Noticias de BCS, México y el mundo.

Se manifiestan contra Esthela Ponce, ahora en la subdelegación de CSL

jueves 07 junio 2018 | Por: Alinne Mekler Aguilera | La Paz Se manifiestan contra Esthela Ponce, ahora en la subdelegación de CSL

En comparación con la manifestación de La Paz, la ciudadanía logró congregarse durante mucho tiempo afuera de las instalaciones en total desacuerdo

La Paz, Baja California Sur.- Durante el transcurso de este miércoles 6 de junio, cientos de personas se dieron cita en las oficinas de la subdelegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Cabo San Lucas, donde manifestaron su desacuerdo por el reciente nombramiento de Esthela Ponce Beltrán como delegada del nosocomio.


Con leyendas como "IMSS no se vende Esthela", "Defendemos al IMSS Esthela fuera, no te queremos aquí", decenas de personas que a decir por su aspecto eran trabajadores, gritaron consignas con cartulinas en mano para hacer saber a la institución su desacuerdo con el reciente cargo, una congregación que fue más exitosa que en la delegación de La Paz, donde cinco ciudadanos se presentaron por cuenta propia, mientras que al parecer 15 más fueron al parecer "llevados" para montar un escenario.


Hasta este momento no se ha obtenido entrevista con la Delegada Ponce Beltrán, misma que fue solicitada por esta redacción el mismo día de la manifestación del lunes 4 de junio, esperando obtener una respuesta por parte de la funcionaria antes de que se realice una nueva reunión ciudadana.


El descontento de la población surge a partir de la deuda millonaria que Ponce Beltrán dejó durante su paso por el Ayuntamiento de La Paz, por un monto de más de mil 400 millones de pesos y por lo cual el alcalde Armando Martínez Vega interpuso una demanda que hasta el momento no ha procedido judicialmente, pues la delegada aún mantiene sus privilegios políticos es distintos cargos públicos.


Personal administrativo del IMSS ha señalado su descontento por la colocación de esta persona, recalcando que lejos de poder manifestarse con otras personas, prefieren mantenerse al margen para no perder su trabajo, esperando que frente a los cambios administrativos de la nación se pueda saber hasta cuando se quedará en el cargo.