Noticias de BCS, México y el mundo.

Denuncian casos de acoso laboral dentro del gobierno del Estado

viernes 08 junio 2018 | Por: Alinne Mekler Aguilera | La Paz Denuncian casos de acoso laboral dentro del gobierno del Estado

Se desconoce porque el director del área de recursos Humanos no se ha involucrado para detener lo que parece ser un tipo de abuso laboral y psicológico contra varias personas

La Paz, Baja California Sur.- De acuerdo a una entrevista para Diario El Independiente, la secretaría gubernamental Katya Ruíz Honesto, señala que ha sido víctima del constante acoso laboral por parte de Lizzet Pamela Andrade Luviano, jefa del Departamento de Valoración y Aplicación de la Normatividad de la Dirección General de Recursos Humanos del gobierno estatal, donde el director general Juan Manuel Romero Taylor ha hecho caso omiso a la situación desde hace tiempo.


Entre los involucrados de esta acusación también se encuentra Rosa González Rivera jefa del Departamento de Personal; Jesús Antonio Vargas Cosío coordinador de Escalafón sección La Paz del Sindicato de Burócratas; Francisco Javier Guluarte Ceseña oficial mayor de dicho sindicato y Fabrizzio de Jesús Urcadiz Puppo secretario de Trabajo y Conflictos también del Sindicato único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado, Municipio e Instituciones Descentralizadas.


De acuerdo a lo narrado a Diario El Independiente, indicó que aproximadamente en el 2015 obtuvo una plaza por escalafón, pero se le fue asignada a la sobrina de un funcionario por lo que tuvo que demandar, recalcando que dicha denuncia continúa pero no le han dado respuesta, por lo que concursó en 2017 en una nueva convocatoria donde Andrade Luviano aseguró que el proceso que llevaba no era impedimento. 


Logró obtener la plaza a principios de noviembre del 2017 a través de la convocatoria y en diciembre dijo que recibía su pago de base sindicalizada, asegurando que en enero del 2018 Lizzeth Andrade Luviano le pidió dejar la plaza de manera "voluntaria", siendo que fue convocada de manera interna, siendo que al negarse comenzó el acoso laboral y psicológico.


En ese sentido dijo que en enero se iniciaron problemas de retención de pagos, pidiendo que firmara documentos y donde Andrade Luviano le señaló - comentó - que su plaza era condicionada por que ella así lo decidía, algo que no estaba estipulado en la convocatoria original.


"Quería que le firmaran un documento donde dijera que estaba recibiendo la plaza de base sindicalizada y donde renunciaba a ella entrando a marzo, por lo cual me negué y recibí la amenaza de que me la quitaría, cómo hablé con el de Recursos Humanos me regresó el cheque que me retuvo, pero ella me dijo que empezaría a cobrar la quincena de antes y así fue en enero, me regresaron al mismo pago, siendo que la plaza yo la gané", señaló.


Katya Ruíz asegura que nunca ha sido notificada respecto a que dicha plaza se le fue retirada, por lo cual presentó una denuncia ante el tribunal burocrático por reducción salarial y aún no tienen respuesta, teniendo la sorpresa de que Lizzeth Andrade Luviano convocó el sorteo de la plaza de Katya Ruíz para dar resultado el 18 de junio.


"En el sindicato me dijeron que ya se había ensañado conmigo y era orgullo de ella. El señor Antonio Vargas del sindicato me dijo, "qué tal si lo fundamentamos y decimos que le hicimos una llamada a tu jefe y nos dice que eres muy flojita, que te dimos la base y te la podemos quitar sin problema, pero le dije que si era amenaza y me dijo que era solo un argumento", expresó al matutino.


Lejos de encontrar apoyo por parte del Sindicato de Burócratas, la trabajadora recalcó que llegó a recibir burlas y que el líder Eduardo Valdez nunca la atendió, recalcando que posiblemente se le dio esta última plaza para que se desistiera de demandar la plaza anterior que se le entregó a la sobrina de un funcionario, para luego desistirse de la actual y sortearla con otra persona.


De acuerdo a la trabajadores, frases como "ahí te voy a ver sentadita rogándome para que te de la plaza, pero no te la voy a dar", "yo soy la comisión mixta y si quiero te quito todo", son algunas connotaciones de ataques psicológicos que ha recibido de Lizzeth Andrade Luviano, misma que entró en la administración de covarrubias, señalando que Javier Bustos, actual líder estatal del PAN y antes director de Recursos Humanos, fue quien la colocó en el actual puesto, desconociendo si él sabía el tipo de trato que presta a los trabajadores, pues refiere no ser el único caso.


La trabajadora Katya Ruíz Honesto, madre de tres niños y pareja de un hombre que la ha apoyado con todas las denuncias, dijo entre sollozos pertenecer a dichas oficinas desde hace 18 años asegurando que sólo de verla tiembla y teme algún tipo de ataque, pues asegura es una persona sumamente agresiva y déspota.


"Dónde vayas con quien vayas nadie te va a escuchar", fueron las palabras de Lizzeth Pamela Andrade Luviano según la trabajadora, indicando que a escasos minutos de la llegada de esta redacción al lugar, reporteros de TV Azteca se presentaron para entrevistar a Andrade Luviano, pero que el recibimiento fue tan agresivo que el medio tuvo que retirarse inmediatamente, "mis compañeros dijeron que quedó peor y arremetió contra todos".


Se desconoce la versión de Andrade Luviano pues no recibe a ningún medio hasta el momento, y por supuesto también se desconoce porque el propio director de Recursos Humanos del gobierno estatal, no ha podido parar los supuestos abusos laborales y psicológicos que señalan aplica a varios trabajadores, subrayando que tampoco se sabe si goza de algún privilegio personal.