Noticias de BCS, México y el mundo.

Cable de fibra óptica para conectar a BCS con México costará 800 MDD; estará listo en 2021

14/11/2017 01:16 Por: Rodrigo Aguiar Cable de fibra óptica para conectar a BCS con México costará 800 MDD; estará listo en 2021

De acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad, el gasto es 13% menor al que representaría seguir usando gas para generar energía de forma local. El cable submarino tendrá también 32 pares de fibra óptica que permitirá aumentar la cantidad de voz y datos de internet en el estado, que tiene una de las velocidades de internet más bajas del país; Otro de los beneficios es que se apagará la productora de Punta Prieta que emite gases contaminantes a la bahía de La Paz.

La Paz, Baja California Sur.- Aunque transmitir 320 kilowatts de energía desde Sinaloa a través del fondo marino del Golfo de California representa un gasto multimillonario, no será tan caro como seguir usando diésel y combustóleo para generar la energía eléctrica que el estado requiere, de acuerdo con un estudio al que tuvo acceso Diario El Independiente. 


El proyecto no solo incluye el cable submarino, que de acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) también tendrá fibra óptica: comprenden 995 kilómetros que unirán a la línea de transmisión Seri - Esperanza en Sonora con Ciudad Constitución y desde ese punto hasta la colonia Olas Altas a las afueras de La Paz, a través de torres de acero y dos cables submarinos bipolo.


Expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto de Investigaciones Eléctricas (IIE) analizaron cuatro rutas, una que incluía unir a Guaymas con Santa Rosalía, en embargo, el fondo marino es más del doble de profundo en dicha zona del Golfo de California. 


Mientras que en el tramo Guaymas - Santa Rosalía el lecho marino llega a alcanzar una profundidad de mil 600 metros, en el caso de la ruta Infiernito - Bahía de Kino la profundidad es de solo 600 metros. Además, la distancia se reduce de 138 a 88 kilómetros. 


Para iniciar el proyecto se realizarán al menos 11 estudios, un estudio barométrico para saber la conformación del suelo, estudios ambientales sobre flora y fauna, análisis físicos y químicos del agua, estudios de impacto en la pesca, estudios geofísicos y geotécnicos, el diseño de la trayectoria del cable y el tipo de protección que tendrá, el propio diseño del sistema de cableado y la posible ubicación de vestigios arqueológicos. 


La CFE todavía debe solicitar estudios de impacto ambiental para colocar las torres de alta tensión y el cable, en este último caso, en zonas cercanas al Área Natural Protegida de las Islas del Golfo de California en Baja California. 


Dicha zona es reserva y refugio de aves migratorias y de fauna silvestre desde 1978 y está conformada por los archipiélagos Encantadas, Ángel de la Guarda y Bahía de Los Ángeles, así como los complejos insulares del archipiélago de San Lorenzo. En esa zona vive el 70% de la población mundial de algunas aves como el charrán elegante, el paiño negro y el paiño menor, la gaviota ploma, la gaviota patas amarillas y el mérgulo de craveri.


También se requieren solicitud cambios de utilización de los terrenos forestales por donde pasarán las líneas de transmisión terrestres y solicitar al Instituto Nacional de Pesca los permisos de construcción en zonas de pesca, autorización de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SC) para navegación en aguas nacionales, permisos en zonas marinas, permisos a nivel municipal y anuencias del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).  


El proyecto será construido en 42 meses: se espera que los estudios previos y las autorizaciones estén listas a mediados del próximo año, que la ingeniería básica sea desarrollada a finales de 2018, y que los estudios definitivos y la construcción de la obra comience en 2019 para ser concluido en el segundo trimestre de 2021.


El proyecto que realizará CFE en el Golfo de California es similar a los que se han instalado en prácticamente todo el mundo con costos similares. Por ejemplo, unir mediante el cable submarino más largo del mundo a Noruega con Países Bajos tuvo un costo de 817 millones de euros, con un poder de transmisión de 700 megawatts y una pérdida de energía durante la transmisión de solo 4.2%. 


Pese a los altos costos, el proyecto representará un 13 por ciento menos de lo que se requeriría seguir generando energía mediante diésel y combustóleo en el estado. Mientras que el proyecto de gasificación del estado representaba un costo de 961 millones de dólares, el conectar al estado con Sinaloa vía Baja California y Sonora a la red eléctrica nacional tendrá un costo total, incluyendo inversión física y modernización, de unos 800 millones de dólares. 


El cable submarino tendrá también 32 pares de fibra óptica que permitirá aumentar la cantidad de voz y datos de internet en el estado, que tiene una de las velocidades de internet más bajas del país. Por ejemplo, mientras que en la zona central del país el promedio de velocidad de internet suele ser de casi 10 mbps, en el estado, que depende del internet de un solo proveedor, no se suele sobrepasar en promedio de uno a dos mbps. Otro de los beneficios es que se apagará la productora de Punta Prieta que emite gases contaminantes a la bahía de La Paz.


Debido a cuestiones técnicas y meteorológicas, han sido frecuentes los cortes en la única línea de fibra óptica que abastece al estado, la cual cruza desde Sonora hasta Santa Rosalía y desde ese punto, por toda la carretera Transpeninsular hasta La Paz. Esto ha llevado a la paralización de los servicios financieros y bancarios, así como de telefonía móvil y fija, la última el año pasado en plena emergencia causada por el paso del huracán Newton.  


La red de fibra óptica de CFE es operada por Telecomunicaciones de México (Telecomm), la cual se espera que en breve comience a ofrecer el servicio previo a la autorización de sus tarifas por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). La CFE ya ofrecía el servicio de fibra óptica a empresas pero a raíz de la reforma en el sector telecomunicaciones, su manejo pasó a manos de Telecomm, a la que fueron cedidos todos sus contratos. 


A la interconexión con la red nacional se le sumará la instalación en el estado de una planta de energía solar de 23 megawatts, la cual será construida por la empresa francesa Engie. De acuerdo con estudios de la Secretaría de Energía (Sener), la demanda de electricidad en el estado se duplicará para el año 2030, principalmente en la zona sur, donde se espera que la industria turística siga creciendo. 


A partir del próximo año se espera que comiencen a usarse fuentes de energía renovables como la solar y la eólica, que en su conjunto deberán generar para dicho año un tercio de la energía eléctrica que requerirá el estado.

Cable de fibra óptica para conectar a BCS con México costará 800 MDD; estará listo en 2021