Noticias de BCS, México y el mundo.

Se realiza 2da mesa de trabajo sobre el transporte público de Los Cabos

jueves 17 mayo 2018 | Por: Pamela Padilla Soto | Los Cabos Se realiza 2da mesa de trabajo sobre el transporte público de Los Cabos

Sociedad civil organizada expuso sus puntos de vista sobre la situación, así como sus posibles mejoras, a modo de enriquecer el estudio para el alza de tarifas

San José del Cabo, Baja California Sur.- En la segunda mesa de trabajo para analizar y emitir opiniones sobre la situación del transporte de Los Cabos, con la intención de enriquecer el estudio realizado para el alza de tarifas, tocó el turno de asistir a la sociedad civil y organizada, quienes este miércoles 16 de mayo, participaron en el ejercicio encabezado por la Comisión Edilicia de Transporte y en coordinación con el Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN) de Los Cabos. 


Tras explicar la visión integral de movilidad que se tiene considerada dentro del Plan de Desarrollo Urbano 2040, así como los resultados del estudio socioeconómico para el alza de las tarifas del transporte público urbano y suburbano de Los Cabos, los participantes expusieron su punto de vista sobre las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas del rubro. 


Luis Vargas, representante del Observatorio Ciudadano Integral (OCI) de Los Cabos, expuso como fortaleza el que hayan aceptado que hay un gran problema en el transporte, que una debilidad es la falta de regulación y de actualización de la ley estatal del transporte, que consideró obsoleta, así como la falta de incentivos para renovar las flotillas como en su momento se hizo con los taxistas y que entonces sea a través del reglamento que la unidad tenga más de 10 años y la falta de pavimentación. 


En cuanto a oportunidades Vargas consideró que se puede fomentar o generar un cambio al renovar la ley y que esta vez aplique o se estimule a una visión general, que se empiecen a articular las leyes y el trabajo coordinado entre los tres niveles de gobierno. 


Al respecto, Cristian Mendoza, representante del Congreso Ciudadano, expuso como debilidades los horarios, las pocas paradas en buen estado, las rutas mal planeadas, la falta de conectividad entre las rutas que provoca que la gente tenga que tomar varios camiones y pagar un costo muy alto, la falta de cultura vial y urbana, que no se cuente con un sistema de prepago para bicicletas pues a pesar de la ciclovía falta la infraestructura completa y mobiliario, así como el que no se respeten los descuentos para los estudiantes. 


En lo que corresponde a fortalezas el que exista la Ruta del Desierto que recorre los puntos más importantes, mientras que en oportunidades el poder acceder a un sistema integral, digno y accesible de transporte público, un cambio total de cultura vial y urbana, rutas que permitan conectividad integral y rutas nocturnas para empleados de hoteles y restaurantes. 


Como amenazas consideró Mendoza, la tarifa no se ajusta a la realidad de las unidades, las que a su vez provocan un aumento de accidentes por estar en mal estado, la falta de inspección y vigilancia, el que el Índice nacional de precios al consumidor no vaya a la par ni aumente de manera equitativa con el diésel y eso se debe considerar, el que los reglamentos municipales son obsoletos y la falta de trabajo en los reglamentos. 


Por su parte, Froylán Oro Arellano, en representación de la sociedad civil, consideró fortalezas la falta de compromisos de parte de los concesionarios pues no están dispuestos a invertir para ganar; en oportunidades que están cerradas a otras personas ajenas a los concesionarios; en debilidades el que exista un monopolio pues origina la gran mayoría de los males en cuestiones de transporte aunado a que las autoridades sean complacientes al no hacer lo que les corresponde; y las amenazas, el que las limitaciones para transportarse originen que se incremente el aumento del parque vehicular porque la gente se ve obligada a comprarse un vehículo para desplazarse de un lugar a otro, “pues las tarifas son las más caras del país y los camiones los más viejos del país también”. 


Nora Alvarado, representante Colegio de Arquitectos de Los Cabos, refirió que las fortalezas del transporte público es que transporta a 35 mil personas en ambas ciudades; las oportunidades el que como sociedad civil podamos exigirles a nuestros candidatos a diputados que cambien esa ley, meollo de todo este problema; las debilidades que son viejos y feos los camiones; y las amenazas, que esta imagen urbana de camiones viejos se convierta en una psicosis de pobreza y de que una ciudad tan especial como esta, no merece algo mejor, lo que no es conveniente. 


