Michelle Valdez

Naciones pactan golpe monetario en lucha contra el terrorismo

27/04/2018 01:43 Por: Redacción Naciones pactan golpe monetario en lucha contra el terrorismo

Se realizó un encuentro en París para tomar medidas que eviten financiar a grupos como Estado Islámico

PARÍS.

Setenta y dos países prometieron ayer tomar medidas para evitar el financiamiento a las organizaciones terroristas.

A pesar de la confirmación de que la victoria militar contra el Estado Islámico (EI), no se evitó un eventual resurgimiento del grupo terrorista, ya que se calcula que desde 2014 ha recaudado más de tres mil millones de dólares, de acuerdo con las autoridades francesas.

Bajo el título “No money for terror” (Nada de dinero para el terrorismo), se realizó un encuentro en la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con el objetivo de mejorar la cooperación entre naciones para minimizar los riesgos.

Los Estados, entre ellos muchos europeos y árabes, prometieron entrar en acción para reducir los riesgos asociados a los métodos de pago más difíciles de rastrear como el efectivo, las tarjetas de prepago y el sistema informal de transferencias a través de intermediarios como el hawala,  común en países africanos.

A pesar de que grupos como Al-Qaeda o el EI funcionan en gran parte con dinero en efectivo, cada vez más utilizan mecanismos de transacciones anónimos como las tarjetas de prepago o monederos digitales para realizar sus actividades terroristas.

Por ello, hay que tomar medidas para garantizar que se aplican los estándares financieros antiterroristas a las ONG, sin perjudicar a las actividades de la sociedad civil.

Además, deberían existir unas normas estrictas para las plataformas de “crowdfunding” o fondeadoras, dijeron los participantes.

En tanto, los servicios franceses de inteligencia financiera identificaron a 416 donantes de dinero al EI, reportaron fuentes judiciales.

El procurador de París, François Molins, dijo que los donantes galos entregaron cantidades “módicas”, pero “numerosas”, durante los dos últimos años, mientras que sus servicios descubrieron a 320 recolectores de fondos financieros en Turquía y en el Líbano, que enviaban el dinero a yihadistas del Estado Islámico en Siria e Irak.