Noticias de BCS, México y el mundo.

Resurge temor entre familias en zonas de riesgo ante cercanía de temporada de lluvias y ciclones

13/04/2018 01:17 Por: Christian Gonzalez Resurge temor entre familias en zonas de riesgo ante cercanía de temporada de lluvias y ciclones

“A la naturaleza hay que tenerle respeto”

San José del Cabo, Baja California Sur.- A medida en que acerca el inicio de la temporada de lluvias y ciclones de este 2018, resurge el temor entre habitantes de asentamientos irregulares por perder el humilde patrimonio a causa de inundaciones y crecida de arroyos. 


Habitantes del josefino vado de la colonia Santa Rosa, como la señora Gudelia Neri, guardan el vivo recuerdo del paso de “Odile” y 'Lidia”. Señala la mujer que las huellas de la devastación de los meteoros han quedado tatuadas en el lugar y memoria de las familias. 


Cuando se aproxima un ciclón, señaló, que antes de asegurar los pocos muebles que hay dentro de la casa así como objetos de valor, primeramente hay que poner a salvo la vida y esperar que la madre naturaleza no se ensañe tanto con el sector más vulnerable. 


“Sí, se vive con miedo. Lo que menos uno desea es que vaya a llegar un huracán como los que ya hemos vivido y se lleve tu casa, no nos arriesgamos, si vemos que viene fuerte la lluvia nos vamos a los albergues, lo material como quiera puede recuperarse poco a poco, pero la vida no” mencionó la señora Neri. 


La mujer originaria del estado de Oaxaca, es ama de casa y tiene dos hijos, de 2 y 4 años. Dijo que su esposo se dedica al oficio de la albañilería y desde hace 8 años habitan en el vado de Santa Rosa. 


La casa de doña Gudelia fue construida con madera y láminas de cartón negro, por cierto, agrega, le “llueve más adentro que de afuera”. Los días de lluvia se tornan largos y si la precipitación se extiende hasta la noche habrá que velar para resguardar las pocas pertenencias y vigilar el nivel del cauce del arroyo para no ser sorprendida. 


“La casa se moja todita, y uno y los niños pues ni se diga. En tiempo de calor la cosa se pone peor porque cuando se quita lo nublado y sale el sol hace un calor insoportable, aquí en el tiempo de lluvias es un calvario” dijo la mujer. 


A pesar de conocer los riesgos que representa vivir en zonas irregulares, señaló Gudelia Neri que no piensan dejar esta zona ya que es, muy humildemente, el único patrimonio con el que cuentan además de que las posibilidades de acceder a un programa para vivienda digna son nulas. 


“Si tuviéramos otro lugar a donde ir desde cuándo lo hubiéramos hecho. Sabemos que estamos en una zona de riesgo, lo poco que tenemos aquí lo hemos hecho, de los gobiernos no esperamos nada, uno mismo tiene que salir adelante aunque se sufra” concluya la señora Neri.