Noticias de BCS, México y el mundo.

Desobedeció Cereso La Paz orden judicial por maltrato a 36 reos: Abogado

lunes 25 junio 2018 | Por: Alan Flores Ramos | La Paz Desobedeció Cereso La Paz orden judicial por maltrato a 36 reos: Abogado

Aseguró que no se trata de “despedir” al personal, sino suspender inmediatamente su hacinamiento, restricción de visitas y aislamiento total

La Paz, Baja California Sur.- La Paz.- El abogado Guillermo Luis Gerardo Martínez Muñoz, hizo público el desacato parcial de autoridades Centro de Readaptación Social (Cereso) en La Paz a la orden de un Juez de Distrito, por tratos infrahumanos a los reos.


Narró que tras los pasados motines con saldo de personal y reos lesionados, se han extremado medidas de control, en agravio de los internos, sus familias y violando sus derechos humanos.


El litigante dijo representar legalmente a 36 reos inconformes, para Diario El Independiente.


Advirtió que la situación agravó la ya existente “ingobernabilidad” en el penal, posible factor para nuevos motines o agresiones entre reos o contra el personal.


“Pasan cosas y todo mundo se quiere excusar […] [a los trabajadores] los corren  y dicen que no pasa nada, después de ahogado el niño quieren tapar el pozo”, aseguró el abogado.


“No se trata de eso. Se trata de que se respeten los derechos fundamentales de todas las personas incluidos los reclusos”, dijo.


Narró que las irregularidades iniciaron en el mes de abril con la restricción de visitas y el aislamiento total, escasa alimentación y nula atención médica.


“Me contactó este grupo de personas […] me dijeron cuáles eran las cosas en que estaba fallando la autoridad y tenían dos meses completos, hacinados e incomunicados”, narró su acercamiento.


“Una dieta bárbara, solo lenteja y garbanzo. Acudimos al juez solicitando que ordenara al director del Cereso de manera urgente, terminar con esa condición, son actos prohibidos por el artículo 22 constitucional”, acusó.


Dijo haber promovido una demanda de amparo el 24 de mayo y logrado que un Juez de Distrito decretara la suspensión provisional de estos actos por afectar gravemente la dignidad humana.


Denunció que el mandato judicial fue acatado de manera “parcial” por la penitenciaría, con una apreciable mejora en su alimentación.


Pero ignoró establecer un horario para tomar el sol, transitar libremente, realizar deporte y trabajar, además de continuar sus capacitaciones académicas y laborales, así como atención médica.


El Juez de Distrito ordenó garantizar su integridad bajo las más estrictas condiciones de seguridad y gobernabilidad al interior del Cereso.


Reconoció que la vida interna del penal es responsabilidad exclusiva de su director y su personal, pero cumpliendo con su función de “reinserción social”, con respeto a estos derechos. 


“El director hizo caso omiso a dicha resolución, ni siquiera respecto la orden del juez federal, este señor simplemente no cumplió en tiempo y forma”, expuso.


Expuso que el director presentó ante el juez un escrito en el que informó haber cumplido la resolución, lo que fue desmentido por los internos: “jamás ocurrió tal cosa”, añadió.


Se ha promovió judicialmente un incidente por defecto o exceso en la ejecución de la suspensión, por lo que la autoridad recibió un plazo de 3 días para pronunciarse, sin respuesta.


Las autoridades del penal, dice el abogado, respondieron que las medidas son por “seguridad pública” y se mantendrán como información reservada.


“No tenemos nada en contra de condiciones en beneficio del manejo del centro carcelario, cualquier disposición tiene que ser bienvenida”, dijo.


“Pero el aislamiento después de determinado tiempo es un acto de tortura. Una presunción de tortura es lo que está haciendo el director del Cereso, hacia los que promovieron el amparo”, insistió.


Reconoció que los conflictos han sido superados “medianamente”, pero las medidas les han generado “inestabilidad emocional”, posible factor para más violencia y motines; dijo tratar de impedir una “tragedia” causada por el “mal manejo” del personal del Cereso.


“Los presos nada tienen que perder, si ya están privados de su libertad, qué les van hacer. A la gente siempre se les asusta de que las van a meter al Cereso, pero ellos ya están, que más pueden perder”, dijo el abogado.


Exhortó al director del penal a cumplir su función de ley, para brindar gobernabilidad al interior del Cereso.


“Si cometieron alguna conducta antisocial ya están cubriendo su falta en el Cereso. Están haciendo batallar a toda su familia y aparte todavía les causan el tormento de no dejarlos ver, la familia tiene la incertidumbre por posibles eventos al interior del Cereso”, finalizó.