Noticias de BCS, México y el mundo.

Lo derecho es lo decente - jueves 28 junio 2018


Muy buenos días estimados lectores, gracias muchas gracias por continuar prefiriendo nuestro periódico El Independiente. Hoy le convoco para que con decisión, coraje y desde el fondo de su corazón acuda a emitir su voto el próximo 01 de julio, elija a la autoridad que Usted merece.


Comienzo diciendo a Usted, que México demanda vivir bajo el imperio de la Ley, los mexicanos necesitamos sentirnos seguros, no solo en nuestras familias y patrimonio, sino en su relación con los demás y con la autoridad. México requiere una nueva cultura cívica de respeto a la Ley de certidumbre, de reconciliación y de confianza en la comunidad en que vive, una verdadera reforma en el ámbito de la justicia y la seguridad, deberá partir de una voluntad política que asegure la autonomía de la procuración de justicia frente al poder Ejecutivo y que acelere la modernización del Poder Judicial a todos los niveles.

 

Al respecto se requieren nuevos enfoques y métodos para combatir la corrupción y elevar los niveles de transparencia en el País. Es una práctica común pensar que con la acción persecutoria se acaba el problema. Las cosas, sin embargo, son mucho más complejas, y no solo es un asunto ético, histórico o cultural. En la medida en que el Estado garantice mayores mecanismos de competencia, rendición de cuentas y escrutinio público, podrán evitarse la corrupción, la apropiación privada de bienes públicos y la impunidad. Si hay algo fundamental para el desarrollo de la vida comunitaria es la Ley, solo a partir de su plena vigencia, como expresión y salvaguarda de los intereses generales, es factible la existencia de la Libertad y la justicia.

 

Para el próximo Presidente de la Republica, es impredecible que trabaje en los ámbitos Internacional, Regional y Local, a favor de un orden Judicial imparcial y justo que permita a las personas acceso a los órganos de justicia en condiciones mínimas de igualdad, y contribuya a la formación de una cultura de la legalidad y a la consolidación de un Estado Democrático de Derecho. Debe de actuar de forma más rápida para garantizar a nuestros ciudadanos que somos una sociedad de leyes, con procesos legales y administrativos transparentes, y en la cual, todos los ciudadanos se encuentren protegidos con instituciones modernas que den cabal respuesta a sus derechos fundamentales.

 

Necesitamos que el futuro Presidente de la Republica, ataque de forma más agresiva la impunidad y la corrupción, así con la aplicación anómala de las leyes. Ya que urge un servicio que rechace el favoritismo en todos los ámbitos, así como un aparato judicial menos complejo, más accesible a los ciudadanos y sobre todo, más eficiente y transparente. Seamos claros; para que el País supere los problemas que aún subsisten y consolide sus logros, es indispensable un gobierno eficiente un firme liderazgo, con una visión moderna y una alta capacidad política profesional.

 

Concluyo, hoy se advierte en el País una democracia insuficiente de calidad. Hoy se observa un funcionamiento ineficaz de algunas instituciones políticas. Hoy la sociedad quiere más de la Democracia, exige calidad de los actores políticos, demanda más de los gobiernos quienes adquieran responsabilidades de conducción, deben ser muy sensibles a ese relamo para evitar que se profundice el descontento con la Democracia y lograr que esta se traduzca en progreso y bienestar.