Noticias de BCS, México y el mundo.

Argucias choyeras - viernes 07 julio 2017


• “El legítimo derecho a disentir es un derecho existencia de la persona”. Friedrich Dürrenmatt

En los llamados tiempos del “cambio”, tan anunciado y cacaraqueado en campaña, cuando existía en muchas personas la creencia de que por una parte llegarían los que habrían de “limpiar” por completo el desaseo que una y otra vez señalaron. No solo eso, sino que serían capaces de brindar a las y los Cabeños un nuevo giro en cuanto a los servicios básicos que le correspondían; y hasta incluso, hubo quienes quisieron comprar la historia idílica de que procederían en consecuencia a tantos actos de corrupción que fueron una y otra vez citados.

 

Pero todo era parte del procedimiento para llegar “a”. La realidad pegó de golpe a quienes creyeron y le apostaron para que los azules gobernaran Los Cabos. Cierto, hay grupos (como la cúpula empresarial que se siente con derecho a mover los hilos en la localidad o hasta los que dé nunca haber formado parte en administración alguna, por andar casa por casa promoviendo en aquel entonces el voto, son hoy flamantes funcionarios que incluso han cambiado en un giro de 360 grados su forma de vida, como el irse de paseo por Europa, cuando antes ni para comer tenían) que se atreven a afirmar que todo lleva buen rumbo.

 

La realidad es que Los Cabos está peor que nunca, tan solo en el rubro de seguridad, estamos a algunos pasos de que se “mate a la gallina de los huevos de oro”.

 

Apostarle a hacer creer que señalar tantas tropelías, desaseo, así como la falta de control en materia de seguridad pública por parte del gobierno municipal, es solo un acto de irresponsabilidad, desdén u odio de “opositores”, es jugarle al “tío lolo”; porque “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

 

Al interior se están “desmadrando” porque unos llevan más tajada que otros, en cuanto a los “moches” dado por los proveedores, desde dinero en efectivo hasta en especie; pero más está el celo por las proyecciones personales que el alcalde ha permitido solo a ciertos y cuales, poniéndole el pie en el cogote a quienes se atreven siquiera sacar en redes algo de lo poco o mucho que trabajan. Eso dentro de sus servidores o su “equipo” que cada vez lo odia por sus excesivos ataques de irracionalidad, incongruencia y despotismo.

 

Al interior del Cuerpo Edilicio “no cantan mal las rancheras”, basta recordar la forma en que el Alcalde, sin tentarse el corazón y sin tomar en cuenta, por una parte de dar el derecho de réplica o por alusión, a “bocajarro” casi casi linchó en plena sesión a las dos Regidoras que se atrevieron a votar en contra del envío al Congreso de la propuesta de construcción de la desaladora (que tiene mucho más cochinero de fondo ese tema).

 

No solo eso, sino que a través del secretario general, Luis Alberto González Rivera, operó burdamente para quitarle el asesor a la regidora Eulalia Díaz Guzmán. Está por demás citar que en anteriores ocasiones, precisamente desde esa área de gobierno se fomentaron golpeteos a través de amanuenses para que destrozaran la imagen de la Doctora.

 

 

Por ello en la sesión ordinaria de este miércoles, la Regidora Díaz Guzmán dio lectura a un escrito en torno a los hechos suscitados, del cual citaré algunos párrafos tal cual fueron expuestos: “En el Artículo 19 de la "Declaración Universal de los Derechos Humanos", se lee: "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de nadie.

 

Inicio así mi lectura porque en la sesión pasada de cabildo del día 7 de junio de 2017 fui violentada verbalmente por la gran mayoría de mis compañeros aquí presentes, solo por haber presentado un voto en contra a un dictamen del cual expuse no estaba de acuerdo como se presentaba, dejando claro y lo cual de manera enfática y enérgica manifesté, NUNCA en la intensión de privar a los ciudadanos de la delegación de cabo san Lucas de la distribución y servicio de agua potable, vital en nuestras vidas para mantener nuestra salud, nuestras actividades cotidianas, y lo asenté con conocimiento de causa pues su servidora padece de la misma carencia que la gran mayoría de la población donde en ocasiones sobrevivimos hasta cuatro semanas con la falta del vital líquido, lo que hace cotidiano vivir en una colonia popular donde las carencias no solo son de agua, sino también de pavimentación de calles, y algunas áreas falta de alumbrado público entre otras, por dar tres ejemplos”.

 

Y pese a ello se mantuvo en la decisión de votar en contra el dictamen; indica, “aunado a lo hasta aquí leído, comento a este Pleno que el pasado día 9 de junio (dos días después de mi postura en la Sesión de Cabildo) se le notificó a mi asesor Lic. Jorge Luis López Beltrán por parte de secretaria general que fue relevado de esta responsabilidad y quedaba a disposición de la dirección de recursos humanos a partir del 8 de junio del año en curso, sin especificar la causa, después, el día 14 de junio se envió un documento a los regidores designados como encargados de la oficialía de partes en las oficinas de cabildo al C. Samir Savin y C Javier rubio castro donde les hacen saber la misma acción; que el mencionado asesor causaba baja por así convenir al servicio público y por reingeniería de la nómina municipal. De igual manera se llevó a cabo el mismo trámite de oficialía mayor a tesorería con el mismo argumento”.

 

Indicó que “no existe renuncia firmada por el afectado, lo que ubica un escenario laboral por despido injustificado. De manera respetuosa hago un llamado al ejecutivo municipal así como al secretario general para que se apeguen al reglamento y de manera formal como lo señale antes se me atienda y se responda conforme a derecho la situación que expongo. De no tener respuesta como lo solicite desde el pasado 19 de junio, estas acciones operadas por los distintos funcionarios municipales se traducen en violencia de genero político, donde se me cuestiona la decisión de mi voto que de manera responsable emito, recibiendo como respuesta el hostigamiento verbal para obligarme a cambiar mi decisión como sucedió en la sesión pública pasada”.

 

Solo por precisar, en el Reglamento interior del Ayuntamiento de Los Cabos se especifica en el Título Tercero, Atribuciones y obligaciones de los integrantes del Ayuntamiento y de las Comisiones. Capítulo Primero. De las atribuciones de los integrantes del Ayuntamiento Del Ayuntamiento: t) Hacerse de todos los datos o información, de forma veraz, oportuna y evaluable, para el mejor, más sabio y eficiente ejercicio de su autoridad, para el ejercicio transparente y accesible del Gobierno Municipal para la ciudadanía en la atención de sus solicitudes y problemas; u) Contratar apoderados o agentes especiales, para la investigación de asuntos administrativos de su interés y competencia; De la Ética de los Integrantes del Ayuntamiento Artículo 52.- Los integrantes del Ayuntamiento guardarán el debido respeto y compostura en el recinto oficial, durante las sesiones y en cualquier acto público con motivo de sus funciones, en congruencia con su dignidad de representantes del pueblo.

 

REFUEGO

Y sin embargo solo se burlaron de ella…