Michelle Valdez

Entre incertidumbre y promesas incumplidas, colonos de Puerto Nuevo por temporada de lluvias

16/05/2018 01:49 Por: Christian Gonzalez Entre incertidumbre y promesas incumplidas, colonos de Puerto Nuevo por temporada de lluvias

Vecinos que precisamente viven cerca de la zona siniestrada continúan sumergidos en temor que a su vez les hace recordar las promesas que no fueron cumplidas, como es la reubicación que en su momento fue instruida a los gobiernos municipal y estatal por el mismo presidente de la Republica

San José del Cabo, Baja California Sur. - Para habitantes del fraccionamiento Puerto Nuevo de San José del Cabo, el inicio de la temporada de huracanes no solamente corresponde a protocolos de prevención, nublados y feroces aguaceros acompañados en ocasiones de fuertes rachas de vientos, sino a la incertidumbre de que los deslaves y escurrimientos de agua ocasionen de nueva cuenta el colapso de edificios, tal y como ocurrió en agosto del año pasado derivado del paso de la tormenta tropical " Lidia". 


Vecinos que precisamente viven cerca de la zona siniestrada continúan sumergidos en temor que a su vez les hace recordar las promesas que no fueron cumplidas, como es la reubicación que en su momento fue instruida a los gobiernos municipal y estatal por el mismo presidente de la Republica, Enrique Peña Nieto. 


"Ya se vino otra temporada de huracanes y estamos en las mismas. La reubicación soló quedó en palabras, no queremos que suceda una tragedia, ¿quién va a responder por los daños? Más que el aspecto material, aquí lo que está en riesgo son vidas humanas, no se ha hecho nada por las familias de Puerto Nuevo y eso obviamente aumenta el temor con la llegada de las lluvias" comentó Luis Amador, vecino del lugar. 


En el mismo sentido, exigió a las autoridades haya claridad y certeza en lo que refiere a términos legales y responsabilidad de quienes autorizaron la construcción del fraccionamiento en una zona de riesgo, sin importar poner en peligro la vida de decenas de familias. 


"Hay denuncias, pero no tenemos conocimiento de los avances. Fue un verdadero fraude lo que aquí se cometió, hubo corrupción, muchas de las personas que aquí vivimos compramos los departamentos o casas de buena fe, con el deseo de dejar un patrimonio a nuestros hijos o familias, pero no esperábamos esto. Es un verdadero calvario cada que llueve fuerte, estamos propensos a inundarnos y no solo eso, también a perder nuestro patrimonio, cada época de huracanes nos va peor, es un problema que las autoridades de plano no han querido atender como se debe" concluyó el señor Amador.