Diario El Independiente
Diario El Independiente

Noticias de BCS, México y el mundo.


Hoy es lunes, 21 de septiembre de 2020

Gran tribuna

* Si no reforzamos las instituciones estamos condenados al fracaso



 

En tiempos tan dificiles como los que estamos atravesando, se requiere el reforzamiento de nuestras instituciones. Y también la entrega absoluta de todos los servidores públicos. Esto es vital. Pero por desgracia esto no se entiende en el Congreso del Estado donde

Flaco favor, pero muy magro le hacen los diputados locales a sus Partidos políticos a los que pertenecen, a sus familias, a sus electores y a los ciudadanos en general. He señalado con mucha insistencia que el medio millón de pesos que ganan mensualmente es una ofensa y un atraco en un pueblo endeble como el nuestro en lo económico. Y mi señalamiento no es por envidia o porque no me compartan una tajada del botín. Es sencillamente porque esconden el pago, simulan. Y lo más cruel que no devengan ni un diez por ciento. Da la impresión que sus acciones son en contra de la gente. Se oponen en bloque a todo tema que recoge problemas ciudadanos. Ayer Díez de ellos de manera abyecta, injusta y cruel se negaron a impulsar un acuerdo que investigará el tema del secretario de SEP. Nada hubiera pasado si votarán a favor. Otro caso reciente es del diputado Edson Gallo que les regatea una mínima atención al grupo de policías que buscan todas las vías posibles para resolver el conflicto por el que atraviesan ¿ que cuesta? Nada unos cuantos minutos de su tiempo que se supone ya esta pagado a costos millonarios no perdería nada. Estos solo son dos muestras de la indolencia que les identifica y por la cual se han ganado el repudio ciudadano. Ignoran que con esta actitud están cerrando las puertas a los anhelos de seguir adelante. Y a sus Partidos los están arrinconando en los espacios inertes del ostracismo político.

 

* Recordar es vivir. Hoy comparto un momento de mi infancia y Mi Pueblo

 

*Las patadas de Aureliano

Mi madre me traía cortito siempre. Se ensañaba. No me daba muchas libertades.  Tenía que estar antes del noticiero de Federico Riestra. Y a las nueve ya dormidito.

No se negociaba nada. Los trasnoches de mi infancia fueron cuando me mandaba a cuidar a mis hermanas ya casaderas y bailadoras.

Me hiba bien. Los novios me daban dinerito y el dueño de una paleteria  me daba esquimales y bolis. Era novio de Andrea la mayor.

Me gustaba cuidarlas porque en la cancha había todo tipo de espectáculos. Muy diversos. Uno era mi favorito: ver pelear a nuestros policías al gigante de Aureliano y al Chaparrito de Humberto. Una pareja venenosa y buena para los golpes. Las patadas choyeras estas eran mis preferidas.

Los pleitos empezaban cuando los sheriffes tóbeños,pedían de manera comedida a los borrachos rijosos que se calmaran.Unos en aviso previo recibían un cachetadon de Humberto. Y en paz,

Pero cuando el borracho no era de La Toba y que venia de la Sierra,la cosa se ponía buena:saltaban a la cancha y a darle. Vi una noche pelear a estos dos con seis rancheros de El Secreto de donde son los Gurifais. Volaba Aureliano y caía encima de los pobres. Y con las patas descontaba a otros. Humberto por lo Chaparrito se trenzaba en lo cortito. No se usaban armas: puño y patas saladas. Solo.

Las porras estaban con la ley. Los bailes se suspendían. Las parejitas abrazadas gozaban los pleitos.

Y todos los pleitos concluían con llevarse a barandilla a los infractores. Y un largo aplauso para los ganadores.

Aureliano y Humberto fueron parte de la historia de La Toba. Un pueblo noble que nunca morirá.


 

CONVERSACIONES CON EL DiABLO

 

Las redes sociales, calan, exigen. Y juzgan. Ahora piden la cabeza de Alfredo Zamora García, Maritza Muñoz Vargas, Marco Antonio Armendáriz Puppo, Alejandro Blanco Hernández, Sergio García Covarrubias, Guadalupe Saldaña Cisneros, Eda Palacios Márquez, Araceli Niño López, Rodolfo Davis Osuna y Francisco Javier Arce Arce, son los diputados que VOTARON EN CONTRA de que se investigara el  caso de nepotismo de la Secretaría de Educación Pública. Estos nombres tienen tache. Y se ve muy difícil su rehabilitación política...Y con esto nos despedimos. No olviden: hagan el bien y sean