Michelle Valdez

Ante la incapacidad, Gobernador de BCS opta por Ley de Seguridad Interior

13/12/2017 00:20 Por: Sebastián López Avilés Ante  la incapacidad, Gobernador de BCS opta por Ley de Seguridad Interior

Para los gobiernos locales, que el ejército, la armada, se salga de sus estados significa el Waterloo

La Paz, Baja California Sur.- Para el Dr. Mario Álvarez Ledezma, Profesor del Tecnológico de Monterey campus Ciudad de México, es comprensible que el gobierno de Baja California Sur (BCS), se diga a favor de La Ley de Seguridad Interior, pues carecen de la capacidad para tener policías eficientes.


Abordado en exclusiva para Diario El Independiente al concluir su ponencia “Una visión multidimensional de los derechos humanos” del Segundo Ciclo de Conferencias de Actualización Judicial, en el Poder Judicial del Estado, expuso que la postura a favor del Gobierno del Estado, responde a que todas entidades federativas han padecido de una profunda incapacidad de crear cuerpos policiacos confiables “Para los gobiernos locales, que el ejército, la armada, se salga de sus estados significa el Waterloo”


Indicó que el problema de esta Ley de Seguridad Nacional,  puede perpetuar la presencia del ejército y la armada en las calles, algo que no es positivo para nadie. 


“Esto hará que los gobernadores seguirán haciéndose tontos, no construyendo policías confiables, invirtiéndole, cómo lo han hecho otros estados, como Nuevo León que lo hizo porque la sociedad civil regia, se le fue a la yugular al gobernador “o resuelves el problema de seguridad o te vas”, y eso originó una policía que está dado resultados”, expuso al calificar como un acto de supervivencia, que estén a favor de la ley, porque los gobiernos se verán obligados a construir policías confiables. 


“Habrá que preguntarles a los gobernadores, al ejército, o a los funcionarios públicos, ¿con base en qué dicen que esa ley es adecuada? ¿Están en desacuerdo con lo que dice el alto comisionado de la ONU? ¿Cuáles son los elementos que tienen para validar una ley que no se sostiene por si misma? Es una barbaridad, típico de los políticos mexicanos” concluyó el decano.