto después de que el gobierno estatal dejó de pagar el predial en el año 2013, en la administración de Marcos Covarrubias Villaseñor a razón de 43 mil pesos por año, es decir, alrededor de 215 mil pesos.


En materia de agua potable, los más de 70 estudiantes manifestaron a través de sus consejeras, Itzel Manríquez y Angélica Villaseñor, la necesidad de contar con agua para su vida cotidiana.


Informaron que el gobierno del entonces Distrito Federal (DF) y de BCS, tuvieron un “convenio” para evitar el cobro de agua a los estudiantes, que tras diversos cambios políticos no tuvo continuidad.


El adeudo asciende a 151 mil pesos, lo que ocasionó el corte de agua que se ha mantenido por espacio de un año.


“El año pasado vinieron a suspendernos el servicio de agua por falta de pago. Nos llegó un requerimiento por un adeudo de 5 años [desde 2012]”, dijo Angélica Villaseñor.


“Durante generaciones teníamos entendido un acuerdo entre los gobiernos BCS […] entonces no supimos qué hacer, hemos estado subsistiendo a base de pipas”, reiteró.


Dijo que tras el corte, solicitaron el apoyo del Patronato del Estudiante Sudcaliforniano, sin éxito alguno.


Fue entonces que solicitaron ante el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) un nuevo convenio de pago, mismo que les fue negado por encontrarse la propiedad de la Casa del Estudiante a nombre del gobierno estatal.


“Nos dijeron que había forma de pagar pero con carta poder, que si bien nos la hicieron llegar desde BCS al final no fue válida y no pudieron resolver nada”, dijo la consejera.


Esto último ha ocasionado que los estudiantes obtengan agua a través de una pipa, que cobra 5 mil pesos por viaje para llenar su aljibe. Se requieren al menos  4 viajes al mes.


“Nosotros tenemos un fondo de contingencia, pagamos con eso las pipas, se nos ha hecho un poco difícil, a veces reducir gastos en algunas cosas para tener el agua”, dijo la consejera.


“Estamos muy limitados, es difícil hacer actividades si no tenemos agua. Usamos cubetas, botes  especiales para cada baño, es muy difícil pero tenemos que arreglarlo”, expuso.


Exponen que mediante el apoyo de asociaciones de exalumnos como “Cádiz” y “La Viga”, así como de sus padres de familia, han logrado mitigar las necesidades inmediatas.


“Pero hasta ahorita no hemos podido manejar la deuda, no hemos tenido respuesta y nos urge”, expuso la consejera.


“Mínimo que apoyen con el juicio de prescripción si no se puede hacer nada, hemos buscado resolverlo sin dejárselo todo al gobierno, hemos tratado de solucionarlo lo más posible, lo más rápido pero ha sido imposible”, agregó.


Con respecto a la postura de la Secretaría de Educación Pública (SEP), que responsabilizó a los estudiantes de no administrar su beca debidamente para el pago del agua potable, la AESM se deslindó de dicha obligación.


“La beca es para alimentación porque se gasta mucho, pero no pagamos no solo alimentación, ahora es agua, el mantenimiento de la casa que no tiene del gobierno, nunca se han acercado a verla”, expuso Angélica Villaseñor.


“Tenemos que destinar una cantidad e la beca para arreglar la casa, nunca ha habido acercamiento y el secretario de educación tiene mucho que no viene”, dijo.


También dijeron que el titular de la SEP, Héctor Jiménez Márquez, no ha vuelto a la Casa del Estudiante tras el conflicto por el intento de desalojar el inmueble en septiembre de 2016.


“De hecho tampoco hay acercamiento del patronato, nunca hemos tenido visita, un acercamiento directo no lo hay”, finalizó.