Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es martes, 28 de junio de 2022

Gran tribuna

• Arranca este año con un aumento en la ebullición política provocada por las elecciones de julio próximo • La vaca muda, es un apunte que escribí para recordar a un gran político: Don Antonio Wilson González • Conversaciones con el diablo


Los primeros días de este nuevo año van aparejados con un incremento de la ebullición política en todo el estado. Y estos se deben a que se abren los tiempos para la renovación de las alcaldías, diputaciones locales, federales y el Senado de la República. Y para esto ya hay nombres y proyectos. Entre los acomedidos y apuntados destacan los alcaldes de Los Cabos Arturo de La Rosa y la de Loreto. Ambos no tienen grandes esperanzas de reelegirse con facilidad. Ambos pueden perder. Y las razones para eso es el pésimo desempeño en sus gestiones. La Loretana está peleada con los sectores productivos que en su anterior campaña le dieron apoyo y confianza y simplemente los defraudó. Y la respuesta a esta riña la tuvo la señora en su segundo informe donde la despreciaron y quedaron miles de sillas vacías. El caso de De la Rosa es diferente.

 

Gracias al derroche de recursos en medios da la impresión que tiene la fuerza para repetir la hazaña. Se le creyó y se dio el beneplácito. Sin embargo en estos días se han realizado sondeos y aparece en un segundo lugar con un candidato independiente a la cabeza y con un amplio margen. Y además muy cercano de su nuevo adversario Ernesto Ibarra que ya levanta simpatías en todos los enemigos del edil. Ibarra se puede convertir en el enterrador del alcalde. Las inconveniencias de La Rosa, son la carencia de propuestas.

 

Y se debe a la frescura de las memorias colectivas de los Cabeños que no olvidan las anteriores, las cuales no han aterrizado. No ha cumplido en pocas palabras. Y es cierto que un votante defraudado es un factor que se multiplica y tumba proyectos y hace perder elecciones. Y en esta misma tesitura se encuentran la mayoría de diputados que conchudamente van por la reelección, sin merecerla y sin propuestas. Por otro lado, por el amable se contará con candidatos confiables y merecedores del voto como Francisco Pelayo Covarrubias y la maestra Adela González Moreno que son garantías de victoria electoral. Como vemos pues habrá de todo en la Viña electoral. Adelante.

 

·         La vaca muda, es un apunte que escribí para recordar a un gran político: Don Antonio Wilson González

Hoy les voy hablar de vacas. Dicen que la vida nos enfrenta con temporadas de vacas flacas. O nos regocija con vacas gordas. Padecí en 1992 una racha económica cruel. El empleo se me tambaleo. Los lectores agradecidos se esfumaron. Y un gobernador había prescindido de mis servicios. Y además había roto la comunicación. Era difícil la situación. Y cuando eso me sucede se me agudiza el ingenio.

 

Y resulta que un viernes por la tarde de ese año, después de una prolongada siesta paceña, me despertó un olor a comida extraordinario. No era en casa obvio. Y si en el exterior. Me pongo en movimiento. Y cuando menos acuerdo estoy en las calles Altamirano y Morelos. Y el olor sale de un pequeño puesto de tacos que tiene un letrero grande " La vaca muda". Lugar agradable, limpio. Y se me hizo muy cómodo. El mesero me invita a pasar- ándele, para que pruebe los taquitos de lengua- Gracias, joven, se me antojaron, pero no traía un solo peso. Pero le aseguré. No tardó, regreso pronto.

 

Me fui caminando por la Morelos, torcí en el malecón, di vuelta por la 16 de septiembre. Y llego a la alcaldía. Me anunció con los asistentes del alcalde, ese hombre leyenda don Antonio Wilson González. Para mí buena suerte me recibió pronto. Y ahí estaba ese figurón de político. Me ve de ganchete- extrañado por la visita-Me indica con un ademán que me siente. Sigue firmando y firmando. Hace un receso y me dice ¿ Y? Motivo, asunto. ¿O qué? ¿A qué debo el honor don Jesús? Y se la suelto directa, sin Rodeo: una apuesta de cinco mil pesos, señor. Este es el asunto.

 

¿Una apuesta? Sí. Dice usted que se sabe la ubicación de todas las taquerías de La Paz. Creo que no se sabe uno que yo conozco. Si lo sabe le doy cinco mil pesos. Y si no, usted me los da. Y además me invita los tacos, los que yo quiera, con soda.

 

Los ojos de don Antonio brillaron de una manera especial. Aventó pluma y papeles. Se pone de pie. Y salimos. Nos subimos a su carro. Y me dice ¿Para donde le doy? Dele por el malecón, por favor. Le sale una sonrisita pícara. Me enumera todas las taquerías. Y le digo. Suba por favor por la  Victoria- ya no le gusto nadita- y después le digo dele por La Morelos. Ya su rostro se muestra compungido. Y le señaló el letrero- mire, léale por favor. Deletrea "la vacaaa mudaaaa! Qué es esto Chavez." Es una taquería don Antonio. Vengase.

 

No digo por respeto a los dos, cuantos nos comimos. Ni tampoco puedo describir la cara de contento de Don Antonio al comer esos ricos taquitos de lengua. Cachetitos, Ubre, y de todo.

Al regresar a la oficina, me paga mi dinerito. Y me pide un favor " no se lo cuentes a nadie" Cumplí.

 

-Para don Antonio. Un buen hombre.

-Para los dueños de esa excelente taquería ya desaparecida... Esa salsa asada de tomatillo, no tenía progenitora.

 

Conversaciones con el diablo

De manera tempranera la militancia priista está repudiando el falso liderazgo de  Gabriela Cisneros. Y no se descarte que se pida su salida. Se oponen las quejosas y quejosos que esta señora y su amo intentan quedarse con todas las candidaturas para repartirlas entre sus cuatachos. Malo...A mí me consta la desatención y actitud grosera. Hace días confirmo una entrevista de Radio y le valió. Triste y grotesca actitud...

 

Antes de despedirme de esta columna que es la última del diez y siete y la primera del diez ocho, agradezco a mi Director General Licenciado Cristian Karin Sanchez por el desayuno al que me ofreció. Un buen detalle que valoro en el alma. Y para todos mil lectores, mil gracias y un nuevo año. Y no olviden: hagan el bien. Y sean felices.