Noticias de BCS, México y el mundo.

Argucias choyeras - viernes 03 noviembre 2017


· “El compromiso de cumplir algún mandamiento sería un interesante programa electoral” Andrés Rábago García



 

Cuando la memoria falla, quizás es momento de acudir al médico para que verifique si es que existe alguna deficiencia vitamínica o pudiera ser el inicio de algún padecimiento. Para desgracia de la gente, los gobernantes lo que menos tienen es memoria y se olvidan de su “trayectoria” y “paso” ya sea por otros partidos o el haber ocupado alguna responsabilidad en donde pudieron ser factor de cambio para mejora de la comunidad.

 

Tal es el caso de Arturo de la Rosa, quien no olvidemos cómo promovió en campaña sus 60 compromisos, pero que a la fecha se han convertido en 48, porque únicamente fueron los que firmó. Es decir, sin más ha borrado 12 compromisos, que habrán de quedar ahí solo por no haber sido “firmados”. Eso fue lo que dijo en entrevista con reporteros de la fuente, tras la sesión extraordinaria de Cabildo en donde quedó aprobada la fecha, hora, orden del día, de lo que será la Sesión Solemne donde informará lo realizado en el actual ejercicio fiscal (pero que para engrosarlo van a incluir nuevamente todo el listado de lo que encontraron mal y que ahora resulta en 18 años en Los Cabos nada se hizo).

 

Sí que da sorpresas constantes el alcalde Cabeño, aunado al hecho de hacerse el mártir argumentando que hay quienes esperan le vaya mal a la actual administración, cuando el trabajo mal hecho ya lo trae a su espalda desde el momento que metió a su gobierno gente de dudosa reputación. Pero estimado Lector (a) pongo ante Usted lo que dijera en entrevista.

 

De sus compromisos de campaña afirmó: “en la campaña nosotros planteábamos el escenario de 60 compromisos, de los cuales se firmaron únicamente 48, porque duró 60 días la campaña, sin embargo hubo eventos como el cierre de la campaña, los arranques, registros, eventos donde no tuvimos la oportunidad de firmar los 60 compromisos pero de los 48 compromisos que hicimos, ustedes se van a dar cuenta que llevamos prácticamente ya cumplidos todos, ustedes lo van a ver y hay algunos que están en proceso de cumplimiento.

 

Creo que de los compromisos que planteamos en la campaña y que ratificamos al inicio de la administración, mas todo lo que nos ordena el Plan de Desarrollo Urbano (equivocándose en esto porque es el Plan de Desarrollo Municipal, tal como lo expresara en la sesión el Regidor Jesús Flores Romero, es pues el PDM donde se basan las políticas públicas que toda administración tiene como objetivo impulsar) que hoy en día es el órgano rector de las acciones de nuestro gobierno, ustedes se van a dar cuenta de cómo ha habido un cambio enorme en nuestra administración, pero que por supuesto todavía tenemos mucho por hacer, nos faltan muchas cosas por resolver y que afortunadamente estamos trabajando para que las cosas sucedan, lo más difícil es poder lograr los cambios, lo más fácil es señalar lo que no se ha hecho y bueno, por eso muchos apuestan a que no le vaya bien a la administración, pero quienes queremos a Los Cabos, quienes estamos comprometidos con nuestra tierra, quienes estamos comprometidos con la administración, estamos bien convencidos de que el cambio se sigue dando todos los días y si participa la ciudadanía, se va a hacer el cambio mucho más fácil”.

 

 

 

Pero el colmo de la amnesia política le llegó cuando le preguntaron en torno a lo que habrá de informar y de lo que dijo sentirse: “sí satisfecho mas no conforme, creo que todavía tenemos muchas tareas que hacer, hemos logrado acabar en tiempo record acabar con muchos problemas heredados de muchas administraciones, como las deudas institucionales, estamos en saneamiento de algunas otras, todavía tenemos importantes rezagos porque el rezago que recibimos de la administración era de 18 años que dejaron de hacerse muchas cosas (úchala y en ese tiempo el hoy primero de los iguales, si recordamos fue Regidor, Delegado en Cabo San Lucas y Diputado Local, es decir, él contribuyó y fue actor principal de ese “rezago”) y que en dos años es difícil darle la vuelta a todo lo que recibimos, sin embargo, creo que traemos un avance muy significativo que ustedes estarán viendo puntualmente en el próximo informe de gobierno”.

 

Y sobre la posibilidad de reelegirse dijo: “lo más importante es que podamos terminar bien nuestra administración, que seguramente quien nos sucede en la responsabilidad va a encontrar en muchas mejores condiciones financieras, muchas mejores condiciones en infraestructura, que la que nosotros recibimos. Hoy es muy fácil, insisto, señalar que faltan cosas por hacer, pero hace dos años faltaba todo por hacer, pero hoy estamos en una situación muy diferente a la que encontramos la administración, en dos años para todo lo que le falta al municipio; el tema de la reelección es un tema que se explora, no es un tema que se descarta, sin embargo creo yo que a Los Cabos todavía le falta mucho por construir, a Los Cabos nos falta mucho por hacer y esa decisión tendrá que valorarse con nuestro partido, en el momento que se tenga que valorar. Hoy nuestros esfuerzos están enfocados al cien por ciento en seguir entregando resultados y en seguir abatiendo los rezagos que todavía tenemos en nuestro municipio, nos falta mucho por hacer”.

 

Es evidente que no hay congruencia en lo que se expresa por parte del alcalde de Los Cabos, lamentable que alguien que aspira incluso en un mediano plazo dirigir el destino del estado, estaríamos siendo rehenes de una persona que sin lugar a dudas lo que menos tiene por una parte es palabra, pues de 60, 12 compromisos los ha desaparecido del mapa; que no tiene memoria y ni respeta su trayectoria, quizás en su currículum vitae ha desaparecido ese “deshonroso” tiempo que fue parte de los que gobernaron el Estado y contribuyeron al rezago de 18 años que afirma; pero sobre todo habla de alguien que no sabe agradecer en lo absoluto las oportunidades que se le brindaron, en una carrera política meteórica que solo por ser “consentido”, “ahijado” o “compadre” fue favorecido con alguna responsabilidad, mas no la de cumplirle a la gente que se supondría representaría.

 

Lo peor es que en Baja California Sur la amnesia siga gobernando, pues a la fecha siguen responsabilizando en su mayoría, ante los hechos violentos que se viven, a la Federación. Pero en todo este enrarecimiento de panorama, la pregunta que circula entre las familias locales es: ¿cómo estaríamos si las fuerzas federales no hubieran intervenido?; ¿dónde estaríamos?. Y aún ¿cuál es el rumbo de Baja California Sur y su gente que sigue en medio del dolor perdiendo día a día, padres de familia, hijos, primos, adolescentes?. Si esto para los “amnésicos” es un Mejor Futuro, da miedo pensar el peor. Amnesia va y viene, el pueblo no olvida.