Michelle Valdez

Arrancó el proyecto de ayuda comunitaria “Que Cabo no pase frío”

21/12/2017 00:34 Por: Brenda Yañez Arrancó el proyecto de ayuda comunitaria “Que Cabo no pase frío”

Por primera vez llegó la entrega de suéteres a San José del Cabo

Cabo San Lucas, Baja California Sur.- Por tercer año consecutivo jóvenes pertenecientes al grupo Rotrac Cabo San Lucas (CSL) del Club Rotario lanzó una vez más su campaña “Que Cabo no pase frío”. 


“Que Cabo no pase frío” consiste en donar cobijas, suéteres y toda clase de ropa en buen estado para que la gente en situación vulnerable no pase frío durante la temporada. 


Es por tal motivo que Rotarac y todos sus integrantes colocaron un puesto de suéteres y chamarras que funciona las 24 horas y opera mediante la colocación por parte de donantes de ropa abrigadora en buen estado y limpia, para que aquella persona que lo necesite con toda la confianza pueda tomar uno y llevárselo, llegando por primera vez a San José del Cabo (SJC). 


“Después de la petición de la comunidad ya tenemos stand en San José del Cabo, en el parque Fernando Inés Cota Sandez, en la colonia 5 de febrero. Gracias al apoyo del Ayuntamiento de Los Cabos y a la participación de toda la comunidad en esta noble causa” informaron a Diario El Independiente los jóvenes del club, esperando que en poco tiempo puedan colocar el stand en la delegación de CSL. 


Será en enero del 2018 cuando el puesto de suéteres sea levantado por los chicos de Rotarac, por lo que se hace la atenta invitación a la comunidad de donar ropa abrigadora en buen estado y limpia. De igual manera se hace la invitación a las personas que necesiten algo para cubrirse del frio a que con confianza tomen la ropa, ya que está ahí para ellos. 


Al ser un puesto que prácticamente se opera solo no tienen una herramienta que les permita medir la eficacia de la campaña, sin embargo, de manera constante miembros de Rotarac acuden al lugar a verificar que al stand se le esté dando buen uso y confirmó que en diferentes horas días es posible ver una mayor cantidad de ropa, que rápidamente es tomada por personas necesitadas.