Noticias de BCS, México y el mundo.

Buenos días, B.C.S. - lunes 06 noviembre 2017


· Recordando a los muertos vivos, y a los vivos muertos…Calaveritas literarias… · La rebelión de los abuelos; con humor…sobre abuelos y nietos, hijos



 A propósito de vivos y muertos, me quedaron “en el tintero” algunas calaveritas

Bueno, como todavía “huele a muertos”, con ello solo refiriéndome al reciente día de muertos, (no a los otros muertos “ya sabidos”) con sus grandes fiestas, sí, celebraciones con múltiples marchas en casi todo el país con vistosos disfraces y calacas “en vivo”, sí, osamentas que van bailando y caminando, gesticulando que con gran habilidad los hacedores lograron, música combinada con oraciones en los panteones, en los altares construidos exprofeso, en fin…y por supuesto las tradicionales calaveritas literarias en los diferentes medios impresos y electrónicos y hasta de voz daclamadas en versitos, etc. que con todo ello volvemos a revivir a nuestros muertos, a hacerlos presentes al recordarlos en especial siendo así “muertos vivos”, que vuelvan, si no a vivir físicamente sí A EXISTIR entre nosotros, en nuestros pensamientos, en nuestra espiritualidad, en nuestros corazones con amor y/o cariño…sobre todo a los seres queridos más cercanos pero también a aquellas personas de amistad, de veneración, a esos héroes o forjadores de patria cuyos nombres nos hacen recordarlos en sus fechas del nacer o morir como los grandes hombres y mujeres de la independencia de nuestro México, de la revolución, o quienes de alguna manera murieron por la patria. A propósito, veamos estos versitos de San Agustín:

 

Aquellos que nos han dejado/ no están ausentes/, sino invisibles.

 

Tienen sus ojos llenos de gloria/, fijos en los nuestros, llenos de lágrimas…(San Agustín).

 

Sin embargo, y hay que decirlo, cuando por alguna razón nosotros mismos, o en la propia historia de una nación LOS VAMOS ENTERRANDO EN EL OLVIDO, en efecto quedan enterrados para siempre precisamente con el manto del olvido. Sin embargo y por ejemplo, Pancho Villa, Benito Juárez, Miguel Hidalgo, y muchos más, cuando menos están vivos en los libros, en nuestra historia de México, en escenarios, que cada año los revivimos; digo. No así “personajes” como Victoriano Huerta  está totalmente muerto que aunque lo mencionemos en la historia, sí, pero COMO EL GRAN TRAIDOR, es un muerto, muerto, ausente, NO EXISTE, no tiene presencia en nuestro corazones y pensamientos, no hay veneración). (Todo ello en función del el día de los muertos; en lo personal, cada quién los recuerda a su manera, cada día, cada fecha, cada foto, cada frase, cada quien…)

 

EN CUANTO A LOS “VIVOS MUERTOS” QUÉ PODEMOS DECIR; QUE VIVEN PERO ESTÁN MUERTOS

Sí, me refiero a todos esos seres humanos que aunque tienen vida, que su organismo físico, sus órganos, están funcionando PERO ESTÁN FUNCIONANDO MAL, el cerebro de estos está lleno de maldades; su corazón de perversidades; sus sentimientos y alma negra del mal; y por lo tanto para muchos de nosotros están “muertos en vida”, no refiriéndome pues a esos pobres seres humanos llenos de sufrimientos por su precaria salud, o por su vida sentimental y emocional que los derrumba en plena vida; no, yo me refiero a los vivos muertos que tanto mal le han hecho y le siguen haciendo a su país, a su propia patria, a México, a sus familias, traicionándola en cada una de sus acciones y hechos por ellos generados como los de esa clase política QUE SOLAMENTE VIVEN PERO PARA SÍ MISMOS y sus entornos muy cercanos; y también a los que asesinan, que matan sin misericordia a tantísimos mexicanos-para el caso-, a personas y personitas inocentes que ni siquiera la debían. Y por supuesto que en estos conceptos incluyo al extranjero como Donald Trump que está en camino de desencadenar una hecatombe que acabaría con casi toda la humanidad; también el de Corea de norte Kim Jong-un, y todos aquellos extranjeros que desprecian a otros seres humanos que no son de su estirpe, de “su nivel”, de su raza, de su color. Todos estos pues aunque viven físicamente son vivos-vivales muertos en la conciencia nacional, el sentimiento, la valoración de los que somos más, muchos más, que esa minoría, minoría, sí, PERO CON PODER que quizá nosotros mismo se lo hemos dado y que…¿se lo volveremos a dar?, mmm…no sé.

