Noticias de BCS, México y el mundo.

Más de 13 mil dosis, meta de aplicación de vacunas por influenza en SJC

sábado 04 noviembre 2017 | Por: Pamela Padilla Soto | Los Cabos Más de 13 mil dosis, meta de aplicación de vacunas por influenza en SJC

Alejandra Ávila Montelongo, médico epidemiólogo de la unidad 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San José del Cabo

San José del Cabo, Baja California Sur (BCS).- A medida de prevención ante la temporada de influenza estacional,  Alejandra Ávila Montelongo, médico epidemiólogo de la unidad 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San José del Cabo, invitó a la población menor a 5 años o mayor de 60, así como a grupos de riesgo, a aplicarse la vacuna contra influenza, cuya meta estatal es de 77 mil 300 dosis y en San José del Cabo, alrededor de 13 mil 500.


“En lo que va hasta la semana pasada llevamos 337 dosis, iniciamos hace dos semanas, la vacuna es gratis, pueden acudir a cualquier institución a aplicársela”, enfatizó.

Más de 13 mil dosis, meta de aplicación de vacunas por influenza en SJC

Explicó que la influenza es un virus respiratorio que se encuentra de forma estacional cada temporada invernal, el cual comienza de la semana 40 a la 20 del siguiente año, que son los meses de frío, con tres virus circulando de forma constantes que pueden sufrir mutaciones que los hace diferentes cada temporada, regularmente uno tipo A y dos B.


Derivado de que se transmite por las secreciones nasales y faríngeas de una persona que está enferma y cuando tose, estornuda o habla, al expedir pequeñas partículas con virus que pueden viajar alrededor de metro y medio, es posible que una persona las inhale o toque las superficies donde el virus puede perdurar hasta 48 horas y si luego se toca boca, nariz u ojos, puede adquirir la infección por influenza.


Ávila Montelongo detalló que los síntomas consisten en fiebres altas de difícil control, tos, dolor de cabeza, malestar general, dolores articulares, de músculo, diarrea, dolor abdominal, dificultad para respirar, por lo que hizo énfasis en la importancia de que la vacunación se aplique en grupos vulnerables, como embarazadas, diabéticos, las personas con enfermedades pulmonares crónicas, asmáticos, con VIH, insuficientes renales, quienes están en tratamientos para el cáncer que disminuyen sus defensas.


Expuso que algunos datos de alarma en menores de 1 año ante los que hay acudir de manera inmediata al doctor son fiebres altas que no se puedan controlar, si el niño está postrado, no tolera la vía oral, tiene aumento en la respiración, que se le hunde entre las costillas, tiene aleteo nasal, se le ponen las uñas o la boca moradas, pues puede tener complicaciones, además advirtió.


La epidemióloga de la unidad 6 del IMSS de San José del Cabo, recomendó a los enfermos que procuren no acudir a lugares donde haya mucha gente y si tienen que hacerlo utilizar cubre bocas, quedarse en casa a reposar, que cuando estornude o tosa se cubra nariz y boca con el ángulo interno del codo o un pañuelo desechable, porque de hacerlo con la mano quedan las secreciones del virus y así contagian, de ahí también la importancia del lavado constante de manos, sobre todo si tiene contacto con superficies de uso común.


“Hay un mito a que la vacuna causa un cuadro gripal pero esto no tiene razón de ser porque es una vacuna que tiene una proteína, un antígeno y ni siquiera un virus atenuado como el del sarampión y rubeola, pero lo que ocurre es que estamos en temporada alta de circulación del virus y puede ser que coincida que cuando nos la apliquen ya estemos enfermes y sea una coincidencia, más si puede haber dolor en el sitio de aplicación, dejar rojo y nada más”, aseguró.


Destacó entre otras medidas de prevención, evitar cambios bruscos de temperatura, abrigarnos, abundantes líquidos, comer frutas, sobre todo amarillas con alto contenido de Vitamina C y verduras.