Michelle Valdez

Exitosa la llegada de Uber a La Paz; sin fecha aún para Los Cabos

30/04/2018 03:12 Por: Alan Flores Ramos Exitosa la llegada de Uber a La Paz; sin fecha aún para Los Cabos

La empresa contabiliza que en solo 5 meses ya cuenta con 650 socios conductores y más de 40 mil viajes realizados

La Paz, Baja California Sur.- Saúl Crespo, gerente de comunicación de Uber México, dijo que a pesar del éxito que ha representado la apertura de la aplicación móvil en la ciudad de La Paz, Baja California Sur (BCS) y reconocer la alta demanda del servicio, no existe una fecha tentativa ni anuncio con respecto a la posible llegada de su cobertura al municipio de Los Cabos.


Sin embargo, Eduardo Ortiz, director general de Uber en la región Noroeste de México, calificó como “sobresaliente” la llegada de esta aplicación móvil de Redes de Transporte a La Paz, la capital del estado; expuso que en tan solo 5 meses de haber llegado a la ciudad, se han brindado más de 40 mil viajes y se han registrado 650 socios conductores.


“Esto sobrepasó cualquier numero previsto desde un principio que planeamos la ciudad, pero es un número contundente”, dijo el director regional.


Con respecto al turismo internacional de la capital, señaló que más de 200 mil personas de más de 680 ciudades del mundo, han abierto la aplicación Uber en el interior del Aeropuerto Internacional de La Paz.


Sobre Los Cabos, aún sin servicio, manejó que el 48 por ciento de los visitantes que intentaron pedir un Uber en ese municipio son “extranjeros”.


En 2017, más de 144 mil visitantes que arribaron a BCS intentaron solicitar un viaje.


Diario El Independiente y El Sudcaliforniano, representaron a BCS en la cumbre a nivel regional denominada “Uber a puertas abiertas”, para 10 periodistas del noroeste en la Ciudad de México (CDMX), organizada por el corporativo con la finalidad de mostrar el funcionamiento y el impacto de la aplicación de viva voz de los responsables de las operaciones.


Tras una visita por las instalaciones centrales, Álvaro Govela, director de operaciones por ciudades en Uber México fue el encargado de inaugurar el evento, en donde se abordaron temas como: seguridad y colaboración con la autoridad, el futuro de la movilidad, regulaciones a nivel nacional y filtros de selección de choferes conductores.


Al respecto, Govela negó que sus métodos de selección se hayan flexibilizado; mientras que Lauren Burdick, gerente de los Centros de Soporte de Uber México, informó que sólo el 12 por ciento de los candidatos que buscan ser socios conductores son aceptados.


Ana Lorea Vigil, directora de enlace policial para América Latina y el Caribe en Uber, aseguró que entregan el 100 por ciento de la información de sus socios conductores requerida por las autoridades, corporaciones policiacas y fiscalías de los lugares en que operan, siempre que se compruebe su posible participación como víctima, victimario o testigo de un delito conforme los términos de cooperación de la empresa.


Sobre la falta de regulación en Baja California Sur (BCS), Hugo Martínez McNaught, director de políticas públicas de Uber México manifestó dijo que es responsabilidad de las autoridades propiciar una legislación para modelos de negocios innovadores y la economía colaborativa, ya que de no hacerlo “perdemos oportunidades” como las que ofrece esta aplicación. 


Para ello exponen que sus propuestas consisten en la reducción y paulatina eliminación de las “barreras” de entrada para sus socios conductores, licencias de manejo unificadas, el libre flujo de las ERT en las ciudades, así como la libertad de elección de los usuarios con respecto al medio de pago, en efectivo o con tarjeta bancaria, que deseen utilizar.


Dijeron tener comunicación continua con 20 estados para generar mejores políticas públicas, teniendo como reto lograr una regulación nacional debidamente armonizada en las entidades federativas para las ERT, lo que permitirá tener estándares de calidad “uniformes” en todos los estados de la república.


“La diferencia fundamental entre un Uber y un taxi, es que los primeros son un ejemplo de la economía colaborativa que permite que un particular comparta su automóvil con otro, mientras que el segundo es un oficio de tiempo completo con características distintas y políticas públicas distintas, basadas en las leyes de transporte”, finalizó.