Noticias de BCS, México y el mundo.

Realidad de BCS

28/07/2017 00:38 Por: Jesus Ojeda

• Fracasó el delegado del CEN del PRI Aarón Irizar en lograr dirigencia de unidad en el comité municipal de La Paz • Los 221 consejeros de manera secreta elegirán el 09 de agosto entre las planillas que conforman Thalia Agúndez - Carlos Rodríguez y Abimael Ibarra - Maricela Ayala • En la elección del PRI municipal quedará sellado el destino de la dirigencia estatal y hasta de las candidaturas para el 2018

Definitivamente el gran reto de los priistas es evitar a toda costa que la división siga haciendo mella en sus filas y lograr por lo menos la unidad necesaria para llegar a procesos internos que reflejen el verdadero sentir de su militancia. Desgraciadamente para los integrantes del PRI el comité nacional de este organismo envió estas tierras como representante al senador Aaron Irizar, quien simple y sencillamente no ha podido con el paquete.

 

El senador sinaloense se ha pasado tiempo entre simulaciones y más simulaciones que no solo ha generado molestia de la verdadera militancia del tricolor, sino hasta desesperación y en algunos casos más decepción.

 

Vaya el representante del CEN ya no entendió definitivamente, no solo la idiosincrasia ciudadana del sudcaliforniano en general, sino la idiosincrasia política del priista de estas tierras que no se conforma con solo buenos deseos.

 

Sin embargo, dentro de la terrible división que existe en este organismo político literalmente desde 1999, cuando la política de la imposición de la dirigencia nacional probó de manera contundente que no siempre es la mejor opción y el tricolor perdió la gubernatura, parece que han llegado al mínimo acuerdo de hacer una especie de consulta a los conejeros municipales para elegir a la futura dirigencia del comité municipal del PRI de La Paz. 

 

Imagínese nada más.

 

Si así de reñido se observa la lucha por el comité municipal paceño, calcule usted amable lector cómo se pondrá la lucha interna por lo que será la nueva dirigencia estatal que se supone se tratará de trabajar una vez que concluya la conformación del comité priista paceño.

 

Quedó claro que Aaron Irizar no pudo y fracasó en su intento de lograr un acuerdo para una dirigencia municipal paceña de unidad, por lo que se registraron en atención a la convocatoria respectiva que se cerró la noche del pasado 20 de julio, dos planillas que irán a una elección por medio de los consejeros.

 

La primera fórmula está integrada por Thalia Agúndez y Carlos Rodríguez Matilla, para presidente y secretario general, respectivamente, mientras que la segunda fórmula está conformada por Abimael Ibarra y la exdiputada local Marisela Ayala, de igual manera para presidente y secretaria general, respectivamente.

 

La falta de operación política adecuada del presentante del CEN priista, llevó a este punto el proceso de selección interna a la dirigencia municipal del PRI paceño por lo que ahora tendrá que correr el riesgo de que los consejeros voten por quienes menos se espera.

 

Desde luego que tendrá que realizare la operación política respectiva con los 221 conejeros que votarán de manera secreta, directa e intransferible, el miércoles 09 de agosto, día convocado para tal efecto. 

 

Que la votación sea secreta es por supuesto una característica que pondrá de manifiesto el sentir de los priistas de La Paz y desde luego la capacidad de operación de los líderes priistas que a nivel estatal están definitivamente involucrados en este proceso.

 

Incluso quedará en claro si esos consejeros aún pertenecen al grupo político que los llevó a esas consejerías.

 

Tanto los senadores Ricardo Barroso e Isaías González, como la diputada federal Esthela Ponce y el delegado de Sedesol en la entidad Juan Alberto Valdivia, tienen puesta la atención en este proceso municipal que definitivamente es un claro ensayo de lo que puede ser la futura definición de la dirigencia partidista estatal.

 

De lo que se defina en el PRI municipal de La paz, el próximo 09 de agosto, seguramente quedarán perfiladas no solo la nueva dirigencia estatal, sino incluso las propias candidaturas del tricolor a los puestos de elección popular que estarán en disputa en junio del año que entra.

 

Así de trascendente se convirtió renovar al PRI municipal, de ahí la magnitud de la torpeza política del pésimo representante del tricolor nacional, senador Aaron Irizar, que ya desde ahora no parece tener buenas cuentas que rendir a su jefe político, Enrique Ochoa Reza, presidente nacional del tricolor.

 

Ya veremos qué sucede.

 

 

Este contenido ha sido publicado originalmente por diarioelindependiente.mx si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido, ojo AL PRINCIPIO DE LA NOTA. Atentamente Diario El Independiente.

También te puede interesar

Supimos que
Gran tribuna
Argucias choyeras
Buenos días, B.C.S.