 

A PROPÓSITO DE VIVOS Y MUERTOS, ME QUEDARON “EN EL TINTERO” ALGUNAS CALAVERITAS

Calaveritas literarias que por cierto ya no son tan leídas como antes al decir de algunos conocedores pero, digo, no se van “a morir” todavía. Va este ejemplo sobre las calaveras muertas…

 

LA HUESUDA BRINCA CONTENTA

Finalmente lo ha conseguido/ han muerto las calaveras/ y la tradición quedó en el olvido.

Las calaveras murieron no es difícil de entender/ se murieron de tristeza/ nadie las quería componer.

De Baja California a Yucatán/ se escucha el llanto del velorio/ y es que papel y palabras

penan ya en el purgatorio./

Ya nadie las quería leer/ decían que eran de viejitos/ flacas lágrimas de tinta

rodaban por sus ojitos./ Es trágica la muerte de esta tradición/ culpa de muchos mexicanos/

a los que olvidados en el panteón/ calaveras y diablitos les trinchan el corazón.

La muerte viene de manita sudada/ a su lado trae un monstruo gringo/

entre hallowen y pizza helada/  las calaveras al hoyo se echan un brinco.

La muerte presurosa no para de trabajar/ los restos de las calaveras no son fáciles de arrastrar

"A estos versos ojerosos me los llevo a la tumba para comer tamalitos y bailarnos una rumba"

"Ay pelona desgraciada, cruel será tu penitencia/ maldecía una calavera/ de la que la muerte no tuvo clemencia. La última de las calaveras gritaba con dolor "¡Ay canija! ¡Ya me llevas! pero con harto Amor./ La muerte contenta, de la calidad del cargamento/ Baila, patina, canta y da saltos de contento/ "para esta bola de calaveras, muy cruel será el tormento" y al hoyo se fueron todas,

ingeniosas o sin talento/ el epitafio así lo dice: "Yace aquí del ingenio un buen invento"

* LA REBELIÓN DE LOS ABUELOS, CON HUMOR…DE “LA ASOCIACION NACIONAL DE ABUELOS”.

Un joven  preguntó: "¡Abuelo! ¿Cómo vivías antes: Sin tecnología. Sin aviones. Sin internet.

Sin computadoras. Sin TV plasmas o led. Sin aircons*. Sin autos. Sin teléfonos móviles, tablets, notebook y laptop?. "Y el abuelo respondió: "Al igual que tú generación vive hoy: Sin oraciones.

Sin compasión. Sin honor. Sin respeto. Sin vergüenza. Sin esfuerzo. Sin responsabilidades”.

 

Nosotros, las personas nacidas en el siglo pasado, somos bendecidos. Mientras jugábamos y montábamos  bicicleta, nunca usamos cascos. Después de la escuela, jugamos hasta el anochecer en el vecindario, sin temor. Jugamos con amigos de verdad, no amigos de internet. No ganamos peso comiendo comida chatarra. Tampoco nos pasó nada por andar descalzos. Solíamos crear nuestros propios juguetes y jugar con ellos. Tus padres no eran ricos. Ellos dieron amor, no cosas materiales. No teníamos teléfono, ni celulares, DVD, Play Station, Xbox, videojuegos, computadoras personales, internet, chat, teníamos amigos de verdad. Visitábamos la casa de nuestros amigos sin haber sido invitados y disfrutamos de la comida con ellos. Es posible que hayamos estado en fotos en blanco y negro, pero puedes encontrar recuerdos coloridos en esas fotos. Somos una generación única y más comprensiva, porque somos la última generación que escuchó a sus padres, abuelos y tíos. También respetamos a los maestros,  profesores y hasta al cura del pueblo. Somos una edición LIMITADA! Cada dìa quedamos menos.  Disfrútanos mientras puedas. Aprende de nosotros.

 

Y ten presente que, nos costó mucho trabajo CONSTRUIR ESTE PAÍS QUE MUCHOS HOY ESTÁN DESTRUYENDO!. (Me llegó anónimo). Órale. Buenos días.