Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 28 de junio de 2022

Realidad de BCS

· El líder del PRI Enrique Ochoa, pide peras al olmo y clama por la unidad del PRI en el registro formal de José Hevia como candidato a la alcaldía La Paz · El mismo operador político que ayudó a perder al PRI en 1999, Antonio Ortega Salgado manipula a la apática y negligente dirigencia de Gabriela Cisneros · Formalizan todas las candidaturas, la mayoría sin posibilidades reales de obtener la victoria electoral



 

Con la visita del dirigente nacional del PRI Enrique Ochoa Reza, para oficializar principalmente la candidatura de Pepe Hevia a la alcaldía de La Paz, los priistas intentaron levantar el ánimo deprimido que se ha registrad en las últimas semanas, con una invitación a mantenerse unidos, que es justamente lo que menos tienen los diversos grupos políticos que integran al tricolor.

 

El líder nacional del PRI y su candidato a la alcaldía paceña, pidieron a los priistas simplemente peras al olmo: Unidad.

 

Nada más lejos de obtener que precisamente esta enorme virtud que parece ser en estos momentos la mercancía más escasa y cara en la mayoría de los partidos políticos, aunque es al tricolor al que más le ha costado esta desunión.

 

Por ello prácticamente clama el CEN priista que su militancia local esté unida, porque tiene claro que es eso precisamente lo que no han podido lograr desde su mayor derrota el siete de febrero de 1999.

 

En aquel entonces gobernaba el PRI a través de Guillermo Mercado Romero que como mandatario estatal tenía como principal operador político y como secretario general de gobierno a Antonio Ortega Salgado, el mismo que hoy está convertido en secretario de acción política de la actual dirigencia partidista y que todos en ese partido saben que es el verdadero titiritero y manipulador de la bisoña presidenta estatal Gabriela Cisneros, aprovechándose de su ignorancia y nula inteligencia política.

 

Ochoa Reza reconoció en Pepe Hevia, además del nombre, coincidencias con su candidato presidencial Pepe Meade y resaltó respecto al tricolor que “Somos el mejor partido político de México, con una estructura electoral reconocida en América Latina y con esa fortaleza y con esa convicción nos abrimos a la sociedad”.

 

Sin embargo, esa misma estructura electoral es la que ha perdido en la entidad desde hace 19 años y aunque la pasada administración municipal la encabezó el tricolor que logró la mayoría con la ahora diputada federal Esthela Ponce, el descrédito ha sido mayor ante las acusaciones hechas contra la legisladora, ante la PGR que aún están vigentes, por el presunto desvío de dinero púbico federal.

 

Curiosamente el dirigente nacional Ochoa Reza, quien en anterior visita afirmó que las acusaciones hachas contra la exalcaldesa Ponce Beltrán debieran ser investigadas, ahora guardó silencio al respecto, pero exigió a esa misma PGR que investigue al candidato presidencial del PAN Ricardo Anaya por las acusaciones de presunto enriquecimiento ilícito.

 

Obviamente es la misma PGR que actúa con criterios muy diferentes a la hora de recibir denuncias en contra de priistas como es el caso de la legisladora federal Esthela Ponce Beltrán, tema donde esa procuraduría federal simplemente se ha quedado callada.

 

Por ese tipo de cosas y más, a los priistas les será muy complicado reestablecer la unidad al interior y salir posteriormente a la calle a pedir el voto para su partido, hoy por hoy el más desacreditado en el escenario nacional y local.

 

En este evento que se realizó el pasado sábado también recibieron su documento que formaliza sus candidaturas Juan Alberto Valdivia Alvarado y Claudia Leticia Hirales Meza, para senadores en primera y segunda fórmula, respectivamente; María Isabel de La Peña Angulo y Jesús Flores Romero, candidatos a diputados federales por el distrito I y II, respectivamente.

 

De igual manera Karla Varelia Pelcastre Muñoz, por el distrito local I; Bernardo Montiel Ochoa, por el distrito II; Rosalva Tamayo Aguilar, por el distrito III; Marisela Ayala Elizalde; por el distrito IV y Daniela Hernández Ascencio, por el distrito V.

 

Thalía Agúndez Arámburo, por el distrito VI; Francisco Javier Vargas, distrito VII; Sebastián Álvarez Martínez, distrito VIII; por el distrito IX, Ángeles Olachea Cota; Denisse Murillo Mayoral, distrito X; Alejandro Solís López, distrito XI; Carlos Castro Ceseña, distrito XII; Luis Sández, por el distrito XIII; Joel Vargas Aguiar, por el distrito XIV; Manuel Arce Delgadillo por el distrito XV y finalmente Ana María Wilson Izquierdo, por el distrito XVI.

 

Quizás parezca muy aventurado de nuestra parte, pero lo cierto es que la mayoría de estas propuestas no son absolutamente nada competitivas salvo la del candidato a senador Juan Alberto Valdivia, el resto está literalmente condenado a realizar una campaña muy a cuesta arriba en donde la mayoría ya desde ahora podemos decir que van a perder.

 

Hemos afirmado en este espacio, que el candidato a la alcaldía de La Paz, José Hevia, no es ni la sombra de lo que fue en el 2015, como abanderado del Partido Verde en términos de competitividad, ahora muestra serias carencias que seguramente volverán a quedar evidenciadas una vez que se anuncie la conformación de su planilla de regidores para el Ayuntamiento que esperar presidir y donde ya se manejan los nombres de los eternos dirigentes, Amadeo Murillo de la CTM y Ramón Alvarado de la CNC.

 

Veremos, si es que se logra, cuánto dura la “unidad” solicitada el pasado sábado, casi como un ruego y clamor por el dirigente nacional Enrique Ochoa Reza.

 

Veremos cuánto dura.