Noticias de BCS, México y el mundo.

Escritoras viven encierro literario en la CDMX

viernes 08 junio 2018 | Por: Redacción | Cultura Escritoras viven encierro literario en la CDMX

• Cinco novelas de terror “actual” fueron presentadas la noche del martes; abordan temas como el suicidio, la culpa, la vulnerabilidad o la diferencia

CIUDAD DE MÉXICO.- Cinco novelas de terror “actual” fueron presentadas la noche del martes en la Ciudad de México, hechas por cinco autoras mexicanas durante “un encierro literario”, tal como lo hicieron hace dos siglos Mary Shelley, Lord Byron y John William Polidori en la villa Diodati, en Suiza.

 

Fue una coincidencia que todas fuésemos mujeres, pues acudimos quienes quisimos de entre los alumnos del Laboratorionovela, un curso para crear una novela en un año, pero ahora para exorcizar nuestros miedos”, dijo antes de la presentación Laura Echevarría, una exbailarina de ballet que al jubilarse dio rienda suelta a su eterna pasión por las letras.

 

Las cinco obras son Berenice, de Echevarría; El mar no devuelve a sus muertos, de Linda Báez; El paisaje del Ciego, de Roslyn Ison; Flor de Sal, de Alexandra Campos, y La caza de la ballena azul, de Teresa Piazza.

 

Abordan temas como el suicidio, la culpa, la vulnerabilidad o la diferencia. Fueron publicadas por editorial Diodati y creadas en dos semanas en una casa junto al lago en Valle de Bravo, Estado de México.

 

De igual forma, en 1816, conocido como “el año sin verano”, un grupo de autores se reunieron a orillas del lago Ginebra, invitados por Lord Byron para escribir una historia de terror en días.

 

En Berenice se narra la historia de una escritora que pierde una hija, quien se introduce de forma fantasmal en los textos de su madre.

 

En realidad, “es el dolor, el miedo de la madre de perder un hijo. Ese es uno de mis miedos, porque tengo hijos y una nieta”, dijo Echevarría.

 

Las novelas, de las que se publicarán mil ejemplares de cada título, se presentaron la noche del martes en la librería El Péndulo de la colonia Roma. A decir de las autoras, lo difícil no fue tanto escribir, sino tener que analizar y reflexionar sobre los miedos del presente.

 

La periodista, editora y traductora Teresa Piazza desnudó la vulnerabilidad de la adolescencia ante la ausencia del porvenir en La caza de la ballena azul, basada en un juego virtual que reta a los jóvenes a pasar 50 desafíos para culminar en el suicidio.

 

Las autoras coinciden en que, con el tiempo, los temas del romanticismo como los monstruos y los fantasmas se ven con más “normalidad” gracias al cine y la televisión.

 

En este experimento, afirmó Echevarría, lo que nos preguntamos fue: “¿en qué momento le permitimos a la modernidad lograr que el mundo dejara de ser un lugar embrujado, fantasmal, para ser tan sólo un lugar violento”.