Noticias de BCS, México y el mundo.

Gran tribuna - viernes 14 julio 2017


• Concluye uno de los hechos más vergonzosos en la historia de la educación. Hoy cedo mi espacio para que sea conocido • Esta mujer fue víctima de la insolidaridad, de la mujer a la mujer • Conversaciones con el diablo

 

·        A LILIANA- por maestro Francisco Careaga Domínguez

El caso de Liliana ilustra un problema que no es exclusivo de otros estados o de algunos grupos sociales. La indiferencia y la discriminación siguen siendo una práctica arraigada, en las autoridades y funcionarios de todos los niveles e instancias de gobierno cuando se trata de atender y resolver un asunto de un ciudadano común que no es amigo o pariente de alguna autoridad de primer nivel.

 

En febrero de 2016 Liliana fue informada que no podía seguir estudiando porque no había pasado una materia por acumulación de faltas y retardos que rebasaban el 25% permitido. Se lo hicieron saber cuándo, sin ningún problema se había inscrito al siguiente   semestre. 

 

El maestro que la reprobó entregó calificaciones días después de la fecha oficial para hacerlo, cuando el periodo que tenían los alumnos para solicitar, pagar y presentar exámenes extraordinarios se había cerrado.

 

Su reacción fue acercarse a las autoridades de la Escuela Normal Urbana a “Suplicar” por una oportunidad, argumentando con evidencias sólidas y documentadas que el maestro no había informado las calificaciones y por eso no había solicitado su “extraordinario”.

 

Esa “suplica” fue el inicio de un viacrucis que la llevó por la subdirección académica, la dirección y control escolar en la BENU.  Dirección de profesiones y departamento de educación normal en la SEP, Secretaria General de Gobierno, comisiones de derechos humanos, estatal y nacional,  el congreso del estado y judicatura federal.

 

La respuesta: indiferencia, reglamentos, jerga legal, conceptos jurídicos e interpretaciones de la ley, palmaditas y papeles y más papeles, pero ninguna autoridad tuvo la voluntad de resolver con un sentido de urgencia, humanidad y justicia la “suplica” de Liliana.

 

Con sus recursos promovió un amparo que le dio plenamente la razón: se habían violado sus derechos y se instruía a la directora de la BENU que se le permitiera presentar el examen extraordinario y se le inscribiera en el semestre que le correspondía.

 

·        Esta mujer fue víctima de la insolidaridad, de la mujer a la mujer

El amparo que debe “amparar” al quejoso ofendió a las autoridades de la BENU y a las de la SEP y en vez de acatarlo iniciaron una serie de triquiñuelas para retrasar su ejecución, amenazas e intimidación al punto de pretender darla de baja definitivamente de la carrera.

 

Por increíble que parezca 17 meses después Liliana está a punto de graduarse (le hicieron perder un año) llegó a esta instancia por presión del personal de la escuela, nadie ha sido sancionado o amonestado por el abuso y la violación sistemática de sus derechos. Al contrario han sido beneficiados y continúan en sus cargos administrando y velando la correcta interpretación de los reglamentos.

 

La historia de Liliana desnuda los discursos sobre el respeto o la Ley o el Estado de derecho y expone una escuela, una secretaria, un congreso y muchas otras instancias profundamente discriminadoras e indiferentes a los problemas y dramas humanos de los ciudadanos.

 

Desnuda también la ausencia de empatía y la insolidaridad de las mujeres hacia las mujeres, en la escuela, en la SEP y en el congreso fue “escuchada” por mujeres con capacidad para resolver de forma inmediata. La respuesta: “no se puede”, “reprobó con el mejor maestro de la escuela”, “está bien parado”, “se tiene que poner orden”, “es madre soltera”, “hay que cuidar el prestigio de la BENU” y otras sandeces más.

 

El caso de Liliana es uno de muchos, la diferencia es que ella no se doblegó, perdió un año pero aprendió mucho ganó en valentía, dignidad y en luchar por sus derechos.

 

Conversaciones con el diablo 

Como si hubiera matado a un animal, el chofer de la Suburban asesina del DIF Municipal de Los Cabos, se fue muy campante a su casa. Esta actitud impune ha provocado el repudio de los cabeños y de los sudcalifornianos en general que piden justicia para la familia de la mujer atropellada. Aquí no tienen otro camino las autoridades que aplicar con estricto rigor la ley. Estaremos al pendiente de este grotesco tema que evidencia a las instituciones...

 

En el Partido Verde Ecologista en la entidad, no solo está en veremos el liderazgo estatal, sino la permanencia del mismo Partido en el escenario político. Está en un tris de perder el registro... Hoy se llevará un gran encuentro entre periodistas y políticos. La sede será en la residencia del empresario periodístico David de La Paz Ascencio. Buena noche...Y con esto nos despedimos deseando lo mejor. Y no olviden: hagan el bien. Y sean felices.