Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS - jueves 24 agosto 2017


Dentro de dos semanas podrían conocerse las primeras decisiones políticas de los partidos. Funcionarios diputados y alcaldes entre aspirantes a nuevas posiciones políticas. A unidad el elemento más escaso en la mayoría de los organismos políticos.

Dentro de dos semanas inicia formalmente el proceso electoral que culminará con las elecciones de julio del 2018, por lo que todos los partidos políticos se encuentran ya en un proceso interno del que primeramente tendrán que resultar los posibles precandidatos a los diversos puestos de elección popular que estarán en juego.

Partidos como el PRI presentan serios problemas de unidad interna ya que, aunque lograron conformar una planilla unitaria para la nueva dirigencia estatal encabezarán Gabriela Cisneros y Andrés Liceaga como secretario general, ya tienen muy poco tempo para trabajar una unidad real y efectiva antes de consensar las posibles precandidaturas que también pueden generar otra fuerte división.

Por supuesto que los más entrenados en el arte de a simulación política son los entrenados y viejos militantes del tricolor que ya tienen muy poco margen para maquillar sus verdaderas pretensiones.

La nueva dirigencia del PRI requiere de tomar decisiones fuertes o blandas pero basadas en sur realidad de lo contrario, seguirán tan solo como una estructura burocrática de la que se han colgado muchas figuras que sólo ha sido decorativas.

Sobre todo en el área de comunicación y prensa de este partido que está literalmente por los suelos y que definitivamente en ese rubro requieren de realizar verdaderos cambios de fondo para que acaben de una buena vez con la estupidez que prevalece en ese tema del comité directivo estatal priista.

Está claro que también en el PAN sus fuerzas internas ya se movilizan precisamente para preparare cuando las decisiones se tomen en función de la fecha de inicio del proceso electoral que es el próximo viernes 08 de septiembre.

En el blanquiazul su dirigente Rigoberto Mares ha hecho la tarea indicada en cuanto a la movilización de sus diversas fuerzas y organización interna para que sus estructuras partidistas apuntalen las decisiones que podrían quedar más claras a más tardar dentro de quince días.

para la dirigencia panista la posibilidad de que funcionarios estatales y municipales puedan ser habilitados en su momento como posibles precandidatos, es el tema que se ha conservado hasta ahora dentro de una disciplina política que no tarda en ser modificada precisamente por los tiempos electorales que literalmente ya están encima.

Los diputados locales y federales, así como los alcaldes actuales de la entidad, principalmente Francisco Pelayo (Comodú), Armando Martínez (La Paz) y Arturo de la Rosa (Los Cabos), concluirán su periodo por lo que es muy factible que muchos de ellos pretendan alcanzar nuevas posiciones políticas que estarán en juego el primer domingo de julio del 2018.

Respecto al resto de los partidos como el PRD, PT, Morena y demás, el elemento más escaso que registran es justamente la unidad interna por lo que les resultará muy complicado armar propuestas con expectativas de triunfo electoral, aunque queda claro que todos intentarán llevarse un trozo  del pastel electoral del año que entra.

Queda claro que partidos grandes o pequeños, jugarán a tratar de ganar todo lo que puedan por lo que pondrán especial atención en la nominación de sus abanderados políticos, primero como precandidatos y luego como candidatos para obtener la mayor cantidad de votos ciudadanos.

Así que estamos a punto de iniciar el último cuatrimestre del año en un ambiente cada vez más politizado y donde todo lo sembrado hasta hoy en la parcela política sudcaliforniana, entrará en una etapa de cosecha electoral en donde la ciudadanía tendrá otra vez la oportunidad de direccionar el destino político de la media península.

Ya veremos qué sucede en estas próximas dos semanas.