Flor Agúndez, representante del Instituto Nacional de las Personas Adultos Mayores (INAPAM) de Los Cabos, dijo “veo como una fortaleza para ellos que se les respete el descuento por medio de su tarjeta, pues a su edad muchos no trabajan y su poder adquisitivo es mucho menor; como oportunidades que se les respete el espacio y se les dé un trato digno; amenazas, que no tenemos una cultura vial, tanto el chofer para el adulto mayor, el trato que se le brinda no creo que sea el adecuado y una debilidad es que las unidades, como han dicho todos, no son las adecuadas para nadie y menos para los adultos mayores que su movilidad es mucho más lenta ni para los discapacitados […] creo que es muy bueno hacer este taller y exponer todas las cosas que se puedan encontrar para dar mejor servicio a todos los sectores de la población”. 


Gilberto Lira, miembro del Colegio de Ingenieros de Los Cabos, manifestó como debilidades la falta de actualización de la ley del transporte y el que no exista un candado para que las unidades sean menores a 10 años de antigüedad; como amenazas, el mal estado de las unidades y la falta de capacitación de los choferes; como oportunidades el que se puede presionar a las autoridades para que urbanicen más vialidades, “vamos a exigir nuevas unidades, pero hay que darles vialidades”; de las fortalezas, optimizar la movilidad dentro de las vialidades, así como los tiempos e implementación de nuevas rutas. 


Beatriz González, arquitecta del IMPLAN de Los Cabos, dijo que dentro de las debilidades está el que se requiere de un plan integral de movilidad urbana sustentable, el cual desgraciadamente no se ha podido realizar por la falta de recurso pero que es absolutamente necesario para poder entender cuáles son las líneas de acción transversales que se tienen que ir gestionando con el tiempo para llegar a esta visión del 2040; en oportunidades, que el estudio a corto plazo podría ser un insumo para generar un plan financiero para la mejora de unidades entendiendo la rentabilidad que tienen actualmente para que se mejore la movilidad actual, que el PDU ya considera estos proyectos, pero falta gestión y seguimiento de los corresponsables. 


“Entendemos no sólo como el gobierno sino la sociedad civil organizada, porque al final los gobiernos cada tres años cambian pero la sociedad puede darle esa gestión la sociedad y como amenaza, el empoderamiento del sector de transporte, tienen mucha resistencia a los cambios, dificultan la transición a modelos de movilidad más sustentables lo que ha impedido evolucionar, hay que garantizar condiciones para desincentivar transporte privado, hablo de qué estrategias implementar para incentivar el público, hay bastantes instrumentos pero hay que llevarlos a cabo pero parece que son macroproyectos pero lo único que se requiere es voluntad, resistencia”, puntualizó González. 


Para concluir, Eulalia del Carmen Díaz Guzmán, titular de la Comisión Edilicia de Transporte refirió a los presentes que si bien dentro del Congreso se estaba trabajando la modificación de la Ley del Transporte, se quedó parada, al igual que la capacitación que se inició con choferes casi al inicio de la XII administración de Los Cabos. 


Se dijo de acuerdo con el que las unidades no tengan más de 10 años de antigüedad, que se deben modernizar, “ellos tenían la mejor intención de hacerlo si se les apoyaba con créditos, incluso en una sesión se le hizo la solicitud al presidente y dijo que le importaba más tener vialidades que tener las unidades, pero vemos la deficiencia en las vialidades, ni una cosa ni la otra, no hubo mejora y todos lo padecemos, nada más las principales pero la gran mayoría no vivimos en las principales”, refirió. 


Al respecto de la realización de la mesa de trabajo, la cuarta regidora expuso que da la oportunidad de conocer las opiniones para enriquecer el estudio y hacerles ver a los gremios que si bien se entiende que han sufrido pérdidas, también hay muchas deficiencias, no sólo de su parte, también del gobierno que se deben de solucionar. 


“Es un tema muy importante por el destino en el que vivimos y no sólo es el turismo, nosotros los que vivimos en colonias populares que les damos mantenimiento a estas zonas para que venga la gente y nosotros de ahí es una cadenita, o sea si tenemos que cuidar lo que está allá […] es 50 - 50 población y gremios, tiene que ser balanceado y si es cierto, la ley es obsoleta, se estaba haciendo y se paró”, concluyó Díaz Guzmán.