Noticias de BCS, México y el mundo.

En pruebas “presa La Palma” de Los Cabos para su entrega

sábado 15 julio 2017 | Por: Alinne Mekler Aguilera | La Paz En pruebas “presa La Palma” de Los Cabos para su entrega

La infraestructura tendrá capacidad para 15 millones de metros cúbicos, la cual abastecerá los pozos de agua de dicha localidad

La Paz, BCS.- Luego de la inauguración de la presa Alberto Alvarado Arámburo en el municipio de Comondú, la cual tuvo un costo de 340 millones de pesos, la nueva presa La Palma en Los Cabos con valor de 280 millones de pesos, se encuentra en pruebas para verificar la calidad del equipo y las instalaciones, todo esto frente a la temporada de huracanes que se avecina para Baja California Sur (BCS).


"La función de esta presa es para control de inundaciones y recarga del acuífero y en este momento tiene un almacenamiento aproximado del 60% [...] vamos a tener una política cuanto a manejo de la presa para cuando se presente un fenómeno climatologíco, tanto la presa Alvarado Arámburo como en esta, se encuentren vacías y puedan captar toda el agua posible, minimizando los riesgos de inundación", comentó Luis Alfonso Martínez Plata, director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en la entidad.


En este sentido, Martínez Plata explicó para el medio que la capacidad de dicha presa es sumamente significativa, pues con ello se logrará mejorar el abastecimiento de los mantos acuíferos que proporcionan agua a la localidad de Los Cabos.


"Tiene la capacidad de 15 millones de metros cúbicos, entonces es un volumen importante, y por eso tenemos que hacer la recarga de ese acuífero, porque bien saben que en la parte de abajo se encuentran los pozos que abastecen el agua de la localidad de Los Cabos, entonces es necesario hacer la recarga de este manto acuífero para evitar el abatimiento", dijo el delegado.


El representante de Conagua en el estado, explicó que hasta hace apenas un mes, se realizó un desfogue en la presa Alberto Alvarado Arámburo en el municipio de Comondú, donde 7 millones de metros cúbicos que se tenía almacenamiento, fueron descargados para beneficiar al acuífero de Santo Domingo y al mismo tiempo para mantenerla vacía en caso de algún fenómeno climático se presente; indicando que la recarga de pozos depende del volumen que se tenga en cada una de las presas, indicando que no fueron construidas para retener agua, sino para un control en caso de inundaciones.