Michelle Valdez

Turistas entregaron más de 10 mil regalos a comunidades vulnerables de Los Cabos

28/11/2017 00:49 Por: Brenda Yañez Turistas  entregaron más de 10 mil regalos a comunidades vulnerables de Los Cabos

Esto a través del programa “traiga un regalo en su maleta” de la Fundación Solmar

Cabo San Lucas, Baja California Sur.- Se acerca el fin de año y con él las fundaciones y asociaciones hacen un balance general de los objetivos logrados y las personas beneficiadas en 2017, como Fundación Solmar.


De manera permanente Fundación Solmar cuenta con una serie de programas de beneficencia para el sector más vulnerable de la sociedad, esto en colaboración con los hoteles de la cadena y es precisamente de los huéspedes de Grupo Solmar de donde viene la mayor ayuda que reparte la fundación en Los Cabos.


Muestra de ello es el programa “Traiga un regalo en su maleta” y así como su nombre lo dice consiste en que los turistas que vienen a hospedarse en los hoteles Solmar traigan consigo un presente, que será repartido principalmente a niños y niñas de escasos recursos.


Este programa ha generado un gran impacto, porque en lo que va del año se han entregado doce mil regalos, informó la directora de la fundación, Dinorah De Haro Inda.


“Seguimos compartiendo con la gente nuestros resultados e impacto de este 2017 donde entregamos más de doce regalos en especie que nuestros huéspedes trajeron desde su país con nuestro programa "Traiga un regalo en su maleta", agradecemos a los huéspedes por ese corazón generoso y por usar a Fundación Solmar como un medio para bendecir a muchas personas”.


Son muchos más los programas de Fundación Solmar que involucran directamente a los huéspedes e incluso se tienen visitas especiales a las colonias más vulnerables, para que vean con sus propios ojos la necesidad tan grande que existe en el destino, la cual es difícil de creer cuando uno se hospeda en los hoteles de lujo.


Este tipo de visitas despiertan la conciencia de los visitantes, que en muchos de los casos tienen tiempos compartidos en el destino y los hacen viajeros repetitivos que muestran un deseo de contribuir con la ayuda al destino como una retribución al “pedazo de Los Cabos” que ellos adquirieron a través de su tiempo compartido.