Noticias de BCS, México y el mundo.

Supimos que

28/12/2017 00:24 Por: Armida Torres

Día de los Santos Inocentes, que recuerda la masacre de niños, ordenada por Herodes, que buscaba asesinar al niño Jesús, para evita que ese niño, al convertirse en adulto lo destronara y se convirtiera en rey de los judíos.

 

 Fueron centenares los pequeños asesinados por los soldados de Herodes, que murieron decapitados, ahorcados o estrellados contra paredes y suelo de sus hogares o en las calles.  Pero fue una muerte casi o totalmente instantánea. Realmente fueron pocos los minutos de su sufrimiento. La  pena, la angustia y el dolor fueron para sus padres y su familia,  que no pudieron hacer  nada para impedir ésta masacre… Pero en el mundo actual hay millones de niños torturados, explotados vilmente por sus propios padres, familiares y secuestradores.

 

En todas las naciones y en  todo los estratos sociales, en todas las razas y religiones, pero obviamente los que pertenecen a los sectores vulnerables son los que surten las estadísticas de “niños mártires”.  Para ser justos y muy apegados a la realidad, todos los días de año y no solo cada 28 de diciembre debía consagrarse para  recodar a estos  niños mártires. Esos que la humanidad tortura y  asesina  las 24 horas de todos los días de todos los años, como si en lugar de ser las crías de su especie, las sucesoras para que la humanidad sobreviva, el   “homo sapiens”, el “rey de la creación”, el ente pensante del planeta tierra,  las aniquila, las excreta como desperdicios inmundos. Jesucristo, Hijo de Dios, tu sacrificio, el martirio que sufriste por la  salvación de la humanidad  ¿habrá sido en vano? No, desde luego, por millones de pecadores siempre habrá  justos que merecían y merecen ser salvados para justificar tu calvario… Nuestras fraternales condolencias para Jesús Chávez Jiménez y su familia por la desaparición física de su padre, don Francisco Chávez Villalba.

 

El patriarca de la familia Chávez Jiménez con el que tuvieron la fortuna por la gracia de Dios, de compartir gran parte de sus vidas. Descanse en paz… También un saludo fraternal para la familia Tuchman Payén y Farías Tuchmann, por el sensible fallecimiento de Ma. Elena “Nena” Tuchmann de Farías….También falleció Ignacio Ayala, miembro de la familia Ayala Lucken, el mayor del clan. Descanse en paz… Y cuando escribimos esta columna nos llega la mala noticia de la muerte de Raúl Olachea Lucero, un buen amigo desde nuestros lejanos años juveniles, al que recordamos con afecto. Fue también amigo de mi esposo Felipe. Asistimos a su boda, con Esthelita Villalobos.  Nacieron  sus hijos y su hija.  Raúl, descansa en paz y para tu familia nuestra solidaridad con su pena.  Hasta la semana próxima, Dios mediante.

 

También te puede interesar

Supimos que
Gran tribuna
Buenos días, B.C.S.