Michelle Valdez

‘Fronteras reconfiguradas’, texto que explora torbellinos multiculturales

14/05/2018 00:29 Por: Redacción ‘Fronteras reconfiguradas’, texto que explora torbellinos multiculturales

• El músico y escritor Bruno Bartra, en entrevista para La Jornada. Foto Guillermo Sologuren

Ciudad de México.-  El viejo axioma de que para el arte y la cultura no existen límites queda reafirmado en el libro Fronteras reconfiguradas. Balcanes mexicanos, hip-hop chicano, jarocho estadunidense y las nuevas nociones de patria, del sociólogo y etnomusicólogo Bruno Bartra.

 

Publicado por Siglo XX Editores, este volumen contiene un ensayo en el que el también periodista, diyéi y fundador de la banda La Internacional Sonora Balkanera expone de manera novedosa “los torbellinos multiculturales causados por la globalización y la era digital”.

 

Es un texto, define el autor en entrevista, en el que se explora la forma en que se construyen territorios imaginarios mediante la música en los que se desvanecen las nociones de patria, ligadas a una frontera física.

 

Bruno Bartra, quien actualmente realiza sus estudios de doctorado en la City University of New York, en Estados Unidos, se adentra en este trabajo en dos cúmulos de mexicanos que a través de la música están desafiando las nociones de patria y frontera.

 

Por un lado, explica, está el reciente movimiento Balkan o de música balcánica en la Ciudad de México, que afloró en nuestro país a finales de la primera década de este siglo a partir del fuerte influjo cultural de los Balcanes a través del cine y la música de la ex Yugoslavia, en específico de las obras de Emir Kusturica y Goran Bregovic.

 

Y por otro, añade, está un fenómeno cultural mucho más extenso, de millones de personas, conformado por aquellos inmigrantes mexicanos en Estados Unidos y personas de raíces mexicanas que radican en aquel país los cuales dan vida a movimientos culturales centrados en géneros musicales por medio del que crean otro territorio imaginario.

 

Se trata de “un México que se nutre de elementos icónicos del folclor nacional, como el son jarocho o el mariachi, o de la cultura popular, como de los personajes de las telenovelas o los deportistas mexicanos”, detalla el investigador.

 

“A este México imaginario, por el cual se siente profundo respeto y nostalgia, se puede acceder a través de la música de hip-hop con banda, el son jarocho estadunidense o las fiestas de sonideros en Chicago, Miami o Nueva York”.